Matute y Tino de Parchís brillan desde el Auditorio Nacional vacío

Espectáculos EL UNIVERSAL

"¡Echemos desmadre!", exclamó Tino, exintegrante del grupo Parchís, aceptando la invitación que le acaba de hacer Jorge D'Alessio en un Auditorio Nacional vacío.


Y entonces brincó sobre su lugar, corrió después al lado del baterista que chocaba sus baquetas y de ahí saltó para encontrarse con la cantante Tana Planter vestida como la "Ficha Amarilla".

"¡Gracias de verdad!", dijo después el interprete de origen español, en su adolescencia de los más dominantes en la década de los 80's.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Matute Oficial (@matutemx) el

Tino fue invitado esta noche y por unos minutos, al recital virtual que Matute, la banda liderada por D'Alessio, ofreció desde el inmueble de Reforma, por ahora cerrado al público por la pandemia del COVID-19.

Durante casi tres horas la banda viajó a la década de los flecos largos, los suéteres sueltos y los mocasines en la escuela secundaria, a la que siempre le ha rendido homenaje musical.

Es más, su nombre la adoptó del personaje policiaco de la serie animada Don Gato y su pandilla, hecha en los 60's, pero que explotó en la televisión abierta mexicana dos décadas después.

Un popurrí con "Venezia", de los Hombres G; "Es por amor" del grupo Git y "Un nuevo amor", que popularizó María del Sol, abrió la noche en donde la banda requirió de cinco pantallas, humo artificial y dos escenarios, uno colocado tras bambalinas.

Después fue una lluvia de temas como "Obsesión", de Miguel Mateos, "Sé como duele" de Karina, "La sirenita" de Rigo Tovar, "El Noa Noa" de Juan Gabriel y coros o estractos musicales de "Live is life", de Opus y "We will rock you", de Queen.

También hubo un popurrí de lo que se llamó placeres culposos incluyendo "Bazar", de Flans, "No me puedes dejar así" de Luis Miguel y "Suena tremendo", de Magneto.

"La verdad se hicieron tremendas canciones en la época", exclamó Tana en algún momento.

D'Alessio, uno de los hijo de Lupita "La Leona Dormida" lució una playera negra maldiciendo en inglés al Covid, la enfermedad que obligó a la banda a cancelar presentaciones desde abril en EUA y México, la cuales, anunció, ya tienen fechas para 2021.

Previo al concierto los seis integrantes se hicieron la prueba para detectar el virus y así poder estar juntos durante la presentación, aunque usaron tapabocas en el ensayo general.

"Queremos pedir que cuando salgas a la calle y pelees tus batallas", dijo el músico dirigiéndose al público virtual, "hagas el acto de amor más grande de una persona por otra y es cuidarlos, usa el tapabocas".

"Estamos hasta la madre de esta ching... y miles de personas nos estamos comiendo un che cable y ya necesitamos salir", agregó.

En varias ocasiones, mientras continuaba la música, quien cantaba guardaba el silencio como en un concierto normal esperando la retroalimentación con el público.

"Necesito ruido, ruido en la casa", gritó la cantante.

Matute informó que en las siguientes semanas se darán sorpresas en sus redes sociales.

Durante casi tres horas la banda viajó a la década de los flecos largos, los suéteres sueltos y los mocasines en la escuela secundaria, a la que siempre le ha rendido homenaje musical. (Especial)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA