Regionales Elecciones 2024 San Pedro DÍA DE LAS MADRES

Madero

Adulto mayor 'se gana la vida' vendiendo dulces

Hay personas que le regalan collares o pulseras, para que obtenga un ingreso extra

Pese a las inclemencias del tiempo, don Policarpio ofrece dulces para conseguir un ingreso extra. (EL SIGLO DE TORREÓN)

Pese a las inclemencias del tiempo, don Policarpio ofrece dulces para conseguir un ingreso extra. (EL SIGLO DE TORREÓN)

MARY VÁZQUEZ

"Si me quedo en la casa no me siento a gusto, no me sé estar en la casa sin hacer nada", dice don Policarpio, quien a sus 81 años de edad ofrece dulces a la entrada del estacionamiento de una tienda departamental, en la zona Centro de Francisco I. Madero.

El señor compartió que hace aproximadamente un año llegó al lugar y ofrece: mazapanes, chicles, dulces de distintas variedades, galletas, paletas y hay personas que le regalan collares o pulseras, para que obtenga un ingreso extra, aunque dice que la mercancía que ofrece no tiene precio, ya que deja a opción de los clientes la cantidad que deseen pagar por el producto que se llevan.

Las personas lo conocen como Apolinar, ya que desde niño así lo llamaron, pero al momento de realizar unos trámites solicitó un acta de nacimiento y en el libro del Registro Civil se dio cuenta que lo nombraron Policarpio Galicia Rodríguez. Compartió que tiene su domicilio en el ejido Hidalgo y siempre trabajó como jornalero en los campos de melón, algodón y demás productos que se sembraban en el municipio, pero sus patrones no le dieron Seguro Social, por lo que la única pensión que recibe es la que otorga el gobierno federal y aunque manifestó que al juntarla con la de su esposa les sirve para "irla pasando", pagar los servicios básico, pero con lo que saca de los "dulcitos" le permite llevan una "gorda más a su casa".

Compartió que por su avanzada edad ya no pudo trabajar en las actividades del campo, por lo que adoptó otros oficios, entre ellos el vender plantas, por lo que recorría toda la ciudad, pero luego de una operación, cuando tenía unos 77 años, ya no pudo continuar, por lo que luego optó por vender ropa de segunda, que le regalaban, la cual ofrecía al exterior de una tienda donde también trabajó.

"Yo donde quiera andaba trabajando, así como me mira siempre anduve en el campo, pero luego por la edad ya no contrataron, había patrones con los que llegué a durar muchos años, pero también llegué a vender ropa y plantas, por eso le conozco todas las colonias, pero nomás me hicieron la cirugía y por no arriesgarme a andar en el sol o a levantar cosas pesadas, empecé a vender cosas aquí".

El señor platicó que tiene cuatro hijos y unos diez nietos, los cuales sí lo "procuran", pero reitera que le gusta trabajar, tener un ingreso extra, ya que está acostumbrado a trabajar y si las condiciones climatológicas no le permiten acudir al Centro para ofrecer sus dulces, no se siente a gusto.

"Me vine a poner por aquí porque me dejaron, tengo como un año que me puse con mis dulcitos y lo que la gente me quiera dar, aquí ya todos me conocen, hasta me regalan cosas para que venda y gracias a Dios y a mi padre santísimo que tengo una gorda más para llevar a mi casa, aunque tengo la pensión que me da el gobierno, pero hay que pagar la luz y todo eso y lo que queda para irla pasando, pero ahorita gracias a Dios del diario llevo centavitos para comer, porque no me sé estar en la casa, cuando llueve o hace mucho frío y que no puedo venir me siento raro sin hacer nada y aquí toda la gente me ha tendido la mano, me conoce toda la rancherada".

Leer más de Regionales

Escrito en: Madero Vendedores Ambulantes Comercio Local

Comentar esta noticia -

Noticias relacionadas

Siglo Plus

+ Más leídas de Regionales

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

Videos más vistos semana

Pese a las inclemencias del tiempo, don Policarpio ofrece dulces para conseguir un ingreso extra. (EL SIGLO DE TORREÓN)

Clasificados

ID: 2252378

YouTube Facebook Twitter Instagram TikTok

elsiglo.mx