Deportes
Sergio Luis Rosas Miércoles 14 de ene 2009, actualizada 12:29am ... Anterior El Siglo 4 de 27 Siguiente ... El Siglo

Recuerdos del Ayer

El Siglo

Los Tres

Mosqueteros

peruanos

Hugo Lobatón, Julio Villanueva y “Popi” Correa fueron las tres primeras contrataciones que realizó el desaparecido equipo Diablos Blancos de Torreón una vez que logró el ascenso a Primera División en la temporada 1968-1969, bajo la dirección del caballeroso técnico peruano Grimaldo González.

Don Grimaldo, en compañía de Federico Sagiante, emisario del Torreón, viajaron a Perú en busca de un defensa central, un medio volante y un delantero, para conformar la columna vertebral de los Diablos Blancos con miras a su primer torneo en el máximo circuito del futbol mexicano.

Después de asistir a varios partidos del campeonato peruano y observar a distintos jugadores, se acercaron al Sporting Cristal, uno de los equipos de mayor tradición en Perú, para solicitar informes sobre Hugo Lobatón Gómez y Julio Villanueva Roca, en virtud de que había interés por parte de la directiva del Torreón por contratarlos.

Don Grimaldo y Federico Sagiante hablaron por separado con cada uno de ellos y lograron convencerlos de que se enrolaran con los Diablos Blancos.

Por otro lado consiguieron la contratación del defensa central Guillermo Correa Bravo, mejor conocido como el “Popi”, quien jugaba en el equipo Sport Boys del Puerto del Callao, en el cual militó el extremo derecho Jerónimo “Patrulla” Barbadillo, quien hizo historia en el futbol mexicano con Tigres de la UANL.

Los Tres Mosqueteros peruanos se incorporaron al Torreón en marzo de 1969 y formaron una pequeña colonia del Perú en La Laguna, junto con sus paisanos Claudio Lostanau y Carlos García Carrasco, quienes militaban en ese entonces en la Ola Verde.

Los dos primeros en llegar fueron Hugo Lobatón y Julio Villanueva, una semana después arribó “Popi” Correa.

Hugo, Julio y “Popi” fueron titulares indiscutibles en el equipo Torreón en la temporada 1968-1969, primera de los Diablos Blancos en el máximo circuito, en la cual pasaron serios apuros para mantenerse en la misma, y hubo necesidad de llamar al entrenador español Fernando “Gavilán” García para que viniera a salvar al equipo del descenso.

La cuota de cuatro jugadores extranjeros del Torreón la completó esa campaña Eduardo “Tico” Chavarría, quien en el partido clave contra Toluca en el Estadio de la Revolución anotó un par de goles para salvar al Torreón de haber regresado a Segunda División, el marcador final de ese encuentro fue 2-1 a favor de los Diablos Blancos.

Hugo Lobatón, Julio Villanueva y “Popi” Correa permanecieron una temporada más en los Diablos Blancos, en el torneo siguiente Hugo y “Popi” se fueron a jugar al Irapuato, y Julio se regresó a Perú para enrolarse en el Deportivo Municipal de Lima, en donde tuvo de compañero al mundialista Hugo “Cholo” Sotil.

De los Tres Mosqueteros peruanos que militaron en el desaparecido equipo Torreón, el que jugó más tiempo en el futbol mexicano fue “Popi” Correa, quien después del Irapuato fue transferido al Tampico–Madero, ya que Hugo Lobatón se regresó a Perú para enrolarse con el equipo Juan Aurich, en el cual jugó nada más un año y se retiró.

Por su parte, Julio Villanueva, después del Deportivo Municipal de Lima militó en el equipo Mariano Melgar de Arequipa y en el Deportivo Junin de Huancayo, retirándose en 1979, después de una carrera exitosa, la cual había iniciado en 1967 cuando el legendario Waldir Pereira “Didi”, en ese entonces técnico del Sporting Cristal, lo mandó llamar de la Sub 19 para incorporarlo al primer equipo y debutarlo en un partido contra el Alianza Lima.

Julio Villanueva contrajo matrimonio en Torreón con una maestra de la ciudad de Saltillo que laboraba en ese entonces en una escuela primaria de La Laguna, quien ha sido fiel compañera del peruano “en las duras y en las maduras”, y después de radicar varios años en el Perú convenció a Julio para regresar a México y fijar residencia en Saltillo, en donde son muy apreciados, al igual que sus hijas.

Hugo Lobatón radica actualmente en Lima, Perú, en donde es concesionario de conocida marca de cerveza peruana, y “Popi” Correa falleció el año pasado en la Ciudad de México.

Los Tres Mosqueteros peruanos dejaron huella en el futbol profesional de La Laguna, en donde siempre serán recordados por su entrega, profesionalismo y don de gentes.

¡Hasta el próximo miércoles!


Más de Deportes

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- MD
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT