22 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Reportajes

Generan electricidad empresas extranjeras

POR MARTÍN CHÁVEZ CHÁVEZ / FOTOS RAMÓN SOTOMAYOR / EL SIGLO DE TORREÓN
jueves 13 de marzo 2003, actualizada 11:22 am


Enlace copiado

TORREÓN, COAH.- Mediante la aplicación de programas como ?Productor Externo de Energía? (PEE) y ?Construcción, Arrendamiento y Transferencia? (CAT), el Gobierno Federal ha permitido la intervención de la iniciativa privada en la operación de plantas y generación de energía eléctrica, actividades que hace años eran exclusivas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Ocho de enero de 2002

Se anunció que el Presidente de México inauguraría al día siguiente, seis nuevas plantas generadoras de la Comisión Federal de Electricidad, cuya capacidad global de generación sería de mil 519 megawatts y que permitirían garantizar el suministro de energía durante los próximos años. La inversión anunciada fue de 900 millones de dólares.

El evento simbólico de las centrales que empezaron a operar, tuvo lugar en Hermosillo y las centrales a inaugurarse fueron: Hermosillo con capacidad de generación de 229 MW; la CCC Tuxpan II, con 495 MW; la CCC Rosarito III, que cuenta con 498 MW; la CCC Saltillo que genera 248 MW; La Central geotérmica Tres Vírgenes cuya aportación es de 10 MW y la central diesel San Carlos que produce 39 MW.

Estos proyectos, que forman parte del programa de construcción de plantas generadoras, fueron construidos bajo las modalidades de PEE y CAT, por las empresas ganadoras de los procesos de licitación convocados por la paraestatal, que son: ?Unión FENOSA? de España, ?Mitsubishi? de Japón, ?ABB Energy? de Suiza, ?Electricité de France? de Francia, ?Alstom? de Francia y ?Abengoa? de España.

Con la inauguración de estas centrales, se reafirmaba la importancia que la Administración del presidente Vicente Fox ha otorgado a la industria eléctrica mexicana, así como la confianza que los inversionistas extranjeros tienen en la estabilidad económica de nuestro país, cita el documento.

Seis de junio de 2002

La CFE emitía otro documento en el que anunciaba la inauguración de la Central Ciclo Combinado CCC Bajío, cuya capacidad de generación sería de 495 megawatts y se interconectaría al Sistema Eléctrico Nacional desde el municipio de San Luis de la Paz en Guanajuato.

La CCC Bajío requirió una inversión de 415 millones de dólares, fue construida por la empresa ?Energía Azteca VIII, S. de R.L. de C.V.?, y quedó inscrita en el ambicioso programa de construcción de infraestructura que desarrolla CFE para garantizar el suministro de energía y cumplir con los objetivos.

La central funcionará con gas natural como su combustible principal y consta de las turbinas de gas, tres recuperadores de vapor, una turbina de vapor, cuatro generadores eléctricos, un aerocondensador y una subestación eléctrica.

La planta fue construida bajo el esquema de Productor Externo de Energía, por lo que pondrá a disposición de la CFE su capacidad neta garantizada de electricidad durante 26 años a partir de su fecha de entrada en operación comercial.

Diez de febrero de 2002

La CFE emite otro boletín, donde anuncia que la empresa ?Electricité de France International S.A. EDF?, de Francia, se adjudicó la licitación para la construcción, operación y mantenimiento de la Central Ciclo Combinado Río Bravo IV, cuya capacidad será de 500 megawatts y se interconectará al Sistema Eléctrico Nacional en el Estado de Tamaulipas.

En el acto, donde Eugenio Laris Alanís, director de Proyectos de Inversión Financiada de Comisión Federal de Electricidad, destacó la importancia de la confianza que muestran los capitalistas extranjeros en los proyectos de esta paraestatal, se explicó también que ?EDF?, logró la adjudicación de Río Bravo IV, debido a la oferta competitiva, a nivel internacional, que presentó de precio unitario nivelado de 2.9328 centavos de dólar por KW/H, incluso menor de .7 a la de 2.9527 centavos de dólar por KW/H que la misma empresa había cotizado para el proyecto Río Bravo III.

La CCC Río Bravo IV, será construida bajo la modalidad de Productor Independiente de Energía y tendrá un período de construcción de 40 meses, durante el cual generará mil empleos. Se tiene previsto que entrará en operación en el mes de abril de 2005 y la ?EDF? la operará durante un lapso de 25 años.

Destaca el documento que con esta central, ?EDF? tendrá en México una capacidad instalada de 2,232 MW, equivalentes a una inversión de mil 230 millones de dólares, ya que también es adjudicataria de las CCC Saltillo, Río Bravo II, Altamira II que opera conjuntamente con Mitsubishi y Río Bravo III.

Cabe destacar que en la licitación para el proyecto Río Bravo IV participaron por primera vez en un concurso de la CFE las empresas ?Mirant de México, S. de R.L. de C.V.? y ?Enelpower SPA?, en tanto que la firma ?Calpine International Investment B.V.?, se presentó por segunda vez, ya que en 1999 participó en la licitación de la CCC Bajío.

Mientras tanto en el Congreso de la Unión, los legisladores siguen analizando y comentando el documento que propone la reforma a la Ley de Energía Eléctrica, cuyo contenido destaca como punto principal la privatización de CFE, proceso que en la práctica, ya opera desde hace años.

TAGS
Temas del día
  • Migrantes
  • Chapo Guzmán
  • Pemex
  • RELACIONADAS
    COMENTA ESTA NOTICIA
    Cargando comentarios...
    Cargando más noticias...
    Cargando tendencia...