18 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Reportajes

Patrimonio en el olvido

LOS POCOS EDIFICIOS HISTÓRICOS CON LOS QUE CUENTA TORREÓN SE ENCUENTRAN EN MALAS CONDICIONES

FABIOLA PÉREZ-CANEDO / EL SIGLO DE TORREÓN / TORREÓN
martes 07 de septiembre 2010, actualizada 9:54 am

Enlace copiado

Torreón es una ciudad relativamente nueva y con poca historia. No cuenta con un vasto patrimonio municipal y lo poco que se tiene registrado se encuentra en malas condiciones, con las fachadas deterioradas, las banquetas destrozadas, con deficiencias en los servicios y en general, está en el abandono.

De acuerdo a la normatividad que tiene el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), ninguno de los edificios de Torreón sería histórico, explicó Rodolfo Esparza Cárdenas, director del Archivo Histórico Municipal, pues su normativa contempla una periodicidad considerando las construcciones con más de 100 años.

"Este es un problema muy interesante, Saltillo tiene edificios históricos, Monclova también, pero como la ciudad de Torreón es muy joven, la mayoría, si no es que todos sus edificios, se sale de este rango", manifestó. Señaló que en la ciudad hay inmuebles que reúnen otras condiciones, como la definición de la arquitectura de la época, por lo que se les tendría que cuidar como parte de la historia en el municipio.

En este sentido, el INAH cuenta con un catálogo de edificios en Torreón que son patrimonio municipal, donde se especifica 79 inmuebles, entre los cuales, destaca la Plaza de Armas, el Casino de La Laguna, el Banco de México, el edificio de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), entre otros, todos en el Centro Histórico.

 EN EL OLVIDO

El hotel Salvador fue inaugurado en 1904, y según su placa, es considerado un monumento nacional. Localizado sobre la avenida Hidalgo, el edificio cuenta, en la planta baja, con prósperos negocios, de comida china, una zapatería y una farmacia, mientras que sus otros tres pisos están en el olvido, con algunos vidrios rotos, grafiteados y completamente vacíos.

Rodolfo Esparza consideró que esta duplicidad es común en los edificios del Centro, donde sólo tiene vida la parte baja y el resto del inmueble no recibe ningún tipo de atención ni mantenimiento.

"Estamos padeciendo el uso de los edificios en su planta baja y la destrucción de los mismos en los segundos y terceros pisos, así está: abajo se actualizan porque se pone un comercio ahí, pero los pisos de arriba se abandonan, se destruyen, y al final esa finca va a tener que ser demolida", expresó.

Señaló que existen muchos edificios que por sus características arquitectónicas, pudieran ser considerados como históricos una vez que cumplan con el requisito de los 100 años, sin embargo, advirtió la necesidad de adecuar la normativa municipal para que se pueda presionar a los propietarios a que den mantenimiento a sus inmuebles para que no se pierdan.

"Uno va a Zacatecas, a Guanajuato, a Saltillo o a Durango y se queda con la impresión de que la ciudad tiene características únicas, así también tenemos que cuidar nosotros que nuestra ciudad vaya teniendo un perfil arquitectónico que la distinga, que le dé identidad y que permita que los visitantes se lleven un buen sabor de boca de que tenemos una ciudad bonita", comentó el titular del Archivo Histórico.

 REPARACIÓN COSTOSA

Una cuestión que complica la reparación de los edificios que son patrimonio de la ciudad, es que no todos son propiedad del Municipio sino que una gran cantidad de ellos es de particulares, quienes deben también tener la disponibilidad de invertir en sus inmuebles, dijo Norma González Córdova, directora de Cultura.

"Aquí entra en juego intereses particulares y es lo que puede ir atrasando las cosas, hemos visto buena disposición de los particulares para entrar en conjunto e ir cambiando la imagen a la ciudad, a partir del Centro", expuso.

De acuerdo con Arturo Lozano Ayala, director de Obras Públicas Municipales, la restauración del Banco de México significa una inversión de alrededor de un millón de pesos, sin embargo, una casa requeriría una inversión de 100 mil pesos, pues algunas son muy pequeñas, de una planta.

"Una de dos plantas, posiblemente sean cerca de 200 mil pesos, varía el tipo de inversión requerida según el edificio del que se esté hablando para reparar", comentó.

 RINCÓN HISTÓRICO

El acelerado crecimiento de Torreón hacia el norte y el oriente también ha contribuido a que el Centro Histórico ya no quede en el centro de la ciudad, sin embargo, el INAH sólo considera patrimonio municipal a los edificios que están dentro de esta zona.

"Ya no es 'Centro Histórico', ha quedado como 'rincón histórico'", manifestó Esparza, lo que atribuyó a una planeación sin control de la ciudad. Consideró que vale la pena en la actualidad hacer un catálogo, constituido multidisciplinariamente, sobre los edificios arquitectónicos importantes que hay en el municipio.

