DICHOS DE SOR JUANA

Cultura SAÚL ROSALES

GRACIAS TE DOY PUES DEBO


A TU VOZ ELOCUENTE

LOS MÁS FELICES MEDIOS

QUE TENDRÉ DE VENCER,

QUE SON VENCERME

Regularmente se han citado en este espacio palabras de Sor Juana que con brevedad expresan un concepto inteligente y sentencioso, característica de los refranes. Se han entresacado de contextos que, también de forma breve, se han explicado. Mucha gente admite la sabiduría de los refranes aunque resulte que cada refrán choca con uno o más que lo contradicen. Lo cierto es que quienes los usan sienten que se adaptan a cierto momento, y los recitan.

Como se ve arriba, la idea que trasmite la Décima Musa no lleva atavío corto. De cualquier manera fue seleccionada porque es un concepto inspirador, de esos que muchas personas buscan en los libros u otras realidades para estimularse, superarse, ayudarse y a quienes los beneficiados sienten la necesidad de agradecer. Son versos de una loa que la Americana Fénix escribió para el cumpleaños del virrey Tomás Antonio de la Cerda, marqués de la Laguna. Los entona Venus para agradecer que el personaje-alegoría llamado Concordia ha conciliado a los querellantes de la obra.

Lo sustancial, pues, es que los versos descubren la necesidad de, como dice un proverbio, ser el arquitecto de su propio destino. Quienes buscan superarse -puede interpretarse así la idea de la Americana Fénix- habrán de encontrar en sí mismos, quizás ayudados por un factor externo -libros, personas, cursos, conferencias, relaciones- el modo de vencer sus debilidades, lo que será vencerse a sí mismo. En fin, Sor Juana dice: "Gracias te doy pues debo / a tu voz elocuente / los más felices medios / que tendré de vencer / que son vencerme".

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA