cc

Finanzas

 
Casas de empeño

No todas las casa de empeño son iguales

Antes de llevar las prendas a cualquier casa de empeño, hay diversas cuestiones que se recomienda revisar.

En estas fechas, es común que las familias recurran al empeño para hacerse de efectivo y salir adelante de deudas urgentes.  (EL SIGLO DE TORREÓN / José Díaz)

En estas fechas, es común que las familias recurran al empeño para hacerse de efectivo y salir adelante de deudas urgentes. (EL SIGLO DE TORREÓN / José Díaz)

FABIOLA P. CANEDO

En estas fechas, es común que las familias recurran al empeño para hacerse de efectivo y salir adelante de deudas urgentes. La necesidad de disponer de dinero inmediato hace que muchas veces no te detengas a comparar la tasa de interés que puedan cobrarte, sin embargo, es necesario darse el tiempo para comparar y elegir la Casa de Empeño que te dé más liquidez por tus prendas a un menor costo.

Cuando una persona acude a una Casa de Empeño a depositar un bien, es necesario firmar un contrato de prenda, éste es un contrato de adhesión mediante el cual el titular del billete y la casa de empeño se sujetan a las cláusulas que lo integran.

Cabe señalar que la constitución de la prenda es necesaria para garantizar el pago del préstamo, ya que, en caso de que la cantidad otorgada o sus intereses no sean cubiertos oportunamente, la institución podrá absorber la propiedad del bien y subastarlo o venderlo para recuperar el crédito.

Para el desempeño de las prendas se deberá presentar el Billete, pagar la cantidad prestada, los intereses devengados y los gastos de almacenaje. Es importante destacar que al igual que ocurre con los créditos que ofrecen los bancos, los préstamos de las casas de empeño tienen un CAT, es decir, un indicador que engloba todos los costos involucrados como son tasa de interés, comisión, avalúo, gastos de almacenaje, etc.

Hay que recordar que existen dos tipos de casas de empeño de acuerdo a su régimen de constitución: Las empresas privadas mercantiles y las Instituciones de Asistencia Privada (son fundaciones y asociaciones sin fines de lucro, como por ejemplo Nacional Monte de Piedad, Montepío Luz Saviñón y la Fundación Rafael Dondé Banco).

La diferencia entre ellas es que las empresas privadas tienden a tener un CAT más alto que las Instituciones de Asistencia Privada. Además, de que pueden existir variantes en el esquema de cobro de intereses por día o mes.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) es la autoridad reguladora en materia de casas de empeño a través del Registro Público de Casas de Empeño. Antes de acudir a una casa de empeño, verifica que esté registrada y lee su contrato registrado ante esta institución en: https://rpca.profeco.gob.mx/

Recuerda que, si necesitas sanear tus finanzas, lo más importante es prevenir cobros excesivos y cláusulas abusivas. Empeña solo en caso necesario y procura que el pago, para recuperar el bien, no supere el 35% de tus ingresos totales. Compara entre más de una casa de empeño y la forma de pago que más se adapte a tus necesidades y analiza la tasa de interés. En caso de incumplimiento en los términos y condiciones pactados en el contrato o que detectes una casa de empeño sin registro, acude a la Profeco.

Escrito en: casas de empeño empeño, casa, contrato, casas

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Finanzas

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

En estas fechas, es común que las familias recurran al empeño para hacerse de efectivo y salir adelante de deudas urgentes.  (EL SIGLO DE TORREÓN / José Díaz)