Espectáculos Taylor Swift Helena Rojo Fuerza Regida Gina Montes Famosos

Voz de Dihablo

Voz de Dihablo

DIHABLO SEPÚLVEDA

Bienvenidos al primer viaje del año; aún se escuchan ecos de lo mucho que dejó el anterior. Esperemos  que este nuevo ciclo esté lleno de música y conciertos, que es lo que tanto nos gusta. 

Casi a punto de finalizar los días del calendario 2022, en medio de esas jornadas de ocio y distracción, di con el documental sobre Woodstock 99. De entrada, no recuerdo tener demasiada información previa sobre esa edición del festival, que como todos sabemos, constituye la mayor aglutinación de 'hippies' desde su concepción en 1969. Su bandera: una pugna por el amor, la libertad y una clara postura de rechazo hacia la guerra. 

El concierto original, a finales de los 60, contó con figuras emblemáticas de la música como Richie Valens, The Who, Jefferson Airplane, Joe Cocker, Joan Baez, The Years After, Blood, Sweat & Tears, Crosby, Stills, Nash & Young, Mountain, Neil Young, Canned Heat, Santana, Creedence Clearwater Revival, Gratefuel Dead, Janis Joplin y Jimi Hendrix, entre otros, y por supuesto que cumplió con las expectativas. 

Recuerdo en 1994, una nueva versión de aquel evento, con presentaciones importantes como la de Metallica, Aerosmith, Red Hot Chili Peppers, Primys, Jackyl, Live, Green Day, Paul Rodgers con Slash y John Bonham (entre otros), Candlebox, Bob Dylan y más. Cinco años después, llegó el 30 aniversario del festival y con eso la idea de alguna mente brillante de hacer negocio con ello. En este año, estuvieron presentes artistas como Alanis Morissette, Our Lady Peace, Jewel, Korn, Red Hot Chili Peppers, James Brown, Bush, Rage Against the Machine y Limp Biskit. De regreso al documental, mi pregunta rondaba en por qué hacerlo del 99. El nombre "Fiasco total" que acompaña la producción de la plataforma tiene mucho de respuesta. 

Quiero decir que de las tres ediciones del Woodstock tengo discos en físico (de música), a la 'old school', y con solo voltear al reverso es fácil darse cuenta cuál podría ser el menos... Inspirado. La miniserie en cuestión revisa qué pasó en aquel año, justo antes de cambiar al triple cero: una nueva era llena de expectativas milenarias estaría por comenzar.

Fiasco total cumple al exponer al mundo del entretenimiento como un negocio a veces mal diseñado. Va desde lo divertido y lo increíble, hasta lo violento, iracundo, peligroso y negligente. Hay unos cuantos buenos pasajes en la música, pero no venimos a hablar de eso aquí. No esta vez. Existe incluso una parte en la que la intensidad del caos aumenta conforme pasan las horas en la realización del festival y resulta imposible no pensar que alguna productora mexicana pudo estar implicada en aquel desastre. Es de decir, en todos lados se cuecen habas. 

Si tienes tiempo y quieres ver un verdadero escenario violento y caótico, al punto de las llamas, dentro de lo que debería ser una celebración meramente musical, ahí está ese producto. Son tres o cuatro episodios que narran la historia de lo que muchos testigos, pese a todo, aseguran que ha sido la experiencia de su vida. El creador intelectual de la obra ya no está para defenderse, como intentaron hacer los organizadores durante cada rueda de prensa que tuvieron que improvisar para tratar de dar buena cara. Menos mal que ocurrió justo antes del 'boom' las redes sociales. 

Por esas últimas noches de 2022 y primeras de este nuevo año, le he dado una revolcada a Spotify y se me ocurrió pensar en por qué aún permanece la venta del producto físico. Entiéndase como producto el CD, vinil o 'tape'. La respuesta debe ser simple: porque alguien lo sigue comprando. Pero además, creo que la música es feísima en plataformas digitales. Se escucha mal en la mayoría de los casos, no hay arte, no hay 'booklet'... O serán mis audífonos, mi celular. No sé. Las apps musicales sí ayudan en alguna situación específica a sacar momentos adelante, pero me quedo con lo tradicional. 

Dicen que ayer fue el día del coleccionista, vaya usted a saber. Siempre he pensado que no hay que esperar a una fecha para celebrar. Así que vivan las colecciones que no nos podremos llevar cuando nos vayamos, pero que son para disfrutar mientras estemos con vida. 

Que la normalidad llegué en este ciclo para quienes lo necesitan. Alisten sus pesos, que entre CD's y conciertos, se nos vaya el dinero. 

Siguen abiertos los canales de la comunicación: La Música del Dihablo [Facebook y YouTube]; @VozdelDihablo [Instagram y Twitter]. Gracias por seguir del otro lado. 

Leer más de Espectáculos

Escrito en: voz de Dihablo

Noticias relacionadas

Siglo Plus

+ Más leídas de Espectáculos

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

Videos más vistos semana

Clasificados

ID: 2158185

YouTube Facebook Twitter Instagram TikTok

elsiglo.mx