+ Educación Educación básica Educación media y superior INSTITUCIONES

Educación

Integran la inteligencia artificial en la educación

Se alían con la tecnología para hacer crecer el ámbito educativo

(ESPECIAL)

(ESPECIAL)

EL UNIVERSAL.-

En las universidades del país no existe la intención de prohibir la inteligencia artificial (IA). El énfasis está en cómo se implementará en todo lo que atañe al funcionamiento y desarrollo de los centros educativos. En este sentido, se ha pasado de una etapa de conocimiento a una de implementación.

Las instituciones de educación superior, ya sea en el papel o de forma implícita, buscan comprender cómo el desarrollo de esta tecnología incidirá tanto en sus profesores como en sus alumnos, por eso no es raro encontrar lineamientos sobre cómo se debe usar en la organización de una clase o al momento de entregar una tarea escolar.

La IA, como se verá más adelante, también busca su espacio en la manera en que se administra una escuela, como en la inscripción u organización de grupos u horarios. Lo mismo en la investigación, donde se programan algoritmos con la intención de dar soluciones a determinadas problemáticas sociales.

Impacto en la enseñanza-aprendizaje

"Debido a que el mundo cambiará por la inteligencia artificial y los trabajos se modificarán, lo que se enseña en las universidades también deberá transformarse", declara José Escamilla, director asociado del Instituto para el Futuro de la Educación del Tecnológico de Monterrey.

De hecho, para abordar el tema de la IA en la educación, la institución superior realizará la IFE Conference en enero de 2024, la cual, anteriormente, se identificaba como Congreso Internacional de Innovación Educativa (CIIE).

Si bien la irrupción de ChatGPT en noviembre de 2022 impulsó el tema de los algoritmos a una escala mayor, entre las personas, Escamilla indica que el Tec de Monterrey ha usado IA, chatbots y aprendizaje adaptativo desde tiempo atrás.

"Siempre hemos pensado que la IA es una herramienta para personalizar el aprendizaje de los estudiantes y apoyar a los profesores en tareas que pudieran ser automatizadas", puntualiza.

Carles Abarca, vicepresidente de Transformación Digital del Tec de Monterrey, suma el cómo introducir en los programas académicos el factor IA para formar a los profesionistas del futuro.

"Las universidades, como el resto de las industrias alrededor del mundo, estamos procesando la oportunidad que representa esta tecnología, observando dónde están los escenarios más a corto plazo de su empleo", agrega el directivo.

Retos de la IA en universidades

En opinión de Abarca, el Tec de Monterrey no ha tenido una postura de prohibir el uso de la IA. "Desde nuestro punto de vista, lo que se debe hacer es acoger las novedades tecnológicas dentro de un marco consciente de uso responsable".

Expresa que ahora mismo se trabaja en la institución universitaria en una política de uso de IA, "que ya indica lo que consideramos legítimo e ilegítimo desde el punto de vista del empleo por parte de los estudiantes y profesores".

Posiblemente, será hasta 2024 cuando esté disponible el lineamiento para la comunidad, año en el que TECgpt, el propio modelo de IA generativa de la Universidad dejará de ser beta, especialmente para tener un mayor alcance.

Otro reto que vislumbra Abarca, y que coincide con el punto de vista de Escamilla, es generar el conocimiento que el mercado necesitará en un mundo dominado por la IA.

Ello significa formar ingenieros de ética en IA, analistas de datos en IA, ingenieros de aprendizaje profundo, entre otros. "Todas esas disciplinas no existen hoy en los centros educativos, pero el mercado los está empezando a demandar desde ya".

Francisco Alvarado, profesor y parte del Laboratorio de Dispositivos Médicos de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), hace hincapié en que sí es importante una implementación de la IA en las escuelas, pero también lo debería ser el entendimiento de esta tecnología, especialmente por parte del cuerpo docente y estudiantes.

"Debe quedar claro que no es lo mismo usar la inteligencia artificial que entenderla. Esto último requiere bastante conocimiento", acota Alvarado.

Un futuro inteligente

De acuerdo con una encuesta de la UNESCO, realizada en más de 450 escuelas y universidades alrededor del planeta, menos del 10% de los espacios educativos ha implementado políticas institucionales u orientaciones formales sobre el empleo de aplicaciones de IA generativa.

"El vacío de orientación demuestra que los sistemas educativos están trabajando para ponerse al día con las nuevas tecnologías", manifiesta el organismo internacional especializado.

De cualquier manera, Abarca vislumbra un escenario en el que cada profesor tendrá un asistente artificial que le permitirá resolver las "tareas más rutinarias", desde la programación de los horarios hasta el pase de lista de los estudiantes, así como diferentes recomendaciones de contenidos sobre los cuales trabajar en la próxima clase.

"El alumno tendrá un tutor de aprendizaje siempre disponible, el cual podrá llevar siempre consigo, en su celular o computadora portátil".

Ya entre el profesor y el estudiantado, Abarca manifiesta que una de las posibilidades de la IA está en diseñar experiencias de aprendizaje personalizadas, "alumno por alumno", que contarán con materiales según su "momento" de aprendizaje.

"No habrá un curso único de casi nada; este se adaptará a cada uno de los jóvenes, a cada uno de los ‘aprendedores’", concluye Abarca.

UAG. hacia una cultura de la IA

En la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) están en un punto en el que reconocen que la IA no se puede prohibir entre los estudiantes y profesores. Así, varios programas de estudio, desde licenciaturas hasta doctorados, se han visto enriquecidos con materias que incluyen este desarrollo tecnológico.

La institución también impartió a colaboradores y docentes, este 2023, su primer curso de IA aplicada; ellos se capacitaron durante siete días, con un total de 22 horas. La formación se replicará el siguiente año por la buena aceptación que tuvo la primera edición. Asimismo, habrá uno específico para docentes.

José Humberto López Gómez, director de Innovación Educativa de la UAG, precisa que la intención con el curso es que los docentes conozcan las plataformas de IA y aprendan a utilizar las que mejor respondan con su función como académicos: planear, desarrollar la clase para los estudiantes y evaluar.

"El otro objetivo importante es que el profesorado diseñe estrategias didácticas en las que se utilice esta tecnología, para que así el alumno también pueda emplearla sin ningún tipo de inconveniente", explica.

López Gómez enfatiza que el centro universitario se encuentra en el desarrollo de una licenciatura en IA, que podría lanzarse en 2025 y que será "muy técnica porque no solo es aprender las herramientas basadas en esta implementación, sino desarrollarlas".

Trabajo en el laboratorio

Francisco Alvarado, profesor y parte del Laboratorio de Dispositivos Médicos de la UAG, manifiesta que la institución trabaja en diversos proyectos de investigación y desarrollo que sí involucran la IA.

Algunos de estos pretenden incidir en mejorar la vida de las personas que han sufrido alguna amputación (clasificación de la actividad eléctrica del cerebro para predecir los movimientos físicos del cuerpo), en quienes padecen epilepsia y en los pacientes que podrían ser susceptibles a una arritmia.

"Estamos en la etapa de implementar IA, ya que encontrar las características (los patrones) no es un trabajo fácil. Una vez clasificados los datos, se pasa al tema de los algoritmos", puntualiza el docente de la UAG.

Añade que en la instalación universitaria de la que es parte se diseñan algoritmos independientes que no pretenden competir con plataformas como ChatGPT o Bard.

Deja claro que el hecho de que se cuente con IA de punta, o datos suficientes, no significa que es posible resolver las problemáticas actuales que enfrenta la sociedad.

Up. Implementación y análisis

Iara Alcauter Rueda, directora del Laboratorio de Ciencia de Datos en la Universidad Panamericana (UP), indica que diversas herramientas que se emplean en la institución, en el día a día, "contienen" elementos de IA, desde software para el diseño y creación de horarios hasta aquel que puede detectar plagio.

"Por otro lado, a raíz de la salida de ChatGPT y otras herramientas similares, hemos promovido su uso en nuestros profesores como herramienta dentro de sus clases y para conocer sus alcance y limitaciones", acota Alcauter Rueda.

Con relación a los estudiantes, señala que se usan modelos para predecir aquellos que están en riesgo y su rendimiento, así como para proyectar la conclusión de los diferentes niveles de estudio. Los datos posibilitan hacer las intervenciones necesarias, de acuerdo con la representante de la universidad privada.

Tec de Monterrey. Desarrollo de TECgpt

"Por primera vez hablamos de tecnología que aproxima de verdad a las máquinas con las personas, pero no es distinta. Necesita un proceso de adopción, necesita una regulación y necesita un plan consciente, así como mapear en dónde están sus oportunidades de uso", opina Carles Abarca, vicepresidente de Transformación Digital del Tec de Monterrey, sobre la irrupción de la IA en distintos sectores.

Respecto al propio modelo de IA generativa de la institución, TECgpt, que se presentó en octubre de 2023 en versión beta, sostiene que se empezó a trabajar en él desde febrero del mismo año. "El Tec de Monterrey identifica rápidamente cuál es el impacto tendrá la IA generativa".

Agrega que, luego de revisar distintos escenarios de desarrollo, se optó por entrenar un modelo propio, con los beneficios que ello conlleva, desde proporcionarle contenidos curados hasta aquellos que se pueden certificar, pasando por monitorizar su empleo.

"Sabemos para qué se está utilizando y podemos monitorizar la calidad de las respuestas que proporciona, lo que nos da un control que es imprescindible para garantizar una experiencia de calidad", refiere Abarca.

El representante de la reconocida universidad privada indica que la mayoría de quienes están utilizando TECgpt, alrededor de mil 500 personas, la emplea para generar imágenes y resumir textos con fines académicos.

"Ya se intuye que este tipo de soluciones tecnológicas tiene un potencial muy grande de mejorar la productividad, tanto de profesores como de estudiantes", opina el directivo.

Indica que, para el siguiente año, TECgpt dejará de ser beta, además de que también se liberará un "habilitador dentro del ecosistema de esta tecnología", que recibe el nombre (temporal) de Skill Studio.

"La idea es que un profesor genere una skill, que no es más que un modelo específico para un propósito concreto", puntualiza.

En un ejemplo, menciona que un estudiante interesado en programar podría acceder a ejercicios y correcciones, según su estilo de aprendizaje, en el momento que más le convenga.

"Igualmente, ya tenemos una versión beta de Skill Studio que no hemos abierto todavía, pero esperamos lanzarla en breve", precisa.

En una especie de conclusión, indica que las universidades tienen el reto de preparar a los estudiantes, a las personas, para un mundo que estará dominado por la IA.

Universidad iberoamericana. Lineamientos y reglamentación

La Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México, implementó en su reglamentación el documento Lineamientos para el Uso de la Inteligencia Artificial, el cual establece cinco directrices para los estudiantes y seis para el cuerpo académico de la institución.

Estas son las concernientes para el estudiantado:

Verificar con el profesorado correspondiente si está permitido en clase el uso de herramientas de IA.

Usar las tecnologías de IA de manera ética y responsable, en sintonía con las políticas y procedimientos de aprendizaje, evaluación e integridad académica de la institución.

Citar, describir o documentar la manera en la que se han utilizado herramientas de IA, si es el caso.

Desarrollar habilidades genéricas en el uso de IA con el propósito de evaluar críticamente la pertinencia de utilizarla como una herramienta más en el proceso de generación y adquisición de conocimiento.

Verificar o cotejar las respuestas o información dadas por la IA con fuentes confiables.

Este es el resumen de las que atañen al cuerpo docente:

Contemplar el uso ético y formativo de la IA mediante actividades o ejercicios de enseñanza-aprendizaje y evaluación.

Tener en cuenta los usos de la IA al desarrollar los contenidos, actividades, recursos y estrategias de evaluación.

Comunicar con claridad y de manera explícita y oportuna en la Guía de Estudio del Profesor, temarios y sistemas de gestión del aprendizaje la prohibición en el uso de la IA, si corresponde, así como las sanciones.

Acompañar a los estudiantes en el uso reflexivo, ético y documentado de este tipo de tecnologías.

Fomentar el compromiso de los estudiantes con su formación académica, ética e intelectual, principalmente.

Recordar a los estudiantes que el uso no permitido o no reportado de la IA puede dar lugar a una práctica de deshonestidad académica, la cual será sancionada conforme a lo establecido en los Reglamentos de estudio de los Programas académicos y el resto de la normatividad universitaria vigente.

La Vicerrectoría Académica expresó que, por el ritmo vertiginoso de la IA, realizará ajustes y adecuaciones a los lineamientos, según se considere pertinente en la Ibero.

UNAM. Labor en torno al uso de la IA

La UNAM ha encabezado distintas iniciativas que tienen que ver con analizar el impacto y empleo de la IA. Una de ellas fue el Macroentrenamiento en Inteligencia Artificial (MeIA) 2023, que se dio en tres semanas de trabajo y convocó a más de mil 600 estudiantes de América Latina y el Caribe de diferentes centros educativos.

Los tres módulos que consideró la formación abordaron temas como cálculo y estadística, programación en Python en un nivel básico, clasificación automática de textos, reconocimiento de imágenes, visión computacional y aprendizaje automático, así como retos para entender que esta tecnología, la IA, puede atender problemas de diferente índole.

Por otro lado, la UNAM instaló un grupo de trabajo sobre uso de la IA en la educación en agosto de 2023, el cual está conformado por ingenieros, pedagogos, sociólogos, especialistas en cómputo y en educación a distancia, entre otros actores y especialistas relevantes.

Algunas de las actividades que realizará la agrupación, de acuerdo con un comunicado, son: conjuntar, curar y diseminar información pertinente y actualizada sobre la IA generativa en contextos educativos; proponer recomendaciones, ajustes y usos para profesores de la UNAM e identificar vías de formación existente para funcionarios, docentes, personal administrativo y estudiantes, e implementar nuevas acciones formativas.

"Asimismo, promoverá la investigación, con especial atención a los aspectos éticos, al desarrollo de plataformas para la recolección de información y a sus aplicaciones en las distintas disciplinas", informó la casa de estudios.

Leer más de + Educación

Escrito en: tecnología Inteligencia Artificial IA Educación

Noticias relacionadas

Siglo Plus

+ Más leídas de + Educación

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

Videos más vistos semana

(ESPECIAL)

Clasificados

ID: 2255609

YouTube Facebook Twitter Instagram TikTok

elsiglo.mx