Diez datos que debes conocer sobre los ataques del 11 de Septiembre

Sucesos DIANA ALCÁNTARA

El 11 de septiembre de 2001 cuatro aviones comerciales estadounidenses fueron secuestrados y dirigidos a distintos puntos en Washington, Nueva York y Pensilvania.


Los ataques terroristas dejaron cientos de víctimas y marcaron un impacto importante en el curso de la historia.

Estos son algunos datos relevantes sobre los hechos:

Los vuelos el de American Airlines y 175 de United Airlines fueron estrellaron intencionalmente en las torres norte y sur del World Trade Center, ubicado en Manhattan. Fallecieron 2753 personas, entre ellos bomberos, policías y rescatistas que acudieron a la escena. La primera aeronave se impactó contra la edificación cerca de las 8:46 de la mañana. Aproximadamente 17 minutos el segundo avión chocó contra el otro rascacielos. Minutos más tarde, ambas torres colapsaron.

Hasta julio de 2019, 1644 de los 2753 restos de víctimas del World Trade Center han sido identificados, lo que significa sólo el 60%. Ciudadanos de 80 países fallecieron en las Torres Gemelas, entre ellos personas de 30 de las 34 naciones del continente americano.

En el Pentágono, en Washington, 184 personas murieron cuando el vuelo 77 de American Airlines se estrelló contra el edificio.

Cerca de Shanksville, Pensilvania, 40 pasajeros y miembros de la tripulación del vuelo 93 de United Airlines fallecieron cuando el avión se estrelló contra un campo. Se cree que los pasajeros intentaron tomar el control de la aeronave y los secuestradores no pudieron llegar a su objetivo final.

Los bomberos tardaron 100 días para extinguir por completo el fuego en los escombros de las Torres Gemelas. El 30 de mayo de 2002 se da por finalizada la limpieza en la Zona Cero, el lugar donde se ubicaban los edificios. Se trabajaron 3.1 millones de horas para limpiar 1.8 millones de toneladas de escombros.

Varias personas han fallecido producto de la inhalación de sustancias tóxicas o por exposición al polvo, debido al colapso de las Torres Gemelas de Nueva York. La primera vez que se determinó un fallecimiento posterior relacionado con los ataques fue en 2007, cuando la muerte de Felicia Dunn-Jone, ocurrida en 2002, se dictaminó homicidio por estar directamente relacionada con el colapso de las torres. En 2009, por ejemplo, se señala que también es homicidio la muerte de Leon Heyward, ocurrida un año antes, pues quedó atrapado en una nube de polvo al caer los edificios. En 2011 la muerte de Jerry Borg ocurrida en 2010 igualmente se relacionó con la inhalación de polvo tras el colapso de las torres. Entre otros casos más.

Las búsquedas más concurridas que Google reportó la semana posterior al atentado fueron, en este orden: Osama Bin Laden, The World Trade Center, CNN y Nostradamus.

Se estima que planificar y ejecutar los ataques del 11 de septiembre de 2001 costó unos 500 000 dólares, que sería lo equivalente a 10 millones y medio de pesos.

El 8 de diciembre de 2001 el Congreso de Estados Unidos aprueba que el 11 de septiembre sea nombrado como ‘Día del patriota’. También en diciembre de 2001 se abrió el Fondo de Compensación de Víctimas para procesar los reclamos de muerte y lesiones de familiares de los fallecidos. Se tenía hasta el 22 de diciembre de 2003 para iniciar el procedimiento y se recibieron 7408 solicitudes. Se indemnizaron 5560 casos y las familiar que aceptaron la indemnización acordaron no demandar a las aerolíneas. El Fondo reabrió en 2011.

En respuesta a los atentados, el gobierno estadounidense creó el Departamento de Seguridad Nacional (Department of Homeland Security o, por sus siglas, DHS). Para ello se fusionaron 24 agencias gubernamentales, entre ellas el Servicio de Aduanas, el Servicio de Inmigración y Naturalización, la Guardia Costera de Estados Unidos y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias.

Los atentados terroristas marcaron un parteaguas en la historia. (INTERNET)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA