23 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Suplementos

Mamá relajada, bebé tranquilo

Las próximas mamis debe tener en cuenta que todo lo que les pase a ellas también les afecta a los bebés

EUNICE MARTÍNEZ
jueves 28 de octubre 2010, actualizada 10:00 am

Enlace copiado

“El bebé está por llegar... no puedo explicar la emoción que siento al saber que por fin tendré entre mis manos a mi primer hijo. Todo está preparado: su cuarto, la ropita, sólo faltan algunos detallitos, ¡pero los tengo que realizar antes de que mi chiquito nazca!”.

Y es ahí donde el estrés hace de las suyas, bueno, en realidad hay mujeres que durante todo el embarazo se la pasan estresadas, y no es para menos, pues es una etapa llena de cambios para ella tanto en su cuerpo, en sus emociones y en su vida familiar, y a esto agréguele que muchas de las mamás primerizas son mujeres activas que enfrentan un sin fin de exigencias en su hogar y en el trabajo.

Todo esto es comprensible, sin embargo las próximas mamis deben tener en cuenta que todo lo que les pase a ellas también les afecta a los bebés, incluso desde antes de nacer, y créame que no es cualquier cosa.

El ginecólogo Jorge Cantú, explica que “La información medica actual ha asociado al estrés con algunas complicaciones durante el embarazo, entre otras cosas se le adjudica un papel dentro de las pérdidas tempranas del embarazo (aborto) y nacimiento de prematuros (trabajo de parto antes de tiempo y ruptura de membranas). De la misma forma, por mecanismos relacionados con la producción hormonal, el estrés al final del embarazo puede retardar el inicio del trabajo de parto. Y aunque no se ha demostrado científicamente, hay algunas teorías psicológicas que consideran al estrés durante el embarazo y primeros días de nacimiento como un factor influyente en el desarrollo intelectual y emocional de los bebés. Por lo anterior, debes de procurar llevar un embarazo tranquilo”.

Lo más importante de todo es mantener una actitud optimista referente al embarazo, y sobre todo, tener en cuenta todos los cuidados recomendados por tu ginecólogo y eso te pondrá en la mejor situación posible para recibir a tu pequeñín. El ginecólogo Jorge Cantú te presenta algunos tips para que le bajes al estrés y puedas vivir a plenitud esta bella etapa, a sabiendas que tu chiquito estará en perfectas condiciones. Lo puedes contactar por medio del correo [email protected]

• Planeación: Busca el momento adecuado para embarazarte, los embarazos no planeados son siempre una fuente de angustia. Toma en cuenta tu situación de pareja, laboral, económica, estado de salud, planes de cambio de residencia, etc.

• Prevención: Para tener un mejor pronóstico al término de tu embarazo es importante tomar algunas medidas como tomar ácido fólico, revisar el estado de salud mediante la consulta médica y realización de exámenes de laboratorio y Papanicolaou. Esto puede evitarte sorpresas desagradables durante el embarazo.

• Comunicación: Es indispensable mantener una buena comunicación con tu ginecólogo, que no te dé pena hacerle todas las preguntas que quieras, aun que te parezcan tontas, los ginecólogos están acostumbrados a que las pacientes nos cuestionen, y sobre todo las mamás primerizas tienen muchísimas dudas que de no quedar resueltas estarán dando vueltas en la cabeza generando miedos y angustias. Anímate a preguntar lo que sea y siéntete en confianza con tu ginecólogo para que pueda ayudarte a disipar todas tus dudas.

• Apoyo: Busca ayuda en terapias alternativas como los masajes, aromaterapia, ejercicio, musicoterapia y en grupos de apoyo como los del parto psicoprofiláctico donde puedes recibir información extensa acerca del proceso del embarazo y el nacimiento y donde compartirás experiencias con otras parejas embarazadas.

• Organización: Ten listos y al corriente toda la papelería que pudieras necesitar para evitar trámites tardados durante el embarazo. Debes tener lista identificaciones personales, papelería del seguro de gastos médicos (Es importante conocer la cobertura de tu póliza, toma en cuenta que las compañías de seguros manejan diferente los gastos por embarazo que el resto de las enfermedades) y la papelería del seguro social.

• Criterio: Utiliza tu buen juicio para decidir a quién creer. Cuando alguien ve a una embarazada no puede resistirse a hacer comentarios y recomendaciones que aunque siempre se realizan con buena intención, muchas veces son incorrectas y fuentes de angustia. Comentarios como “tu vientre ya está muy abajo”, “yo creo que ya te estás tardando mucho, no se te vaya a pasar el parto”, “así estaba Fulanita y su bebé se le murió”; debes de evitarlos a toda costa. Ponle un alto a las personas que quieran opinar acerca de tu embarazo, para eso tienes a tu ginecólogo. Agradéceles y aléjate haciendo oídos sordos a los comentarios. Aplica lo mismo al momento de buscar información en libros o Internet, ten cuidado porque hay mucha información es incorrecta.

TAGS
Temas del día
  • Migrantes
  • Chapo Guzmán
  • Pemex
  • RELACIONADAS
    COMENTA ESTA NOTICIA
    Cargando comentarios...
    Cargando más noticias...
    Cargando tendencia...