El proyecto actual del Municipio para el Centro de Torreón trata de conectar las áreas de la Gran Plaza, la Plaza de Armas y la Alameda Zaragoza, esto a través de un paseo peatonal en la calle Morelos.

La Dirección de Obras Públicas cuenta con un proyecto que busca rescatar el hotel Galicia, el edificio de la CFE, el hotel Palacio Real y el Banco de México, de modo que se pueda restaurar la imagen de este patrimonio, que ha ido decayendo con el paso de los años. Para esto, se tramitan los permisos correspondientes ante el INAH.

"Este mismo mes estaremos trabajando en el pintado de todas las fachadas que tenemos en el entorno, que están totalmente grafiteadas, esas fachadas y calles que se quedaron abandonadas por años las estaremos pintando y trataremos de arreglar toda la señalización, que también muestra un deterioro muy importante", comentó Lozano Ayala.

 SIN DEFENSA

En la Administración actual hay un departamento que se encarga de cuidar de estos edificios, pero forma parte de la Dirección de Obras Públicas, por lo que jerárquicamente no puede oponerse a una obra del Municipio para hacer modificaciones a un edificio histórico.

"Tiene que ser una instancia con la misma fuerza administrativa y jurídica", expuso el director del Archivo Histórico.

Explicó que se requiere en la actualidad de una revisión exhaustiva de los edificios y una propuesta normativa para poder orientar a propietarios y autoridades, y evitar que se destruyan los inmuebles que son patrimonio de la ciudad.

Por ejemplo, señaló que las banquetas del Centro son los trazos originales de la ciudad, pero en las últimas dos administraciones municipales se sacrificó la zona peatonal para hacer cajones de estacionamiento, lo cual consideró una completa equivocación.

"Cosas como ésas tienen que discutirse", manifestó. Aseguró que en la actualidad se realizan trabajos de recuperación en la Plaza de Armas en coordinación con este departamento, de modo que se cumpla con los reglamentos.

"Se tiene que garantizar a la ciudadanía que lo que se está haciendo no es 'a tontas y a locas', que está pensándose en cuidar mucho los edificios", comentó.

 ZONA CULTURAL

La directora de Cultura señaló que antes de convertir el Centro de Torreón en una zona cultural se requiere dejar los espacios en condiciones dignas para que la gente quiera acudir a los eventos que se presenten.

"Lo primero es el remozamiento para que la zona invite a ir, en el caso de la Plaza de Armas, está enclavado el Teatro Nazas, el Museo Arocena y el Canal de la Perla, y muy cerca está el Museo del Ferrocarril, el Museo del Algodón y el Teatro Martínez, es una zona donde se concentra gran parte de la infraestructura cultural de la ciudad", manifestó.

Dijo que ya que esté terminada la Plaza de Armas se tendrá un programa permanente de actividades culturales, semanalmente, para que los ciudadanos puedan ir a divertirse de manera gratuita y con toda su familia.

Explicó que, sin importar cuántos recursos se puedan invertir en la renovación de fachadas, si no se cumple por parte de los comerciantes con la remoción de espectaculares para que la publicidad sea más homogénea en el sector, el proyecto cultural no dará resultados.

"Tenemos que ponernos todos de acuerdo, con el proyecto de la Gran Plaza se va a transformar la zona y la actividad cultural, pero el comercio también tiene que entrarle", comentó Norma González.

Los edificios históricos en Torreón saltan a la vista, pues cada vez son menos y están en medio de negocios en el Centro, donde su arquitectura contrasta con los vistosos anuncios de los locales. El rescate de estos inmuebles constituye el eje del patrimonio arquitectónico de la ciudad.

1

 MILLÓN

Cuesta la remodelación del Banco de México. 103

 AÑOS

Cumple Torreón de ser elevada a ciudad.

 FUENTE: INSTITUTO MUNICIPAL DE DOCUMENTACIÓN Y ARCHIVO HISTÓRICO EDUARDO GUERRA 79

 INMUEBLES

Como patrimonio incluye el INAH en su catálogo.

Dentro del catálogo histórico

Algunos inmuebles del Centro de Torreón que forman parte del catálogo del INAH:

⇒ Casino de La Laguna.

⇒ Hotel Salvador.

⇒ Hotel Princesa.

⇒ Reloj en Juárez y Juan Antonio de la Fuente.

⇒ Plaza de Armas.

⇒ Edificio de la CFE.

⇒ Edificio del Banco chino.

⇒ Hotel Galicia.

⇒ Banco de México.

⇒ Torreón viejo.

⇒ Casa colorada, en Múzquiz y Constitución.

⇒ Antigua Presidencia Municipal, junto al hotel Calvete.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...