LA COLUMNA DEL PERRO

Columnas Social M.V.Z. MIGUEL DÁVILA DÁVILA

Siempre les recomiendo a las personas que quieren adquirir una mascota, que lo piensen muy bien antes de decidirse a hacerlo, pues sucede que en muchas ocasiones, nos hacemos de una mascota únicamente por casualidad, es decir pasamos por algún lugar donde se venden y nos atraen a nosotros, o nuestros hijos por algún rasgo en particular, o por alguna gracia que nosotros presenciamos en ese momento.


Lo mismo sucede cuando algún amigo o familiar nos regala alguna mascota y nosotros por "pena" lo aceptamos o por quedar bien algún patrón o funcionario que nos ofrece la mascota como regalo.

Pensemos muy bien que las mascotas requieren tiempo, para atenderlas, pasearlas, lavarlas y ejercitarlas.

Requieren espacio que a veces por el tipo de habitación no les podemos proporcionar a las mascotas de talla grande como son los labradores, rottweilers, dálmata, bóxer, pastor alemán etc.

Las mascotas requieren costo en la alimentación y atención medica veterinaria. Recordemos también que según la talla son la cantidad de desechos (excremento) y ni que decir de la pelecha (caída del pelo)

¿Por qué insisto en el tema?... Porque seguido nos llaman a la Clínica que ya no pueden mantener a su mascota, que ya creció mucho, porque brinca mucho y no nos deja salir al patio o jardín, porque nos vamos a cambiar de casa o por algún otro motivo; todos ellos muy válidos.

Al comprar o aceptar una mascota de regalo, desde ese momento empieza la responsabilidad, y termina con el fin del ciclo de vida de la mascota. Si por algún motivo mi situación cambia, es decir me cambié de casa y no tengo suficiente espacio, algún miembro de mi familia es alérgico al pelo de mi mascota, o me tengo que ir a trabajar fuera de la ciudad y no hay quien lo cuide, entonces debemos ejercer nuestra responsabilidad.

No cometamos actos cobardes de abandonar cachorros o perros adultos cerca de una persona que es amante de los perros.

No lo abandonemos a nuestro perro enfermo, en una casa vacía, en un lote baldío, en una carretera alejada de todo.

Seamos responsables y demos ejemplo de ello a nuestros hijos, amigos y vecinos, prediquemos pues con el "ejemplo".

En lo personal creo no podemos cambiar al mundo, pero si podemos colaborar para ello poniendo nuestro granito de arena para poder lograrlo.

Recordemos que la vida es como un espejo en el que nos reflejamos y si el reflejo de nuestra vida es de responsabilidad hacia los seres vivos que dependen de nosotros, como son las mascotas, con toda seguridad lo mismo haremos con nuestra familia y nuestros seres queridos cuando así lo requieran.

Y ahora para terminar una gota de filosofía:

SER HONESTO NO PUEDE HACERTE CONSEGUIR UN MONTÓN DE AMIGOS, PERO SIEMPRE TE HACE OBTENER LOS CORRECTOS.

(JOHN LENNON)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA