Torreón Elecciones 2024 Eclipse Total Solar Giro Independencia Eclipse Solar Total ISSSTE

Lucha libre

Mujeres en el ring: El boom de la lucha libre femenil

En La Laguna, el camino aún se percibe espinoso para las gladiadoras pero su perseverancia ya comienza a dar frutos

Al voltear al pasado podemos vislumbrar como la lucha libre femenil en México se erige como un testimonio de fuerza, destreza y perseverancia.

Al voltear al pasado podemos vislumbrar como la lucha libre femenil en México se erige como un testimonio de fuerza, destreza y perseverancia.

DANIELA CERVANTES

Aunque el camino aún se percibe espinoso, las gladiadoras contemporáneas, literalmente, siguen en lucha para ser tomadas en cuenta en las arenas alrededor de la república. Sin embargo su perseverancia ya comienza a dar frutos, por ejemplo, La Laguna experimenta un importante brote de luchadoras profesionales.

Evidencias arqueológicas y literarias atestiguan la existencia de gladiadoras en la antigua Roma. Aunque se sabe que sí tenían participación en los combates, su presencia en el anfiteatro romano era mucho menos común que la de los hombres. El que tuvieran un lugar en los juegos de gladiadores ya era un fenómeno relativamente raro y se consideraba algo extraordinario, o hasta exótico.

Pero su poca concurrencia no las deslindaba de someterse, igual que ellos, a un riguroso entrenamiento físico y mental antes de enfrentarse en la arena a otros gladiadores, animales salvajes o condenados a muerte.

Por lo complejo de los combates debieron adiestrarse en el uso de armas como la espada, el escudo y el tridente, así como aprender técnicas de combate cuerpo a cuerpo. Además de desarrollar habilidades de resistencia, fuerza y agilidad para enfrentar los desafíos físicos de la batalla. Su entrenamiento y preparación podían variar, pero todas compartían un compromiso: la excelencia y la valentía en la arena.

Ahora, a través de representaciones artísticas y literarias, podemos conocer que su figura en el anfiteatro desafió los límites de lo que se consideraba posible para las mujeres de aquella sociedad romana.

Aunque separadas por miles de años, las luchadoras mexicanas bien pueden representar su versión contemporánea, porque a pesar de los avances en torno al papel de las mujeres en la sociedad, las actuales combatientes aún tienen que, como las aguerridas de aquella lejana época, que desafiar los roles de género y, sobre todo, siguen en lucha por lograr la equidad arriba (y abajo) del cuadrilátero.

LA LUCHA DE LAS GLADIADORAS MEXICANAS

Al voltear al pasado podemos vislumbrar como la lucha libre femenil en México se erige como un testimonio de fuerza, destreza y perseverancia a lo largo de décadas de historia. ¿Por qué? Porque desde sus inicios, en los rincones más recónditos de las arenas, las gladiadoras mexicanas han tenido que arar un camino más fértil para lograr el reconocimiento y el respeto de los aficionados.

Los primeros combates femeninos surgieron tímidamente en la década de 1930, pero, según el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), fue hasta 1935 que de manera oficial se presentaron mujeres en la antigua Arena México; además de grandes luchadoras extranjeras, Natalia Vázquez figuró como la primera mexicana en este deporte.

Un dato: el legado de Vázquez es reconocido por el mismo CMLL desde 2017, año en que se llevó a cabo por primera vez la Copa Natalia Vázquez, un torneo donde las mejores gladiadoras de la lucha libre mexicana se enfrentaron para demostrar quién era la mejor; en ese año el trofeo quedó en manos de la Princesa Sugehit. Otro dato: según su página oficial, actualmente el Consejo Mundial de Lucha Libre tiene registradas un total 12 mujeres luchadoras conocidas como Las Amazonas.

Pero ya escribimos: oficialmente Natalia Vázquez fue la primera luchadora en México allá por 1935, lo que puede ser considerado como el inicio de la lucha femenil en el país, lo cierto es que tuvieron que pasar al menos otros 15 años para que las mujeres fueran contempladas en las carteleras oficiales.

Otro nombre que sobresale en los primeros años de actividad luchística femenil es el de Magdalena Caballero, quien fue la primera luchadora mexicana en usar máscara bajo el personaje de La Dama Enmascarada con el que, en 1955, sea adjudicó el primer Campeonato Nacional Femenil.

Es importante mencionar que todo lo anterior sucedió en medio de un contexto turbio para las mujeres adeptas al deporte del pancracio, según el artículo Avatares de la lucha libre femenil en México, publicado en la Gaceta de la Universidad Nacional Autónoma de México, el auge en general de la lucha libre fue en los años 50, pero para las mujeres fue justo el momento cuando se les excluyó; aunque la prohibición nunca fue formal, se trató de una especie de veto.

La consignación de esta exclusión, se puede leer en el texto, quedó registrada en la edición del 25 de junio de 1954 del periódico El Nacional, que narró que a un empresario se le negó organizar una función con cartel femenino en la Arena Coliseo, todo ello con el respaldo de autoridades de Box y Lucha Libre, y el entonces jefe del Distrito Federal, Ernesto Uruchurtu.

El argumento escondido de esta acción fue: la lucha libre femenil era considerada un peligro moral porque no correspondía con la identidad femenina mexicana. Así, este deporte fue prohibido para las mujeres por más de 30 años.

Fue hasta 1986, en la Arena Coliseo, que se rompió este veto y se comenzó una nueva era para las atletas de este deporte que, cabe mencionar, en 2018 fue declarado Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México por representar una expresión de identidad de la cultura popular urbana.

Aunque el camino aún se percibe espinoso, las gladiadoras contemporáneas, literalmente, siguen en lucha para ser tomadas en cuenta en las arenas alrededor de la república. Sin embargo, su perseverancia ya comienza a dar frutos, por ejemplo, La Laguna experimenta un importante brote de luchadoras profesionales.

2024: EL AÑO DE LAS GLADIADORAS LAGUNERAS

Apenas hace cuatro años las mujeres luchadoras comenzaron a pisar los cuadriláteros de la región, y poco a poco se han ido ganado un lugar en las carteleras, algunas ya han sido invitadas a pelear en arenas de otros estados. Incluso, otras pocas, ya demostraron sus dotes en la Arena México, mejor conocida como la Catedral de la Lucha Libre Mexicana, que, cabe mencionar, desde su inauguración, en 1956, es sede de los principales encuentros de este deporte espectáculo.

“Además ya están siendo invitadas a trabajar a Saltillo, Zacatecas, Guadalajara, Ciudad de México, Monterrey, Reynosa y Tijuana. Poco a poco la afición a la lucha libre las está pidiendo y los promotores les abren las puertas de sus empresas”, testificó Janeth Martínez, quien maneja las relaciones públicas de algunas promotoras en la región. Puntualizó que la mayoría lucha de forma independiente.

Por otro lado, el periodista deportivo especialista en lucha libre Alejandro Jiménez Aguilar observa un importante brote de luchadoras laguneras. Antes de la pandemia, dijo, se contabilizaban máximo cinco gladiadoras, actualmente, señaló, al menos 20 ya debutaron de manera oficial y cuentan con su licencia para pelear.

El proceso para ser luchadora profesional no es sencillo. Arturo Zárate, presidente de la Comisión de Box y Lucha de Torreón explicó que ellas, al igual que los hombres, deben cumplir primero con una etapa de aprendizaje en lucha grecorromana, intercolegial y olímpica, las cuales son base para entrar de lleno a la lucha libre profesional. “Esto abarca una duración de entre dos a tres años”.

Luego, la interesada (o) debe presentar un examen de conocimiento frente a sinodales que asigna la misma Comisión de Box y Lucha. “Posteriormente se les otorga un año de permiso provisional para que puedan ejercer profesionalmente la lucha libre. Después de ese tiempo ya se les da la licencia de luchadora profesional”. Asimismo, puntualizó Arturo Zárate, otro requisito igual para mujeres y hombres es que alcancen los 16 años de edad.

Tanto el periodista, la de relaciones públicas y el presidente de la comisión, observan un boom de mujeres luchadoras en la región. El padrón oficial, según Zárate, es de 22 profesionales activas en La Laguna.

“La lucha femenil está tomando un repunte muy importante a nivel local y nacional. En este momento es donde las luchadoras están destacando y teniendo presencia en las mejores empresas de México”, opinó Janeth Martínez.

En los ojos de Alejandro Jiménez se trata de luchadoras que demuestran grandes dotes arriba del cuadrilátero. La mayoría, dice, traen el amor por este deporte en las venas, debido a que “son hijas de luchadores o son parte de una familia de luchadores, así que traen muy buenas bases que se refleja en su calidad luchística”.

Como ejemplo, el especialista en lucha libre citó los casos de Miss Guerrera y Lady Shadow, ambas oriundas de Gómez Palacio y parte de una familia de luchadores. Su talento, señaló Alejandro Jiménez, ya las catapultó, por ejemplo, a la ya mencionada Catedral de la Lucha Libre Mexicana.

Andromeda, anteriormente conocida como Estrellita Lagunera, es otro talento local que destaca a nivel nacional. Arturo Zárate informó que la joven luchadora forma parte del Consejo Mundial de Lucha Libre. Ella al igual que Miss Guerrera y Lady Shadow, se crió en una familia de luchadores, es hija del luchador Gran Jefe III, y antes de mudarse a la CDMX, donde actualmente hace carrera, formó parte (única mujer) de Los Gran Jefes, una gran dinastía de lucha libre en La Laguna.

Para los tres entrevistados, la lucha libre femenil en La Laguna ya es una realidad. En las ocho funciones que se realizan en la semana en las también ocho arenas activas (seis ubicadas en Torreón y dos en Gómez Palacio) ya no faltan los elementos femeninos programadas en las contiendas.

Además, actualmente existe voluntad para seguirlas promoviendo, por ejemplo Arturo Zárate mencionó que la arena Tony Arrellano ubicada en Torreón mantiene un convenio con el CMLL para que luchadoras de otros lugares sean parte de batallas locales, así como también para que las gladiadoras laguneras exploren otros espacios.

Cabe mencionar que otro momento importante que se registró en el año en curso fue la cartelera morada que se presentó en el mes de marzo. Se trató de algo histórico porque por primera vez se ejecutó una función con cartelera exclusivamente femenina, lo cual, marca la pauta para consolidar la Liga de Lucha Libre Femenil en La Laguna.

Por todo lo anterior redactado, para el periodista Alejandro Jiménez el 2024 debe ser el mejor año para las mujeres luchadoras en La Laguna.

TÉCNICA O RUDA, PERO EN LA MISMA LUCHA

Lucharán de dos a tres caídas sin límite de tiempo. En esta esquina una gomezpalatina de fascinante sonrisa, de gran carisma y grandes habilidades luchísticas. Nieta de Terremoto King y desde hace tres años luchadora profesional: Diosa Hera.

1787141
Diosa Hera.

En esta otra, una luchadora experimentada que lleva 13 años subiéndose al cuadrilátero. De estatura pequeña pero con gran habilidad para volar y aplicar el llamado destroza caras. Proveniente de una gran familia de luchadores profesionales y respaldada por su hermana Dulce Llamarada, ella es: Princesa Quetzal.

Una más técnica y otra más ruda, pero ambas desde que iniciaron sus carreras han tenido que hacer una doble lucha, una arriba del ring y otra para sobrevivir en un deporte que, se sigue pensando, es considerado sólo para hombres.

Entrevisto a las dos en la arena Terremoto King que se ubica en la colonia Miravalle de Gómez Palacio, un esfuerzo que realiza Diosa Hera desde octubre del año pasado para seguir promoviendo la lucha libre en la región.

Lo de su sonrisa es cierto, la luchadora de 35 años posee un carisma que de forma orgánica la hace conectar de manera más inmediata con infantes y mamás.

Desde arriba del cuadrilátero de la arena Terremoto King, esta luchadora me comparte que al principio sí fue cuestionada por su familia por querer dedicarse a la lucha. Pero, expresa, ella ya traía la pasión arraigada por su abuelo que fue luchador y por quien, precisamente, decidió llamar así su arena, la cual ofrece entrenamientos de lunes a jueves de 6:30 de la tarde a 8 de la noche.

Actualmente, dice, al menos tres mujeres luchadoras acuden a entrenar, en ese sentido, Diosa Hera señaló “ahorita las mujeres luchadoras estamos en el pico más alto, hay muchas chavas que están poniendo en alto el nombre de La Laguna. Algunas compañeras que ya andan en México en el Consejo Mundial, pero también estamos las locales que no nos quedamos atrás”.

1787142

Para ella, toda mujer que practique este deporte es de admirar porque “ es un deporte en el que te tienes que entregar al mil por mil, es almorzar, comer, cenar y soñar lucha libre”.

Diosa Hera ha tenido que compaginar su pasión y su trabajo con el hecho de ser madre soltera de cuatro, dos adolescentes de 15 y 16 años y de otros dos más pequeños de 9 y 7 años.

“A veces me echan carrilla y me dicen que soy una mamá luchona”, se ríe, pero quizá, para sus hijos, Diosa Hera, represente eso, una mujer que lucha arriba y abajo de un cuadrilátero con la encomienda de sacarlos adelante.

Princesa Quetzal también es madre soltera de dos, de una niña y un niño que ya le han pronunciado sus intenciones de ser luchadores, no se trata de un anhelo raro, porque en su familia, la mayoría, a eso se dedica.

Ella tiene 13 años luchando, y 25 años de edad. “Desde que estaba en la primaria siempre me ha gustado la lucha libre. Dejaba de ir a los 15 años de mis compañeras para asistir a una función de lucha libre. Ahora ya lo tomo como un trabajo, a eso le llamamos ser profesional porque la constancia, la preparación y el amor por la lucha nos tiene aquí”.

