Sucesos
El Siglo de Torreón Domingo 8 de feb 2004, actualizada 11:22am ... Anterior El Siglo 2 de 6 Siguiente ... El Siglo

Asesinatos del "monstruo de Florencia", un misterio

El Siglo

Roma (EFE).- Los asesinatos de dieciséis personas en las últimas décadas atribuidos al "monstruo de Florencia" siguen siendo uno de los mayores misterios en la crónica negra italiana, en un caso abierto sobre el que trabajan aún hoy los investigadores.

Un campesino con numerosos antecedentes penales, Pietro Pacciani, fue acusado en su momento del asesinato de ocho parejas de jóvenes enamorados ocurridos en los bosques de los alrededores de la capital toscana entre 1968 y 1985.

El "monstruo", como fue bautizado por la prensa, había pasado ya doce años en la cárcel por el homicidio en 1951 de un rival amoroso.

Pacciani fue condenado en 1994 a cadena perpetua, luego absuelto por falta de pruebas y, cuando estaba a punto de ser procesado de nuevo, murió de un ataque al corazón, en 1998, a los 73 años.

Un año antes otras tres personas habían sido procesadas por ser sus cómplices, dos de ellas continúan todavía en prisión.

La figura del macabro asesino en serie ha vuelto a la actualidad con el anuncio del antiguo abogado de Paccini, Pietro Fioravanti, de la próxima publicación de un libro en el que explicará "toda la verdad" sobre el caso.

El letrado apareció esta semana en un popular programa de debate de la televisión pública RAI asegurando que su defendido fue asesinado para que no desvelase los nombres de otras personas que se encontraban detrás de los crímenes.

Según explicó, los homicidios fueron ordenados por los miembros de una secta satánica, que utilizaban órganos de las víctimas para sus macabros rituales. En muchos casos los cadáveres fueron hallados con el seno o los genitales mutilados.

De hecho las circunstancias de la muerte de Pacciani, que falleció mientras se encontraba solo en su casa en las afueras de Florencia, fueron objeto de una investigación policial ya que presentaba algunos detalles oscuros.

El análisis forense detectó la presencia en su sangre de fármacos que habían agravado sus problemas cardíacos y de diabetes, con la sospecha de que una mano criminal hubiera cambiado su medicación.

La pista de un grupo satánico en la ciudad de los Medicis llevó el mes pasado a la policía a abrir una nueva investigación, en la que figuran implicados diversos profesionales -entre ellos un médico, un abogado y un farmacéutico-.

En un nuevo vuelco al caso, investigadores de Perugia (en la región central de Umbria) anunciaron recientemente que la misteriosa muerte de un médico de la localidad, Francesco Narducci, podría estar relacionada con la secta florentina.

El cadáver de Narducci fue pescado en el Lago Trasimeno en 1985 y se cree que fue eliminado porque conocía la verdad que se escondía detrás de los asesinatos.

La Fiscalía de Perugia investiga además la muerte sospechosa de al menos cinco personas que de alguna manera estuvieron relacionadas con Paccini, según admitieron fuentes judiciales.

El misterio que todavía rodea los crímenes del "monstruo" queda reflejado en el registro policial efectuado el pasado miércoles en el domicilio de dos periodistas que habían publicado artículos sobre esta investigación, violando el secreto de sumario.

Los periodistas Fiorenza Sarzanini ("Corriere della sera") y Massimo Martinelli ("Il Messaggero"), vieron irrumpir a los agentes en su domicilio romano, en una iniciativa que fue duramente criticada por el Colegio de Periodistas como contraria a la libertad de prensa.

Todos estos hechos han devuelto a la memoria de los italianos la pesadilla iniciada una noche de verano de 1968 en la localidad de Signa, a las puertas de Florencia, donde los disparos de una pistola "Beretta" acabaron con la vida de Antonio Lo Bianco y Barbara Locci, dos amantes sorprendidos en el interior de su coche.

A pesar de los esfuerzos de la policía, el "monstruo" continuó durante diecisiete largos años con sus crímenes, que firmaba con horribles mutilaciones en el cuerpo de sus víctimas.

A una de ellas, Stefania Pettini, de 18 años, le asestó 97 puñaladas tras haberla matado, mientras en otra ocasión el asesino llegó a enviar a un magistrado un trozo del seno de una de sus víctimas.

El último homicidio atribuido al "monstruo" se produjo en septiembre de 1985 y sus víctimas fueron una pareja de turistas franceses.


Más de Sucesos

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- MD
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT