Ciencia

Ciencia

ESA espera que la competencia permita recuperar el retraso con EUA en los cohetes

El principio será el mismo de recurrir a la competencia para que la próxima generación de cohetes de concepción europea sea más innovadora y más barata

Europa se encuentra ahora sin acceso directo al espacio.

Europa se encuentra ahora sin acceso directo al espacio.

EFE

La Agencia Espacial Europea (ESA) confía en que el lanzamiento de un concurso competitivo al que pueda presentarse la industria europea permita superar la actual crisis de los cohetes y recuperar el retraso con Estados Unidos, que utilizó esa misma estrategia hace años y ha permitido el rápido desarrollo de nuevos actores como Space X.

Este es el mensaje del director general de la ESA, Josef Aschbacher, quien, en una entrevista con EFE, explicó el porqué de la decisión de la cumbre organizada a comienzos de semana en Sevilla, que supone un giro con la práctica de las últimas décadas.

"Actualmente estamos en una crisis de lanzaderas y tenemos que salir más fuertes de esta crisis", señaló Aschbacher, que subrayó que lo que se va "a hacer ahora en Europa es muy similar a lo que hizo la NASA hace unos años" cuando abrió el mercado de los cohetes espaciales a la competencia.

Aun reconociendo que se va "con algo de retraso", insistió en que el principio será el mismo de recurrir a la competencia para que la próxima generación de cohetes de concepción europea sea más innovadora y más barata.

Europa se encuentra ahora sin acceso directo al espacio porque una vez que se ha terminado el programa del Ariane 5, su sucesor el Ariane 6 acumula sucesivos retrasos y los primeros cohetes no se podrán lanzar hasta una fecha en 2024 todavía por determinar.

Además, los problemas con Vega C, la versión modernizada de este cohete de pequeña capacidad, y el fin de la cooperación con Rusia por la guerra de Ucrania, que supone la imposibilidad de utilizar Soyuz, ha conducido a que la Comisión Europea tenga que recurrir a cohetes de Space X de Elon Musk para poner en órbita los próximos satélites de la constelación Galileo, con un alto costo económico.

Los ministros de los países de la ESA reunidos en la ciudad española de Sevilla por una parte dieron garantías financieras a los industriales para la continuidad de los programas del Ariane 6 y del Vega C hasta comienzos de la próxima década.

Pero sobre todo, a propuesta de la ESA, acordaron dar un giro en la forma de encarar la próxima generación de cohetes con un sistema que espera que ofrezca más agilidad, a la vista del éxito que ha tenido en Estados Unidos.

"Cambio radical" en la política de cohetes

El director general aseguró que se cambiará "completamente la forma en que se concebirá la próxima generación de cohetes" y eso se traducirá en que "la ESA dejará de ser quien los conciba desde el comienzo hasta el final".

En su lugar, se pondrá en marcha un concurso al que podrán presentarse los industriales europeos que tendrán que proponer un servicio, que será la capacidad de lanzamiento.

La ESA actuará como cliente y comprará esa capacidad de lanzamiento, con la idea de que así obtendrá una solución más avanzada e innovadora desde el punto de vista tecnológico, pero también más barata para el contribuyente.

Ese mismo procedimiento de la licitación abierta al sector privado se ha decidido utilizar para el desarrollo, en el horizonte de 2028 de una nave espacial que pueda llevar carga hasta la Estación Espacial Internacional (ISS) y luego volver a la Tierra.

Además, ese vehículo debe ofrecer versatilidad para que, si se toma la decisión más adelante, pueda evolucionar y servir para enviar astronautas al espacio, y no solo a la ISS. 

Leer más de Ciencia

Escrito en: Agencia Espacial Europea ESA

Noticias relacionadas

Siglo Plus

+ Más leídas de Ciencia

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

Videos más vistos semana

Europa se encuentra ahora sin acceso directo al espacio.

Clasificados

ID: 2248782

YouTube Facebook Twitter Instagram TikTok

elsiglo.mx