Infiltrados, buscan frenar ambulantaje en el Metro

Nacional AGENCIAS

Elementos de la policía capitalina estarán de manera encubierta al interior de los vagones del Metro, para detectar e impedir el comercio informal o ambulante, esto como parte de una estrategia del Sistema de Transporte Colectivo (STC) para inhibir la venta al interior de sus instalaciones.


Fuentes consultadas refirieron que los efectivos tuvieron presencia en la Línea 2 del Metro que corre de Taxqueña a Cuatro Caminos, en donde fueron concentrados minutos antes de abrir las instalaciones a los usuarios.

Posteriormente abordaron los vagones para iniciar con la operación. El objetivo es que los uniformados puedan detectar a delincuentes o carteristas que operan en las estaciones.

Esta estrategia acompañará a la aplicada para detectar la venta de drogas y pirotecnia, en donde la Policía Bancaria e Industrial (PBI) utilizará perros especializados para la detección.

La información consultada refiere que ambas son estrategias complementarias, pero no se precisó si estarán en las estaciones de Pino Suárez, Hidalgo, Guerrero y Tacubaya, en donde estarán haciendo recorridos con los binomios caninos.

Las acciones presuntamente surgen también para inhibir a células delictivas dedicadas al robo, y para ubicar a los objetivos principales que mapearon las autoridades del Metro. Anteriormente policías encubiertos habían sido desplegados en cinco estaciones, pero del Metrobús.

Sin embargo, la estrategia para inhibir la venta causó un primer conflicto, pues una mujer denunció ante la fiscalía capitalina que elementos de la policía la detuvieron en los torniquetes de la estación Flores Magón de la Línea B, luego de que la confundieran con vagonera.

Consta en la carpeta de investigación CI-FICUH/STCMZV/UI-2C/D/0079/08-2020 que la mujer de nombre Itzel, de 24 años, se acercó a un policía para preguntarle cuál era la salida para dar con un tianguis ubicado en avenida Oceanía, momento en el que el efectivo le dice que "cuánto había sacado de cuenta, que la iba a detener y que le diera lo que había ganado".

La víctima narró al MP que ella se iba a encontrar con su madre, quien es comerciante a una calle de dicha estación. De acuerdo con la denuncia, el policía intentó meter su mano en los senos de la mujer, para una revisión. Al no permitirlo, solicitó el apoyo de sus compañeras para detenerla.

Cuando Itzel intentó salir de las instalaciones del Metro, varias uniformadas le cerraron el paso para impedirle la salida, en ese momento le quitaron su celular, por lo que denunció el robo por parte de los agentes.

Las acciones presuntamente surgen también para inhibir a células delictivas dedicadas al robo.

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA