11 de agosto de 2020. notifications
menu desktop_windows
Siglo Nuevo

La generosa Damiana

SEXUALIDAD

Psicólogo Sexólogo Silvestre Faya
miércoles 31 de octubre 2012, actualizada 6:47 pm

Enlace copiado

La Naturaleza nos regala elementos maravillosos que contribuyen a mejorar nuestra vida en todo sentido, incluyendo el sexual. Entre ellos destaca la Damiana, una noble planta que cada vez sorprende a más personas por sus poderosos efectos afrodisiacos.

Todos hemos escuchado hablar de los beneficios de la herbolaria, y muy probablemente gozado de ellos, tal vez a través de tés que nos recomiendan para combatir un malestar. Pero la variedad de plantas que hay en el mundo es muy rica y no sólo tiene finales medicinales.

Cada vez hay más hombres y mujeres, en especial mayores de 40 años, que visitan los mercados tradicionales y las yerberías de todo el país, en búsqueda de una planta conocida por diversos nombres: Damiana, Damiana de California, oreganillo, hierba del venado, hierba de la pastora, pastorcita. El motivo: la voz popular asegura que ingerirla en forma natural, como infusión, licor, tintura, extracto o incluso a manera de ducha vaginal, es la solución para aliviar el bajo apetito sexual, mejorar la erección y provocar la excitación con mayor facilidad.

ANTIGUO REGALO

La primera referencia a la Damiana se tuvo por los misioneros españoles en México, quienes narraron las propiedades tónicas y afrodisiacas que le atribuían los nativos del norte. En el siglo XVI el médico inglés William Turner la catalogó con el nombre de Turnera aphrodisiaca. Se sabe que los antiguos indios mesoamericanos, particularmente los mayas, la usaban para incrementar la potencia sexual, y además conocían sus propiedades diuréticas, laxantes y para aliviar el dolor de cabeza.

Esta planta crece en México, Brasil, Bolivia y el suroeste de los Estados Unidos (Texas y California). Es un arbusto que mide entre uno y dos metros de altura, color marrón rojizo, hojas aserradas de hasta 20 centímetros de longitud, coronadas con flores amarillas y frutos en cápsula.

Desde hace años hay empresas dedicadas a la compra de esas hojas, para luego elaborar a gran escala productos como té, medicamentos homeopáticos y hasta una bebida alcohólica (licor) que tiene gran demanda en las vinaterías. Estos productos no sólo se distribuyen y adquieren en nuestro país, tienen amplia demanda en Estados Unidos, Europa, Brasil y Argentina, lugares en donde las bondades de la Damiana ya son célebres.

SU SECRETO

El sueño dorado de la generalidad de los amantes es llegar a un encuentro excitándose con facilidad y manteniendo esa pasión durante un periodo prolongado, características propias de cualquier sustancia calificada como afrodisiaca. Sin embargo, es bien sabido que la mayoría de los productos que se promueven como tales, en realidad no son más que placebos.

Hasta el momento no hay evidencias que expliquen las cualidades de excitabilidad sexual que son atribuidas a la Damiana en función a sus componentes entre ellos ácido ascórbico, minerales, fibra, clorofila, cafeína, vitamina B. No obstante, varios estudios realizados demostraron que el extracto de esta planta incrementaba el deseo y las eyaculaciones en roedores poco activos sexualmente, mientras que no parecía afectar demasiado a los que previamente ya mostraban una conducta sexual amplia.

Otra línea de investigación propone que la Damiana actúa a nivel del sistema nervioso central como un mecanismo de ‘abreacción’, liberando al individuo de las represiones, por lo cual la respuesta erótica de quien la ingiere es mejor.

Más allá de cualquier investigación, es un hecho que sus numerosos consumidores están convencidos de su efectividad, tanto así que la recomiendan de boca en boca, contribuyendo a que cada vez más gente quiera probarla.

Vale la pena advertir que también se vende en el mercado una falsa Damiana, que desde luego no posee las características fisicoquímicas de la auténtica y por lo tanto sus efectos son nulos. Lamentablemente hay quienes la adquieren por error y al no advertir ningún cambio positivo concluyen equivocadamente que la Damiana sólo es un placebo.

NO SÓLO PARA EL SEXO

No está de más decir que la Damiana es mucho más que un valioso auxiliar en el ámbito sexual. Por sus características astringentes, es muy utilizada como ducha vaginal para tratamientos temporales de flacidez en dicha zona. También se recomienda para tratar la inflamación testicular (orquitismo) y la emisión involuntaria de esperma (espermatorrea).

Asimismo, su aceite esencial suele prescribirse ante la presencia de bronquitis, gripe y tos, pues es rico en componentes antibacterianos, propiedades mucoliticas y expectorantes.

Puede emplearse para combatir la diarrea, cuidando no rebasar la dosis pues de lo contrario desencadenará un efecto laxante. Como contiene arbutina, es una buena opción para aliviar la inflamación de la vejiga (cistitis), las infecciones en los riñones y las piedras renales.

Es además ampliamente utilizada como energético, dado su alto contenido de cafeína, cienol y vitamina B, con la ventaja de que no tiene las contraindicaciones de otros estimulantes como el café o el chocolate.

¿ME LA PUEDO TOMAR?

Existen miles de simpatizantes de la Damiana, quienes afirman les ha devuelto el apetito sexual y la confianza para tomar la iniciativa. Hablan de mejores eyaculaciones en el hombre y mejores orgasmos en la mujer. La retratan como un remedio natural que aparentemente fue desplazado por el Viagra (sildenafil), en una evidente confusión pues este fármaco es un facilitador de la erección mientras que la función de la Damiana es estimular el encuentro íntimo. La desafortunada comparación hizo caer a la planta temporalmente en el olvido, ya que antes del Viagra mucha gente la consumía.

La efectividad de la Damiana puede verse entorpecida por el temor que generan los fracasos previos.

Pero indiscutiblemente, lo milenario se suma a lo actual para auxiliar a hombres y mujeres a recuperar lo mejor que les ofrece su vida sexual. La recomendación, entonces, es no tratar de efectuar un análisis crítico o implacable a una planta cuya nobleza ha sido más que comprobada.

Por otro lado, si se prueba la Damiana sin resultado alguno, es preciso buscar apoyo profesional. Dejar caer totalmente la responsabilidad del apetito carnal en el uso de un recurso natural como éste, es voltear hacia otro lado y no considerar que en el organismo interviene la función de varios sistemas y hormonas, los cuales en dado momento pueden fallar.

La Damiana, como adyuvante en el tratamiento emocional de quienes llegan ansiosos a un encuentro sexual, ofrece un apoyo validado por el testimonio de miles de usuarios.

Las personas que estén dispuestas a probarla necesitan una mente abierta, liberarse de prejuicios y dejar que la experiencia por sí sola les indique si es o no benéfica para su actividad erótica.

La vida es un mar de nuevas sensaciones. Conduzca su embarcación sexual en aguas mansas o mares turbulentos. No se prive de nuevas experiencias.

www.sexologosilvestrefaya.com

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...