Verdades y rumores

EDITORIAL AGENTE 007

Nuestros subagentes, vestidos de cómoda guayabera blanca, nos reportan lo que sucedió en el Pueblo Mágico de Parras, sede para recibir, ahora sí, al club de los "7 Fantásticos"... Perdón, a los gobernadores del Noreste y uno que otro colado. Y es que, como "pateando un bote", así de tranquilo el gobernador de la provincia de Coahuila, Miguel Riquelme, ha logrado junto con sus vecinos poner un poco de luz en el ensombrecido tema de la pandemia que nos trajo el fastidioso coronavirus, y también en la planeación para la reactivación económica, lo que originó que primero fueran los mandatarios de Nuevo León y Tamaulipas con los que se dio una unión. Luego se sumó Durango; posteriormente, Michoacán y Colima; y ahora Jalisco. Todos estos, desde sus respectivas trincheras, levantaron la mano para intercambiar puntos de vista, luego acciones sobre esos dos temas y, posteriormente, se decidieron a hacer un frente común para que se modifique el pacto federal en materia fiscal.


La de ayer fue una prolongada reunión, ya que cada vez crece y crece más la agenda de problemas que dicen les causa la Federación a los Estados, ahora con el decreto que acota la operación de empresas de energías renovables, donde hay tanto sol. Hubo contribución de todos en la discusión y pronunciamientos, hasta hicieron un posicionamiento común. Más tarde, los gobernadores le bajaron el volumen a sus agobios y felicitaron a Riquelme por su anfitrionía, por el emblemático lugar donde los recibió y del que les platicó su historia. En la comilona, los vinos tintos parreños, los blancos y hasta los rosados helados fueron disfrutados junto con jugosos cabritos, lechones, jugo de uva natural recién preparado y no pudieron faltar los dulces de leche con nuez y las crujientes campechanas. Nuestros subagentes, disfrazados de mesero sin propina, nos comentan que el mandamás coahuilense incluso les ofreció una muestra de las danzas características de las Fiestas de La Vendimia, todo para regresar las atenciones que se le prodigan en sus visitas a las otras entidades.

****************

La que no sabemos si ya se cansó de andar repartiendo cubrebocas y gel antibacterial rebajado en agua o se encerró en su casa a vivir sin riesgo la cuarentena es síndica de minoría, Dulce Pereda. Tal vez ya está harta de dar la cara por sus compañeros regidores de la quebrantada bancada de lo que queda del Partido Revolucionario Institucional, Isis Cepeda y Alfredo Mafud, quienes siguen nadando de muertito. Según nuestros agentes, disfrazados de prueba pirata para detectar COVID-19, todos pensaron que con la llegada de Héctor Estrada Baca como regidor la agónica bancada del tricolor podría dar mejores batallas y poner en evidencia un día sí y el otro también cualquier falla de la Administración municipal; sin embargo, la llegada del edil resultó ser de lo más gris, o tal vez arribó en mal momento y el tema del coronavirus lo tenga con el Jesús en la boca. Así que todo parece indicar que la síndica seguirá siendo la voz cantante, total que le gusta ser ave de mil tempestades, finalmente es la única que termina dando la cara por su devaluado partido en el Cabildo de Torreón, así que, estimado lector, como es la única que hace oposición, prepárese porque su voz será la única que seguirá escuchándose. En tierra de ciegos, el tuerto es rey.

****************

Como suele pasar cuando algún destacado paisano consigue hueso en las altas esferas de la burocracia nacional, de nada ha servido que funcionarios laguneros ocupen altos cargos en la Cuarta Transformación. Hace unas semanas dábamos cuenta de que Javier Guerrero, secretario general del Instituto Mexicano del inSeguro Social, se apareció en su estado natal, y la que ahora resucitó, tras semanas de cómoda cuarentena, fue la diputada federal por Morena, la doctora Miroslava Sánchez, quien tiene a cargo nada más y nada menos que la presidencia de la Comisión de Salud en San Lázaro. De la noche a la mañana, sin que nadie se diera cuenta de su presencia, mandó un breve comunicado donde informaba que realiza visitas a centros médicos de la Comarca Lagunera, para ver que el personal de salud estuviera recibiendo el equipo necesario para su labor. Sin acciones concretas desde su trinchera en relación con las tan deseadas mejoras para el castigado sector salud, la eterna dirigente de la 4T en Coahuila solo pidió los reflectores para que la vieran trabajando, política al fin de cuentas, por lo que nuestros subagentes escucharon a uno que otro médico cansado de jugarse la vida cuidando la de los demás; que lo que deberían prohibir en los centros de salud es la visita de funcionarios y políticos que solo piensan en capitalizar electoralmente una pandemia que nos tiene a todos desgastados.

****************

Nuestros subagentes, vestidos de medidor de cobre, nos informan que otra pandemia crece y crece en Torreón, igual de peligrosa y letal que la que nos vino a traer el temible COVID-19, y se trata nada menos que de la severa escasez de agua potable que padecen diversas colonias, en plena oleada de casos de coronavirus. Esta semana de intensas temperaturas, que rebasaron los 40 grados, ciudadanos de varios estratos sociales han tenido que recurrir al cacerolazo y manifestarse en su desesperación por la falta del vital líquido; incluso algunos han amagado con demandar tanto al Simas como al Ayuntamiento. La cosa es que en medio de la impotencia del sufrido ciudadano llovieron pero las excusas de que si los "apagones" de la indolente Comisión Federal de Electricidad, o que si porque se disparó la demanda de consumo en medio del confinamiento, lo que muchos ya empezaron a ver como otra displicencia de la autoridad municipal, primero por no buscar prevenir el coronavirus entre los ciudadanos, y ahora también por no tener una respuesta positiva a los ciudadanos. Por cierto, displicencia no es una enfermedad, se refiere, según la real academia de Wikipedia, a descontento, desabrido, de mal humor, indiferente, desinterés, despreciativo, desagrado. Por cierto, Torreón ocupa el primer lugar en todo el estado de casos activos de COVID-19, superando incluso a Monclova; ahí tiene a los jugadores del flamante equipo de futbol Santos Laguna desdiciendo la cuarentena y festejando con música en vivo.

****************

Y los que siguen gastando sus millas aéreas son los del Gobierno del Estado, quienes el pasado jueves se fueron a la capirucha del smog para acompañar al mandamás de la 4T en la ceremonia del Centenario Luctuoso de don Venustiano Carranza, celebrada en el Patio de Honor de Palacio Nacional. Ahí, ante la sorpresa del propio presidente Andrés Manuel López Obrador, varios representantes de la incómoda prensa de la capital abordaron al "góber" Miguel Riquelme, integrante del bloque de gobernadores de la república independiente y soberana del Noreste para preguntarle por la disposición del Gobierno federal contra la entrada en funciones de nuevas centrales al mercado eléctrico, y por qué, según esto, se daba preferencia a las plantas de generación de energía de empresas privadas, principalmente extranjeras, en menoscabo de la CFE. Dicen nuestros subagentes que ni tardo ni perezoso, aprovechando el reflector nacional, informó que en Coahuila están en riesgo nada más ni nada menos que 14 proyectos de inversiones con energías limpias listos para arrancar, por lo que este decreto federal causará serios problemas, ya que hay incertidumbre de empresarios que quieren invertir en el estado, el cual casualmente tiene el parque solar más grande de Latinoamérica, lo cual muestra una vocación energética que no le gusta mucho que digamos a la Federación.

****************

El anuncio de la reactivación de la economía en La Laguna de Coahuila anunciada por el Gobierno del Estado solo alborotó el gallinero en diferentes giros de la ciudad de Torreón, entre ellos el de los dueños de restaurantes, de los que disfrazan sus bares, quienes ya hartos de estar fuera de operación por más de 60 días, y cansados de pintar y repintar sus paredes, se aplicaron para hacer propuestas de reapertura de sus negocios aplicando todas las medias dictadas por la Secretaría de Salud, quien lleva la batuta y dice a qué son se baila. Los más avispados negociaron una revisión previa de sus establecimientos antes de abrir al público y pensando que contaban con el visto bueno, y todavía no acababan de subir la cortina en una cantina disfrazada con permiso de restaurante del Paseo Morelos cuando llegaron los agentes de Inspección y Verificación, quienes desconocieron la visita que previamente se había realizado y llegaron levantando acta aun cuando no había clientes en el lugar y poniendo sellos de clausura. Dicen nuestros subagentes, disfrazados de cerveza caliente, que al parecer el revés obedeció a una petición que hizo una cámara federada, argumentando que la reactivación económica solo aplica para sus agremiados, y no para el resto de los negocios establecidos del giro restaurantero. ¿Será?

COMENTARIOS

adolfo77 sáb 23 de may
¿Cuando sacas comentario sobre las tranzas de Jorge, Lalo y Poncho Zermeño? Se estan sirviendo con la cuchara grande de tanta rateria que estan haciendo..
Voyerista sáb 23 de may
amigo: usted mero escriba aqui santo y seña de lo que usted sabe para haber afirmado lo anterior y asi todos nos enteramos!
gajonfer dom 24 de may
adolfo77, tanto peca el que mata la vaca como el que le detiene la pata. Lo que sabes debes decirlo para estar enterados
Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA