Policiaca

Derrumbe

Canes buscaron a Édgar tras derrumbe de silos

El equipo K-9 aportó cuatro binomios, conformados por un agente y su can, a la búsqueda de Édgar

Leo y Noha son de los cuatro binomios con los que cuenta la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Torreón especializados en rastreo y protección. (EL SIGLO DE TORREÓN)

Leo y Noha son de los cuatro binomios con los que cuenta la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Torreón especializados en rastreo y protección. (EL SIGLO DE TORREÓN)

EL SIGLO DE TORREÓN

"Había fierros retorcidos, láminas sueltas y cuando removíamos el maíz para adentrarnos las estructuras de los silos se movían por dentro, no sabíamos si se caerían. En una de esas me fracturé el dedo porque el perro avanzó hacia un área que yo no podía entrar y me dio el jalón, pero no me atendí hasta que terminamos el rastreo; nuestra prioridad era Édgar", dijo el oficial Leo, quien junto con su canino Noha, del K-9, participó en la búsqueda de Édgar, quien murió sepultado entre miles de toneladas de maíz.

Leonardo López, de 36 años de edad, padre de una pequeña de 6 años, veterinario de profesión y actual comandante e instructor del equipo K-9 de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Torreón, participó junto a otros tres binomios, integrados por un elemento y su can, en la búsqueda de Édgar.

Fue a unas cuantas horas de que ocurrió el colapso de los tres silos que los agentes del equipo y sus perros Noha, Urus, Turbus y Ulkar llegaron para ayudar en la búsqueda.

"El día que sucedió el desplome del silo nosotros estábamos haciendo un operativo de rastreo en la central camionera, cuando nos avisaron y desde el momento en que llegamos no nos despegamos hasta que lo ubicamos, siempre los perros indicaron un área específica, pero era la más complicada para la búsqueda, por eso trabajamos con mucha precisión en el lugar", apuntó el comandante.

Leo recuerda los rostros de angustia que vio en los familiares de Édgar y cómo no perdían la esperanza de encontrarlo con vida, lo que puso sobre él una carga de responsabilidad por la herramienta que representan los perros en estos casos, donde el olfato de los caninos es clave.

"Recuerdo estar entre el maíz y ver a la esposa y el papá de Édgar; sentí una responsabilidad, un peso de encontrarlo, por eso únicamente descansaba el tiempo en que Noha se hidrataba y reposaba para luego seguir adelante con el rastreo", comentó.

Fueron pocas las horas que durante esos tres días Leo vio a su pequeña hija y a su esposa, pero en ese momento la prioridad era Édgar.

"En esos días solo dormí 4 horas y únicamente llegué a casa a bañarme, en lo que Noha descansó un poco y continuamos con el rastreo, tiempo en que los otros binomios trabajaban en la zona y como no sabíamos si la estructura se iba a caer, por como estaba todo, atesoré las horas que pasé al lado de mi familia", dijo Leo.

El veterinario y comandante municipal con 10 años de experiencia dentro de la corporación recuerda que Noha fue un caso especial, pues comenzó su capacitación al mes y medio de nacido, cuando la mayoría de los cachorros inician su adiestramiento a los 4 meses.

"Desde cachorro mostró habilidades, hoy es un perro especializado en rastreo, capaz de localizar personas, además de ubicar sustancias prohibidas", comenta Leo.

Esta no es la primera ocasión en que Noha participa en un rastreo. Anteriormente logró ubicar a una persona que estaba perdida en el cerro de las Noas y en otras ocasiones participó en las cuadrillas de búsqueda de personas desaparecidas.

Actualmente la unidad K-9, fundada hace 11 años, está integrada por seis caninos, dos de búsqueda y el resto es de seguridad y protección, así como narcóticos. A la unidad están por sumarse cachorros, dos de los cuales estarán recibiendo adiestramiento de búsqueda de personas y cadáveres y un tercero, de narcóticos.

"Uno de nuestros objetivos es formar el primer grupo canino de La Laguna en búsqueda y rescate, ya que en Coahuila no existe un grupo y el único que hay en el norte está en Monterrey.

Para Leo el respeto, confianza y estima hacia Noha son la clave para trabajar como equipo.

"He aprendido a respetar la vida de los animales y yo creo que los perritos sienten y tienen la capacidad de ayudarte a salir de muchas complicaciones, son nobles, inteligentes y fieles, además de leales amigos", concluyó Leo.

1557483
(EL SIGLO DE TORREÓN)

1557484
Los cuatro binomios participaron en la búsqueda de Édgar trabajando en el lugar del accidente por 57 horas continuas. (EL SIGLO DE TORREÓN)

Escrito en: derrumbe derrumbes búsqueda, Noha, horas, tres

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Policiaca

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

Leo y Noha son de los cuatro binomios con los que cuenta la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Torreón especializados en rastreo y protección. (EL SIGLO DE TORREÓN)