Sucesos
EFE Jueves 31 de oct 2002, actualizada 11:22am ... Anterior El Siglo 2 de 3 Siguiente ... El Siglo

El aborto selectivo, práctica aún vigente en la sociedad china

El Siglo

Pekín.- El aborto selectivo, pese a estar terminantemente prohibido por la legislación china, no sólo es una práctica corriente en la sociedad de este país, sino que ha causado un notable desequilibrio en el porcentaje de niños y niñas.

Según el Censo Nacional de Población, en el año 2000 el porcentaje entre niños y niñas recién nacidos era de 116,86 frente a 100, desproporción que ha desatado la alarma entre las autoridades encargadas del control de población del gigante asiático.

"En los últimos cinco años he abortado tres veces. No pude dar a luz a mis niñas, porque tanto mi marido como mis suegros estaban desesperados por tener un hijo para perpetuar el linaje y el apellido familiar", señaló Xiao Hui, de 29 años, residente en la provincia oriental de Jiangsu.

La proporción entre niños y niñas se mantuvo en el 106-100 durante la década de los 60 y 70, pero la promulgación de la política de un solo hijo colocó a muchas familias en la encrucijada, señala el diario "Shangai Star".

En China la tradición reza que, tras el matrimonio, las mujeres pasan a pertenecer a la familia del varón -lo que implica tanto la pérdida de ingresos, como de mano de obra- por lo que un vástago se convierte en un bien muy apreciado para la sociedad china.

Por otra parte, desde 1979 las familias chinas que excedan la cuota establecida por las autoridades deben afrontar multas económicas, represalias en forma de despidos laborales e, incluso, la esterilización forzosa.

El tercer Censo Nacional (1982) colocó el porcentaje de niños en el 108,5 y el cuarto (1990) en 111,3, en parte a causa del fraude (la negativa al registro de las niñas por parte de las familias), y en gran medida a causa del incremento gradual del infanticidio femenino.

Por regiones, el desequilibrio es especialmente pronunciado en el caso de las provincias meridionales de Guangdong y la isla de Hainan -dos de las áreas más prósperas de China- con un 130,3 y un 135,6 respectivamente.

El Gobierno chino tiene terminantemente prohibido a los profesionales de la medicina, desvelar el sexo del bebé antes de su nacimiento, pero muchas clínicas privadas están dispuestas a saltarse las leyes a cambio de una generosa contribución económica.

"El precio de las ecografías ilegales -exámenes con escáner por ultrasonidos- oscila entre los 60 y 120 dólares", asegura un funcionario de Planificación Familiar de la provincia oriental de Zhejiang.

El funcionario advierte de que "esta práctica es muy arriesgada, ya que este método sólo es práctico a partir de los cinco meses de embarazo. En un estado tan avanzado, la mujer puede sufrir secuelas".

"El alto índice de embarazos no deseados está estrechamente vinculado con la virtual ausencia de educación sexual y la utilización de inadecuados métodos anticonceptivos", precisó Xia Guomei, profesor de Sociología en la Academia de Ciencias Sociales de Shangai.

Según el Departamento de Salud de Shangai, el 80 por ciento de las mujeres que abortan en la ciudad más populosa de China son solteras, entre 19 y 30 años, emigrantes y con escasos medios económicos.

Debido a que las relaciones sexuales prematrimoniales están mal vistas en China, muchas mujeres, especialmente en el mundo rural, no se atreven a "consultar al doctor", por lo que carecen del asesoramiento de profesionales de la medicina.

"Algunas mujeres desconocen completamente su cuerpo. Recuerdo el caso de una mujer emigrante que había abortado nueve veces. Otras mujeres no pueden ni pagarse la consulta", afirma un doctor.

El aborto entre menores de edad también ha aumentado un 60 por ciento en los primeros seis meses del año, pese a la instalación de máquinas expendedoras de preservativos en los colegios, polémica medida aprobada por el Gobierno chino en el año 2001.

En un claro ejemplo de que la educación sexual es aún un tema tabú en China, el 40 por ciento de los padres entrevistados por el periódico se manifestaron en contra de informar a sus hijos sobre los métodos anticonceptivos.

Una de las principales consecuencias de esta desproporción entre niños y niñas es la incapacidad de los hombres en China para encontrar mujer, con lo que los hombres adultos sin pareja superan ya los 50 millones.

"La crisis de la institución del matrimonio tendrá un gran impacto en la estructura de las familias, en el comportamiento ético de nuestros ciudadanos, en el futuro sistema de bienestar y en la economía", augura Tian Xueyan, vicepresidente de la Asociación China de Población.


Más de Sucesos

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- MD
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT