18 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Reportajes

Cien años de historia en el desierto

EL CASINO DE LA LAGUNA CUMPLE SU PRIMER CENTENARIO

YOHAN URIBE JIMÉNEZ / EL SIGLO DE TORREÓN / TORREÓN
miércoles 15 de septiembre 2010, actualizada 12:37 pm

Enlace copiado

Ni la implacable indiferencia de los cañonazos de la Revolución o el aguerrido galope del tiempo con sus cambios sociales, han logrado derribar el centenario edificio del Casino de La Laguna, en cuyas paredes y piedras han quedado impresos los sueños y aspiraciones de varias de las generaciones de hombres y mujeres que han forjado esta tierra.

Manuel Aldape y Mauro de la Peña fueron los encargados por la asamblea general de accionistas de la nueva sociedad Casino de la Laguna, en diciembre de 1907, para comprar al ayuntamiento los terrenos e iniciar la construcción del edificio.

Misión que según narran algunos documentos del Archivo Histórico Municipal Eduardo Guerra, llevaron a cabo con un préstamo de 80 mil pesos. Casi tres años más tarde, el 15 de septiembre de 1910, un extraordinario baile daba la bienvenida a la inauguración del Casino de La Laguna.

La obra del el arquitecto francés Louis Channel fue inscrita en el programa de celebraciones del Gobierno Federal, junto a la Escuela Centenario, un programa que buscaba que las ciudades inscribieran obras emblemáticas para conmemorar el Primer Centenario de la Independencia de México.

Con un estilo renacentista español, imponiéndose sobre el suelo semidesértico de una ciudad que apenas abría los ojos al mundo, el Casino fue tradicionalmente un espacio para los bailes y banquetes, un centro social que testificaba la evolución diaria de la sociedad lagunera.

 ALGUNOS CAPÍTULOS

Como en los bemoles de la historia, no todo es blanco o negro, el Casino de La Laguna además de testificar la evolución de una región desde su convivencia social, también presenció capítulos propios del México de inicios de siglo XX, donde la revolución marcó todos los acontecimientos.

Testigo mudo de la guerra fratricida de 1910, el casino vivió la Primera Toma de Torreón en mayo de 1911 por las tropas revolucionarias y cuando se registra la matanza de los chinos, el pueblo de campesinos y vecinos de la ciudad, entraron y saquearon sus pertenencias, como documentan algunas fotografías que cita el doctor Rodolfo Esparza Cárdenas.

En 1914, durante la tercera toma de Torreón, El General Francisco Villa reunió en el Casino de La Laguna a los principales comerciantes y empresarios de la región, para solicitarles un préstamo que se destinaría a la causa revolucionaria. Un testigo que conserva en su fachada las cicatrices de los cañonazos de la guerra.

Tres décadas después de la guerra, la crisis económica que atravesó la región y el país, golpeó al edificio con los latigazos de la reseción, a punto de desaparecer debido a una fuerte deuda, el Casino logró salir avante gracias a una campaña que emprendió Don Antonio de Juambelz, en coordinación con el Club Rotario.

 UN CENTRO SOCIAL

Durante los años 60, 70 y 80, el edificio ubicado frente a la Plaza de Armas de Torreón, fue un importante centro social de reunión, bailes de 15 años, matrimonios, fiestas familiares o reinados, tienen como escenario sus pasillos, recuerdos que abundaban en los álbumes fotográficos de las familias laguneras.

No sólo estos acontecimientos se guardan en el imaginario de los laguneros, los recuerdos a manera de imágenes donde modas, peinados, estilos y las características propias de una época, tienen rostro de jóvenes sonrientes en su baile de graduación, miembros del club Rotario o público que asistía un baile de caridad.

Cerca de cuarenta años en los que el Casino además de ser un centro de entretenimiento le abrió paso a conciertos de piano, recitales de guitarra, concursos de danza y algunos fiestas temáticas que hoy día serían consideradas un performance o intervención.

Ya en los años 80 y 90, como anticipándose a lo que sería su destino final, las paredes del Casino atestiguaron las manifestaciones artísticas de creadores locales y extranjeros que en algunos momentos transformaron el centro de actividad social en un espacio para las artes plásticas.

 UNA NUEVA ÉPOCA Hace cuatro años y tras un largo proceso de restauración donde expertos de varias partes del país, revivieron el emblemático edificio catalogado como patrimonio histórico por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, el Casino de La Laguna volvió a abrir sus puertas, esta vez como el Museo Arocena.

Un espacio que además de sus salas permanentes de exposición, cuenta con un moderno auditorio, biblioteca, la Plaza Peñoles, librería, café y una enorme área didáctica, que lo han puesto como uno de los principales centros culturales del norte del país, que ha tenido eventos de talla internacional como el Congreso Internacional de Museos (Intercom) 2009.

 DATOS CURIOSOS Durante mucho tiempo se consideró que en los años treinta la tradicional ceremonia de 'El Grito' del 15 de septiembre de 1910, se llevó a cabo desde el balcón-terraza del Casino de La Laguna y tras investigaciones en diarios de la época se descartó el relato de Rico Maciel, comenta el director del Archivo, Rodolfo Esparza Cárdenas.

A causa de las lluvias persistentes y copiosas de ese año, la inauguración de la Escuela Centenario, y varias actividades más fueron aplazadas, al igual que' El Grito', que se realizó en Teatro Ricardo de la Vega, a las 11 de la noche.

Por esta razón hoy será la primera vez que el balcon-terraza del Casino de La Laguna sea testigo de la Ceremonia del 'Grito', un escenario que contempla además el centenario edificio cuya imponente fachada una vez más, reunirá hoy a los laguneros en una nueva cita con la historia.

Comparten su historia

Actualmente el Museo Arocena presenta su exposición "Casino 100", como parte de los festejos del centenario del edificio histórico. Gracias a la respuesta de los laguneros, el Arocena logró reunir centenares de fotografías que respondieron a la pregunta: Y tú, ¿cómo has vivido el Casino de La Laguna en estos 100 años?

Mediante la aplicación de los nuevos lenguajes del arte contemporáneo, el Arocena presenta esta nueva exposición, que pone en valor la memoria colectiva en relación al edificio y motiva a la reflexión sobre el sentido que esta memoria tiene para los ciudadanos hoy en día. Pintura, video, dibujo, escultura e intervención en vinil sobre pared y fachada, hacen parte de estas obras.

Como es característico en el lenguaje contemporáneo del arte, "Casino 100" invita al público a descubrirse en el museo, donde las fotos que aportó el público hacen parte de la obra que presentan en algún video o intervención Javier Cárdenas, Santino Esacatel y Alejandro Fournier, integrantes del colectivo.

Los visitantes podrán encontrar el testimonio gráfico de la historia del Casino, a través de sus propios ptotagonistas, que invaden en todas las salas del museo, donde además se instalaron novedosos recursos museográficos.

El Casino

En la historia del edificio se puede apreciar:

⇒ La gestión para su construcción inició en diciembre de 1907.

⇒ Fue inaugurado el 15 de septiembre de 1910.

⇒ El encargado de la obra fue el arquitecto francés Louis Channel.

⇒ Su estilo arquitectónico es renacentista español.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...