Los versos sobre un personaje coahuilense

Cultura SAÙL RODRÍGUEZ

Los inicios literarios de Miguel Morales (Torreón, 1967) se remontan a una secundaria en Santa Teresa, Coahuila. Sus profesores de español solían leerle a Mario Benedetti, a León Felipe Camino, a Pablo Neruda, entre otros.

La declamación lo acercó a la poesía. Un maestro lo llevó más allá del análisis sincrónico en lo poético. No sólo despertó interés por revisar las formas, el ritmo, sus rimas y estructura.

"Me llevaba al análisis diacrónico de esos poemas: la psique del texto, buscar el alma del texto, cómo se sentía el autor, la biografía de Don Quijote de la Mancha. En el Payaso de las Bofetadas, León Felipe habla sobre El Quijote".

Miguel se adentró en el mundo cervantino, indagó cada detalle biográfico del autor español y se identificó con la filosofía del ingenioso hidalgo. Su admiración por este personaje fue tal que decidió fundar en la colonia Sol de Oriente de Torreón, un centro comunitario bautizado como Quijoteca.

OBRA

A finales de 2019, Miguel Morales recibió la notificación de que su poemario, Andurriales de un Pistolero Cool, fue seleccionado para su publicación dentro de la segunda serie de la convocatoria A Canto Rodado de la Secretaría de Cultura de Coahuila.

Para desmenuzar su concepto, Miguel Morales aclaró que no se trata de una apología de la violencia, sino que partió del significado de la palabra "andurriales", que significa "paraje extraviado" o "fuera del camino". La labra "pistolero" tampoco la relaciona con algo violento. Mientras que el anglicismo "cool" refiere a una frescura "que hace falta en la actualidad para crear referentes y estereotipos en los jóvenes y en los niños, que tengan modelos que seguir".

La inspiración que le motivó a escribir esta obra, recae sobre el lomo de David Palau López, un personaje coahuilense de cuarenta y tantos años de edad, 1.60 metros de estatura, nacido en el municipio de Múzquiz, que sufre un retraso mental y añora, con una colt de plástico, ser guardián de la ciudadanía cuidando a los peatones de los automóviles. Es tal su relevancia que nueve administraciones municipales lo han mantenido en la nómina.

"Es derivado de una crónica que escribió el periodista Quitzé Fernández. La conocí a través de Internet, leí esa crónica sobre David Palau López. A mí me pareció un personaje, más que inquietante, arquetípico, un modelo a seguir, una especie de Quijote de la Mancha. Siguiendo el pensamiento de Don Quijote, que la vida tiene sentido, que la vida tiene un propósito y que él abrazó ese sueño, lo conquistó, y ahora puedo decir que es inmortal, porque a través de una crónica y un poemario, lo hemos inmortalizado".

Miguel Morales está convencido de que, como David Palau López, existen muchos personajes en los rincones de Coahuila que valen la pena retomar, pues son arquetipos y modelos a seguir capaces de crear una cultura de paz para la convivencia, la práctica del perdón y la reconciliación.

Seleccionado. Miguel Morales publicará Andurriales de un Pistolero Cool con la Secretaría de Cultura. (L SIGLO DE TORREÓN / Saúl Rodríguez)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA