Las Palabras Tienen la Palabra / El día viene de Dios, El Siglo de Torreón
08 de mayo de 2021. notifications
menu desktop_windows
Nosotros

Las Palabras Tienen la Palabra / El día viene de Dios

Juan Recaredo
viernes 04 de junio 2004, actualizada 11:22 am


Enlace copiado

Buenos días, decimos automáticamente como saludo al empezar al día, aunque no sería raro ni estaría mal que dijéramos ¡Buenos días, que día tan horrible! Lo cual parece un contrasentido, aunque no lo es? más adelante le diremos por qué. (1)

El día es nuestra unidad de tiempo más usual y por eso creo que vale la pena darle una escarbadita a esa palabra: día.

Día viene de Dios, o quizá debo decir que los vocablos día y dios tienen el mismo origen. Es más, casi son la misma cosa, idiomáticamente hablando, por supuesto.

Del sánscrito divus la palabra pasa al griego como dios que es el que brilla, el esplendoroso y en latín es dies, con S al final. Dios es el que brilla, el que tiene luz y el día pues también es el que nos trae la luz. (2)

Lo que es de día adquiere el adjetivo de diurnus en latín que es lo diurno en español y que en el italiano viene siendo giorno. El saludo en italiano es buon giorno, buen día, que nosotros pluralizamos por costumbre: buenos días.

Ahora sí, déjeme decirle que no hay nada de malo o incorrecto en saludar diciendo ?buenos días? en plural pues yo me puedo referir al día presente y a varios más. Lo menciono porque hay algunos rigoristas que dicen, afirman y reiteran, que el saludo debería ser en singular: buen día.

Hay qué entender que el saludo es la expresión de un deseo, más que una descripción meteorológica. Sí, porque hay quienes protestan cuando el clima está muy extremoso, si alguien al saludarlos les dice ¡buenos días! Y contestan con una acre pregunta ¿Y qué tienen de buenos?

Al decirle buenos días la persona le está deseando que todas las cosas le salgan bien y que no reciba malas noticias o enfrentamientos con la adversidad en el día presente o los que vienen.

Entonces quedamos en que divus se convierte en día y luego pasa a ser diveus o djeus que da lugar a Zeus que es Dios para los latinos. ¿Se fija usted en la similaridad de las palabras? Divus, dies, diveus, djeus, zeus y luego dios o theos en griego.

El padre griego de los dioses, equivalente al Zeus latino es Júpiter y aunque a primera vista no lo parezca, con esta palabra tan distinta también hay relación. Júpiter viene de Dies-piter, el padre de la luz y ahí ya tenemos de nuevo el enlace entre dies, dios, dieus y jus que es la raíz de la palabra en griego.

Lo que uno hace todos los días es lo diario y lo que hacen los italianos cada giorno es la jornada, el trabajo de cada día. Journal en inglés es un periódico diario y además tenemos a las divas y los divos que son ?o se creen- los dioses del espectáculo.

Es como siempre lo he dicho: el origen de las palabras tiene, a veces, derivaciones insospechadas.

Por si las dudas

1. Más adelante. Así dicen ahora en los titulares de los noticieros: le dan un breve encabezado de la noticia y luego: ?más adelante le diremos por qué?.

2. Día y Dios. Dios es el día. Dios es el que nos da la luz. Dios es la luz, la luz del día, claro.

Pregunta: Eulalio Meléndez pregunta el origen de la palabra ?piquera? aplicada como nombre a una taberna de ínfima categoría y dice que él intuye que sea porque en esos lugares se servía el café con piquete.

Respuesta: Sinceramente no creo que sea ése el origen. La palabra piquera viene en el Diccionario con varios significados que relacionan la palabra piquera con ?agujero?. Es probable que ése sea el origen del nombre y que decir ?piquera? sea como llamarle al lugar ?agujero? en tono despectivo.

Frase loca... de remate

El perro es el mejor amigo del hombre? ¡Muy bien! ¡A mí déjenme a las mujeres! El gato.

[email protected]

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...