Durango

Poder Judicial

Apelan más de 500 sentencias en Durango

La mayor cantidad de apelaciones que se recibieron en el primer trimestre fueron en las salas civiles unitarias

Las apelaciones son un recurso judicial para inconformarse con las sentencias que se emiten. (EL SIGLO DE TORRÉON)

Las apelaciones son un recurso judicial para inconformarse con las sentencias que se emiten. (EL SIGLO DE TORRÉON)

JUAN M. CÁRDENAS

Las salas unitarias, colegiadas y mixtas del Poder Judicial del Estado han recibido más de 500 apelaciones en contra de las sentencias dictadas por los jueces de primera instancia en las diferentes materias.

Entre el 1 de enero y el 31 de marzo del año 2022 en las salas unitarias, colegiadas y mixtas se recibieron 519 apelaciones, recurso jurídico donde se manifiesta la inconformidad por la decisión de un juez expedito para resolver conflictos en materia penal, civil, mercantil y familiar.

La mayor cantidad de apelaciones que se recibieron en el primer trimestre fueron en las salas civiles unitarias, con 283; en las salas civiles colegiadas se recibieron 111; las salas penales unitarias tuvieron 70 y en las salas penales colegiadas 55.

Tribunal para Menores Infractores, con mínima productividad en Durango

TAMBIÉN LEE Tribunal para Menores Infractores, con mínima productividad en Durango

En la actualidad solo se han emitido 24 sentencias

En ese periodo se emitieron 399 fallos; de los cuales, 185 sentencias de primera instancia fueron confirmadas, 79 han sido revocadas, 40 modificadas y en 15 apelaciones se ordenó la reposición del procedimiento.

El número de apelaciones se incrementó notablemente, pues durante el año 2020 el total de tocas recibidas fueron 374 de enero a marzo, en tanto que en el año 2021 se recibieron 449.

Escrito en: Sentencias Poder Judicial Durango salas, sentencias, colegiadas, recibieron

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Durango

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

Las apelaciones son un recurso judicial para inconformarse con las sentencias que se emiten. (EL SIGLO DE TORRÉON)