1872: Nace Pío Borja, el más sobresaliente novelista en España del siglo XX, El Siglo de Torreón
04 de diciembre de 2021. notifications
menu desktop_windows
Nacional Archivo

1872: Nace Pío Borja, el más sobresaliente novelista en España del siglo XX

Un día como hoy...

NOTIMEX/MÉXICO
viernes 28 de diciembre 2012, actualizada 6:56 pm


Enlace copiado

El escritor Pío Baroja, quien nació el 28 de diciembre de 1872, es considerado por la crítica como el novelista más sobresaliente en España durante el siglo XX por la riqueza de sus obras que se caracterizan por la estructura poco ordenada y su tono ofensivo.

Proveniente de una familia acomodada, hijo del ingeniero en minas, Serafín Baroja, y el tercero de cuatro hermanos, Pío Baroja nació en San Sebastián, lugar en el que vivió hasta los siete años cuando se trasladó a Madrid, por cuestiones de trabajo de su padre.

La pasión por el arte fue una de las características en su familia, ya que su hermano Ricardo, quien era mayor que él, fue un pintor y escritor con poco reconocimiento, de acuerdo con el portal www.biografíasyvidas.com.

Debido a la profesión de su padre, quien tenía un temperamento explosivo, recorrieron gran parte de España, pero las ciudades con las que este novelista tenía más apego eran su ciudad natal y Madrid, esta última fue la que lo vio surgir como novelista para formar parte de la llamada "Generación del 98".

Ingresó a la escuela en San Sebastián, continuó con sus estudios en Madrid y posteriormente ingresó a la universidad en Valencia, donde cursó la carrera de medicina. Retornó a Madrid para conseguir el grado de doctor.

Su trayectoria escolar no fue para nada destacada, incluso algunos de sus profesores lo señalaban con un pésimo estudiante y mostraba más interés por las novelas que por los libros de texto; aunado a un carácter rebelde, lo que le ocasionó algunos conflictos con los maestros.

Durante su juventud nunca pudo definir su verdadera vocación, incluso se cuestionó varias veces el no estudiar ninguna carrera ya que su única pasión eran las letras. Antes de viajar a Valencia había empezado a escribir algunos cuentos y artículos, pero nunca se preocupó por publicarlos.

Al concluir sus estudios, se trasladó al pueblo de Cestona, en el país vasco, para ejercer la medicina, aunque poco tiempo después determinó que no tenía vocación para este oficio. Además se conflictuó con el clero, y los funcionarios políticos de ese lugar.

Abandonó este pueblo y regresó a San Sebastián, para encontrarse con su familia, con la que permaneció un tiempo hasta que decidió viajar a Madrid para reunirse con su hermano Ricardo, este último trabajaba como encargado de un expendio de pan.

Tras su llegada a la capital española, remplazó a Ricardo en el expendio de pan, situación que le conllevó varias burlas debido a la naturaleza del oficio, pero a pesar de ello, comenzó a retomar algunas viejas amistades, frecuentar medios literarios y a realizar lo necesario para encontrar su vocación.

Hacia 1900, comenzó a colaborar con artículos en revistas y periódicos en Madrid y en ese mismo año fue que publicó "Vidas sombrías", su primera obra, en la cual recopiló una serie de cuentos basados en la situación que vivió en Cestona, que narraban la tristeza, el miedo y el enojo que pasó.

Desde entonces, Baroja penetró cada vez más en el mundo de las letras y apartándose cada vez más de la panadería, hasta que la dejó por completo para dedicarse de manera completa y exclusiva a escribir artículos, cuentos y otras novelas.

Incursionó en el mundo de la política, ya que ejerció un puesto de concejal en Madrid y más tarde fue diputado por Fraga. Esta etapa no fue propiciada por gusto o interés, sino que fueron algunas circunstancias fortuitas las que lo llevaron a probar suerte, aunque no tuvo mucho éxito.

Posterior a este intento, Baroja se dedicó a viajar, actividad que se tornó en su segunda pasión luego de las letras. Recorrió España en compañía de sus hermanos Carmen y Ricardo, así como con otros amigos como Ramiro de Maeztu, José Augusto Trinidad Martínez Ruiz "Azorín" y José Ortega y Gasset.

Llegó a ser uno de los escritores con mayor conocimiento sobre su país natal, cosa que se ve reflejada en sus novelas. También disfrutó de los viajes realizados a Francia, Inglaterra, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Noruega, Holanda y Jutlandia, que emprendió para escapar de la guerra civil española.

Fuera de este periodo, siempre tuvo su residencia en la capital ibérica, en donde consagró su vida a escribir. Sus obras aparecieron de manera periódica y constante, cosa que aumentó su fama, hasta que se posicionó como una de las principales figuras de su nación.

"Inventos y mixtificación de Silvestre Paradox", "Camino de perfección", "El mayorazgo de Labraz", "La lucha por la vida", "Zalacaín el Aventurero", "Las inquietudes de Shanti Andía" y "Las memorias de un hombre de acción", son algunas de las mejores novelas, en las que se pueden encontrar algunos datos autobiográficos.

El realismo presente en sus obras está basado en autores como Honorato de Balzac, Henri Marie Beyle "Stendhal", León Tolstoi, Fiodor Dostoievski, Francisco de Quevedo, Mateo Alemán y Charles Dickens, quienes fueron sus escritores predilectos, así como los principios de Friedrich Nietzsche, François-Marie Arouet "Voltaire" y Michel de Montaigne.

Es por ello que el trasfondo de sus libros tiende al pesimismo, que contrasta con la descripción detallada que hace de paisajes y escenas amorosos, entusiastas y alegres.

Murió en Madrid el 30 de octubre de 1956, a causa de una enfermedad arterial. Sus restos fueron sepultados en el Cementerio Civil de la capital española.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...