Recuerdos del ayer

Columnas Deportes Sergio Luis Rosas

Llamada así la generación de futbolistas surgidos de la inagotable cantera del Atlas de Guadalajara en la década de los años sesentas. Los Niños Catedráticos se caracterizaban por su tipo de juego a base de triangulaciones y verticalidad, siempre hacia adelante, pretendían llegar a la portería rival en pocos toques. Otra de sus características era que los medio volantes debían tirar cada uno de media distancia de siete a diez tiros por partido. Ese equipo tapatío fue Campeón del Hexagonal de la Ciudad de México 1966 y Campeón Copa México temporada 1967 -1968.


Los apodaron también Los Zorros por utilizar su inteligencia para jugar y desarrollar un partido. Además, en esa inolvidable década de los años sesentas cambiaron el color negro de sus medias por el gris. Tenían dos uniformes, el tradicional rojinegro y el de camiseta blanca con una franja de color negro atravesada en el pecho, calzoncillo color negro y medias grises.

Los Niños Catedráticos o Zorros del Atlas mantuvieron una línea mexicanista de jugadores de 1964 a 1970, bajo la dirección de los técnicos Javier Novello y José “Che’’ Valdatti, después llegó el entrenador húngaro Arpad Fekete a concluir la tarea iniciada con los Niños Catedráticos por el brasileño Ney Blanco y su auxiliar Alfredo “El Pistache’’ Torres.

Esa brillante generación estaba integrada por el guardameta Javier “El Gato’’ Vargas, Gamaliel de Jesús Ramírez, los hermanos Rodolfo y Juan José Jáuregui, Humberto “El Capi’’ Medina, Joel Andrade, Magdaleno Mercado, Valdemar García Cansino, Ignacio “El Fino’’ Buenrostro, Francisco Javier García, José Delgado, José Antonio “El Poeta’’ Pérez, José Enrique Zamora, José “El Dumbo’’ Rodríguez y Guillermo “El Campeón’’ Hernández.

Pertenecen también a ese grupo Luis Juárez, Jorge Silva, Cecilio Moreno, José Trinidad Rodríguez, el guardameta Javier Quintero Morones, Jesús González, Ángel Guillén, José Luis “El Pillo’’ Herrera, Carlos Gómez, Jorge Gómez Orozco, Jorge “El Güero’’ Lasso, Rafael Gómez y David Saldaña. Los Niños Académicos surgieron de la Escuela de Futbol del Atlas dirigida por Lucho González y José “El Che’’ Valdatti.

De esos Niños Catedráticos llegaron al desaparecido equipo Laguna: Valdemar García Cansino, los hermanos Rodolfo y Juan José Jáuregui en la temporada 1969 - 1970; Jorge “El Güero’’ Lasso en el torneo 1971 - 1972 y Ángel Guillén en el Campeonato 1972 - 1973. En el desaparecido equipo Torreón jugó Jorge Gómez Orozco en la temporada 1971 - 1972.

Los llamados Niños Catedráticos ganaron el Torneo Copa México temporada 1967 - 1968 al Veracruz por dos goles a uno con Javier “El Gato’’ Vargas en la portería, Rafael Gómez, Rodolfo Jáuregui, Humberto Medina, José Luis Juárez, Joel Andrade, Fernando “Chale’’ Padilla, Ignacio “Fino’’ Buenrostro, Magdaleno Mercado, Pepe Delgado, José “Dumbo’’ Rodríguez, Jorge Silva, Valdemar García Cansino y Gamaliel Ramírez bajo la dirección técnica del argentino Javier Novello.

Los frutos de la Escuela de Futbol del Atlas no sólo los ha disfrutado el equipo Rojinegro, sino también el futbol nacional, prueba de ello es que la mayoría de los equipos de Primera División han alineado en sus cuadros titulares a jugadores surgidos de la inagotable cantera de los Niños Académicos.

VALDEMAR GARCÍA CANSINO

Integrante de ese Academia, Valdemar García Cansino nació el 15 de enero de 1948 en Morelia, Michoacán. Hijo de José García Bedolla y María Cansino Lara, originarios de Puruándiro, Michoacán, quienes procrearon seis hijos: Salvador (+), Graciela, Héctor Manuel, Armando, Valdemar e Ildefonso García Cansino.

Su familia se fue a vivir en 1952 a la ciudad de Guadalajara por el rumbo del parque de San Rafael, donde entrenaba el equipo Oro de Primera División, ahí nació su afición por el futbol. En seguida se cambiaron al barrio conocido como San Juan Bosco, sus vecinos en ese entonces fueron Guillermo “El Campeón’’ Hernández y Juan Manuel Alejándrez.

Posteriormente se cambiaron al barrio de la Penitenciaría, afuera de la cual había un campo de futbol, de donde surgió José Refugio “La Coyota’’ Hernández, quien también destacó en el desaparecido equipo Laguna. Recuerda que en ese campo jugaban de apuesta encuerados (sin camisa) contra vestidos.

En ese barrio conoció a Jorge “El Güero’’ Lasso, Salvador Espinoza, David Saldaña y otros que no llegaron a ser futbolistas profesionales. En ese entonces su hermano menor Ildefonso trabajaba con el reconocido zapatero Juan Farfán y uno de sus empleados conocido como “El Barco’’ era entrenador de las fuerzas Infantiles del Atlas.

En alguna ocasión “El Barco’’ nos preguntó que quién tenía hermanos o amigos que jugaran bien para invitarlos a pertenecer a las Fuerzas Infantiles del Atlas. Valdemar se apuntó y fue así como llegó en 1957 a la institución Rojinegra, habiéndolo recibido Antonio “El Niño’’ Flores, ex jugador y Campeón de Liga en 1951 con los también llamados Muchachos del Paradero.

Recuerda que cuando pertenecía a la Infantil Primera del Atlas fue designado “balonero’’ en el partido inaugural del Estadio Jalisco, celebrado el 31 de enero de 1960 entre los equipo Atlas de Guadalajara y San Lorenzo de Almagro de Argentina, siendo Alfredo “El Pistache’’ Torres el primer jugador en pisar la cancha del llamado Coloso de la Colonia Independencia.

Con “El Niño’’ Flores estuvo hasta 1959, en seguida su entrenador fue el Profr. Rogelio Becerra en la categoría Infantil Segunda, después lo entrenó el Profr. Rodolfo Velázquez en Juvenil Primera y finalmente trabajó bajo las órdenes del entrenador brasileño Dirceu Siqueira, ex jugador del Atlas en la primera mitad de los años sesentas. Cuando los dirigió el Profr. Velázquez su equipo hilvanó una racha de más de cien partidos invictos.

El equipo Juvenil de Primera, antesala del plantel profesional, tenía entre sus integrantes a Joel Andrade, Enrique Zamora, Jorge Gómez Orozco, Jorge “El Güero’’ Lasso y Valdemar García Cansino, quienes fueron llamados al primer equipo por el técnico Eduardo “Che’’ Valdatti.

El debut profesional de Valdemar García Cansino fue en el Torneo de Copa México de la temporada 1966 - 1967 contra el equipo León en el desaparecido Estadio de La Martinica. El Atlas alineó en esa fecha con Javier “El Gato’’ Vargas, Gamaliel Ramírez. José Luis Juárez, Valdemar García Cansino, José Luis “La Morsa’’ Aceves, José “El Dumbo’’ Rodríguez, Fernando “El Chale’’ Padilla, Joel Andrade, Jorge Silva, José Delgado y José Antonio “El Poeta’’ Pérez, habiendo ganado los Rojinegros a los Esmeraldas por dos a uno.

Después de haber jugado dos temporadas con el Atlas fue transferido en 1968 al equipo Cuerudos de Ciudad Victoria de Segunda División que dirigía el tico Evelio Alpizar, en seguida militó en el Zamora al mando de José “Che’’ Gómez, en donde jugó al lado del guardameta Rubén Villalpando y José Refugio “La Coyota’’ Fernández.

En la temporada 1969 - 1970 el brasileño Ney Blanco asumió la dirección técnica del desaparecido equipo Laguna y entre los refuerzos que solicitó estaban Rodolfo Jáuregui, Valdemar García Cansino y Juan José Jáuregui de los Niños Catedráticos del Atlas. Valdemar jugó seis temporadas en la inolvidable Ola Verde, destacando como un defensa central técnico, de buena marca y con salida.

Al retiro profesional se dedicó a la venta de seguros desde 1975 hasta 1990, trabajando para varias compañías aseguradoras. En 1988 inició su restaurante Los Cuatro Poderes, el cual se convirtió en punto de reunión de ex jugadores de los desaparecidos equipos Laguna y Torreón, así como de los Guerreros del Santos Laguna.

Hoy en día vive retirado en la Quinta de su propiedad en compañía de toda su familia, donde de vez en cuando se reúne con sus ex compañeros y amigos para recordar a la inolvidable Ola Verde.

¡Hasta el próximo miércoles!

*Sergio Luis Rosas *sluisrosas@hotmail.com

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA