LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA

Columnas Social JUAN RECAREDO

Cuando ando "haciendo el súper", muchas veces llevo mi lista escrita en un pedazo de papel (o más moderno, en mi teléfono celular) para no olvidarme de comprar las cosas que necesitamos en el hogar. De entre todas las cosas que voy echando al carrito, hay un artículo que nunca me debe faltar: ¡el papel de baño! Ese ya ni siquiera lo anoto en mi lista, porque ya sé que siempre voy a comprar al menos un paquete… nunca está de más.


Para mí (y supongo que para usted también) es uno de esos artículos indispensables. Pocas personas no habrán sufrido la dramática situación de que, cuando se está de visita, sobreviene la necesidad de ir al baño a satisfacer una necesidad mayor y después de hacerlo, encontrarse con que ¡no hay papel! No se ría, por favor. Ciéndolo así puede parecer algo muy jocoso pero en el momento en que sucede, el asunto se presenta de muy difícil solución, sobre todo si la casa visitada no es de gente de mucha confianza, como para pegar un tremendo grito anunciando: ¡No hay papel!

Le llamamos papel de baño a pesar de que no se usa para bañarse. También se le llama papel higiénico, porque se emplea para mantener en condiciones higiénicas el área corporal utilizada. También se le llama papel sanitario porque se usa para conservar la sanidad del usuario y del lugar.

Este papel, tan importante en nuestra vida diaria, tiene una historia interesante. Antiguamente no se usaba, principalmente porque en aquellos tiempos el papel aún no se inventaba o cuando menos no se aplicaba a usos domésticos.

Se dice que en algunos pueblos, hace muchos siglos, se usaban hojas de lechuga y agua para esos menesteres. En la antigua Roma se usaba una esponja amarrada a un palo la cual se sumergía en un balde de agua salada, donde el usuario "limpiaba" el dispositivo dejándolo listo para que el próximo usuario lo usara como refrescante limpiador.

En el Siglo XVIII, los colonos norteamericanos usaban mazorcas de maíz que, además de limpiar, servían como eficiente rascador y en muchos lugares, hasta hace relativamente poco tiempo, se utilizaba el papel de periódicos y revistas que cumplían su función a medias porque no tenían la absorbencia y suavidad que tienen los papeles sanitarios modernos, que en algunos casos vienen hasta perfumados y decorados.

Esto es lo que yo llamo un gran adelanto de la era moderna.

Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios.

donjuanrecaredo@gmail.com Twitter: @donjuanrecaredo.

ME PREGUNTA: Alberto Casanova: ¿Qué significa la palabra guindar?

LE RESPONDO: El verbo guindar tiene diversos significados. Uno de ellos es subir algo, poniéndolo en lo alto.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA: La imaginación sirve para viajar y cuesta mucho menos.

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA