21 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Finanzas

Tren, una infantil manera de recorrer las plazas

El Universal/ México, DF.
viernes 02 de mayo 2008, actualizada 10:33 am


Enlace copiado

Edgar González creó Expresso Mágico; esta empresa tiene transportes que hacen recorridos por el interior de los centros.

La visita de niños a los centros comerciales se ha convertido en entretenimiento, asegura Edgar González, director de la empresa de recorridos en tren Expresso Mágico. Desde hace tres años, este emprendedor fabrica ferrocarriles montables con motor eléctrico que comercializa y opera entre los locales de una plaza comercial.

En entrevista, comenta que su infancia estuvo marcada por los juegos de locomotoras, vagones y transportes de carga con pequeños trenes, mismos que ahora ya no se fabrican como antes.

Con el paso del tiempo notó que había gran interés por parte de los niños de divertirse con este tipo de juguetes, pese que ya son pocas las marcas que se encuentran en el mercado.

De este modo, lanzó una compañía que aunque de primera impresión parece una franquicia, en la práctica se trata de una oportunidad de negocio, pues no cobra regalías. González agrega que a esta diferencia se suma el hecho de que la operación se da de forma independiente, puesto que no hay participación de las ventas, aunque ofrece asesoría y mantenimiento en todo momento.

Por ahora, Expresso Mágico se encuentra en la recién abierta Plaza Cúspide en Lomas Verdes, Estado de México; también opera un tren en el centro comercial Zaragoza en la ciudad de Chihuahua y un tercero en un parque, al aire libre, en el municipio mexiquense de Tlalnepantla. Incluso fue con este modelo con el que empezó a operar la firma en 2005.

Y aunque existen firmas similares en el mercado, de hecho con más tiempo de existencia, González advierte que la ventaja competitiva está en el bajo monto de inversión respecto a la competencia.

Destaca que en México hay en circulación trenes canadienses con el mismo nicho de mercado: el paseo de niños en centros comerciales.

De esta empresa, comenta que se encarece la operación debido a la importación del equipo. Refiere que colocar un tren de este tipo cuesta alrededor de 65 mil dólares, en cambio, él ofrece una alternativa mexicana por 38 mil 500 dólares. Es el mismo riesgo que se corre en una y otra inversión, comenta González, la diferencia está en el dinero que se pone en juego.

UNA PIEDRA EN EL CAMINO

Durante un recorrido por tren, González advierte que el surgimiento de la operadora de trenes comenzó tras fracasar con una compañía que se dedicaba a la fabricación de muebles para tiendas de autoservicio. Antaño, Edgar elaboraba mostradores para distintas plazas de la cadena Carrefour, pero con la desinversión de este grupo empresarial en el país no pudo establecer relaciones con Chedraui, quien adquirió los inmuebles desocupados. Con la experiencia adquirida todo ese tiempo en el manejo de madera y al notar una oportunidad de negocio en el mercado de niños, González apostó por competir en la hechura de trenes montables.

Los conocimientos en ingeniería industrial y administración, producto de su paso por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), le permitieron diseñar un tren eléctrico sin emisión de contaminantes, visualmente atractivo para locales.

La estrategia comercial de Expresso Mágico se sustentó en la creciente tendencia de combinar necesidades básicas de consumo con entretenimiento, actividades que se fusionaron con el boom de centros comerciales.

Tan sólo en 2006 se construyeron poco más de 60 centros en todo el país y el año pasado se concretaron alrededor de 40 proyectos en materia inmobiliaria con espacio para negocios, refiere González al apuntar el potencia de mercado que encontró.

“Debido al poco tiempo que se cuenta en las ciudades para la diversión, las familias tratan de aprovechar mejor la hora de las compras”, observa el empresario, aunque apunta que este fenómeno no termina tan sólo con el cine o tiendas ancla en las plazas. Los consumidores necesitan de diversas opciones que además resuelvan eventuales problemas como la atención de los niños mientras la mamá se abastece de productos.

Entre los planes de Expresso Mágico se encuentra circular en las vías imaginarias de plazas comerciales en Centro y Sudamérica. De estos mercados, González dice que será el crecimiento natural una vez consolide la operación en México. Por lo pronto, ya tiene ocho contratos firmados para entrar a igual número de plazas en el país en un plazo no mayor a cuatro meses. Otra de las ventajas del concepto, dice Edgar, está en que no se necesita rentar un lugar físico en una plaza, que en ocasiones se convierte en obstáculo para ingresar a este tipo de mercados, pues el negocio opera en los pasillos.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...