Esta luchadora ha sido testigo de cómo ha ido evolucionado este deporte en la región, actualmente se dice sorprendida de saber que cada vez más mujeres se inclinan por esta disciplina, y lo mejor de todo, es que ya registran actividad en todas las arenas.

Cuando inició, hace 13 años, sólo existían seis luchadoras, ahora, como ya se informó en este reportaje, existe el registro de 22 profesionales.

Dedicarse a la lucha no es cualquier trabajo, por ejemplo Princesa Quetzal sabe de los riesgos que corre al subirse al ring. “Sabemos cómo subimos pero no sabemos cómo vamos a bajar”.

Para evitar algún accidente o lesión, la ruda ejecuta al menos dos cosas, la primera, se prepara arduamente, y dos, se encomienda mucho a Dios.

Al preguntarle por qué eligió llamarse Princesa Quetzal, la luchadora profesional me compartió: “mi nombre lo elegí porque a mi abuelo le gustaba la descendencia Maya, así que busqué un nombre referente a esa cultura y vi que el Quetzal era un ave pequeña, llamativa y guardiana del templo maya, algo que rotundamente me describe”.

1787143
Princesa Quetzal.

Y sí, Princesa Quetzal es de estatura pequeña, sus dotes arriba del cuadrilátero llaman la atención de cualquiera, y por último, estoy segura, esta gladiadora haría lo que fuera por proteger a su dinastía.

VIVIR LA LUCHA LIBRE FEMENIL

Ofrecer un repaso histórico, hablar con expertos en el tema y exponer la voz de dos testimonios, me parecía no ser suficiente para retratar el fenómeno de la lucha libre femenil en La Laguna, porque pensé: me faltaba vivirla.

Así que el jueves pasado me lancé a la Arena Olímpico Laguna, la catedral de la lucha libre en La Laguna, para apreciar el enfrentamiento entre dos amazonas de la CMLL contra dos locales, una de ellas Lady Shadow, con quien pude platicar antes de la contienda.

Es una luchadora muy joven, apenas alcanza los 16 años permitidos para portar la licencia de luchador profesional, pero eso no le impide pararse estoica en las arenas dentro y fuera de región, además, se sabe, la Dinastía Andrade la respalda, se trata de otra luchadora que atendió el llamado de sangre y siguió los pasos de sus familiares.

Ella al igual que Diosa Hera y la Princesa Quetzal, identifica que en la actualidad existe un grupo considerable de mujeres que se dedican a la lucha libre de manera profesional. “Todas tenemos muy buena escuela, y somos bastantes las queremos sobresalir”.

Lady Shadow manifiesta que ya existen intentos, sólo falta el consolidar formar parte del Consejo Mundial de Lucha Libre de manera oficial, lo cierto es que a su corta edad ya tiene presencia a nivel nacional.

Jueves 28 de marzo del 2024, el reloj marca las 9:15 de la noche. La función de la Arena Olímpico arranca puntual, espero el momento de ellas en el ring, y me doy cuenta que su presencia ya pesa, pues ya no son las llamadas taloneras, sino que tienen su enfrentamiento programado antes de la contienda estelar.

Fue hasta las 11 pasadas de la noche que se anunció el momento de ellas. Las cuatro salieron a demostrar de lo que están hechas, en su caso, Lady Shadow no se achicó ante las luchadoras internacionales, e hizo lo suyo arriba de la tarima.

El nivel que ofrecen, debo escribir, es sobresaliente. Llaves, vuelos, y movimientos muy técnicos las hicieron merecer el aplauso de los asistentes, me queda claro que nada le piden a la versión de lucha libre masculina, lo que si identifico es que aún pereciste comentarios machistas sobre su físico que no pienso duplicar en este escrito.

Antes Lady Shadow me compartió que la afición aún piensa que lo único que buscan las luchadoras es “enseñar”, pero no, la profesional expresó, lo que pretenden es demostrar que ellas, las mujeres gladiadoras, también se merecen ser reconocidas en el cosmos de la lucha libre profesional. Y yo, qué esa noche fui testigo de su capacidad, talento y profesionalidad en la batalla, que por cierto se llevaron las locales, comparto su idea.

1787057
cortesía

1787058
Las gladiadoras contemporáneas, literalmente, siguen en lucha para ser tomadas en cuenta en las arenas alrededor de la república.

Mujeres en el ring: El boom de la lucha libre femenil
Mujeres en el ring: El boom de la lucha libre femenil

Leer más de Torreón

Escrito en: Lucha libre

Noticias relacionadas

Siglo Plus

+ Más leídas de Torreón

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

Videos más vistos semana

Al voltear al pasado podemos vislumbrar como la lucha libre femenil en México se erige como un testimonio de fuerza, destreza y perseverancia.

Clasificados

ID: 2285045

YouTube Facebook Twitter Instagram TikTok

elsiglo.mx