Sucesos

COVID-19

Venden ataúdes en puesto callejero del Estado de México

Cerca de hospital del IMSS que opera como unidad COVID-19

(ESPECIAL)

(ESPECIAL)

EL UNIVERSAL.-

En momentos de dolor y agobio por la pandemia "nosotros solo acercamos el servicio funerario a los dolientes", señalaron empleados de la Funeraria Malagón que oferta la venta de ataúdes en la banqueta aledaña al hospital 194 del IMSS que opera como unidad COVID-19.

En la banqueta de la avenida Gustavo Baz, casi esquina con el callejón del Beso, se ofertan ataúdes de madera en puestos callejeros de metal, uno de ellos de apenas unos tres metros cuyas puertas de cristal fueron selladas el 14 de junio, por autoridades de Naucalpan, con la leyenda "Suspensión temporal".

Pese a lo reducido del local, que fue cerrado por autoridades de Naucalpan, hasta que los propietarios demuestren que tienen licencias para operar en el lugar, el sitio tiene exhibidores para 12 ataúdes, uno encima de otro. A un lado permanece abierto un local más amplio, de la Funeraria Malagón, ubicado también en un puesto callejero sobre la banqueta de lo que era un jardín, donde hay un puente peatonal que cruza la avenida Gustavo Baz, para llegar al Hospital 194 del IMSS, que ha operado para atender pacientes COVID-19 en esta pandemia.  

"Cuando la gente sale dolida, llorando del hospital por la muerte de un ser querido, nosotros somos una opción cercana y económica para que resuelvan la emergencia de sepultar o incinerar a su ser querido", señaló un empleado del segundo local que continúa abierto. 

Por 13 mil pesos esta funeraria ofrece el servicio de embalsamado, ataúd, carroza y traslado de dolientes a los panteones cercanos de San Andrés Atoto y Río Hondo, informó el empleado.

Escrito en: sucesos COVID-19 calle ataúdes banqueta, ataúdes, avenida, Naucalpan,

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Sucesos

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

(ESPECIAL)