Estilo de vida

ACEITE EXTRAIDO EN FRÍO

Los beneficios del aceite extraído en frío

La temperatura ideal para esta técnica de elaboración debe ser menor a 27 grados centígrados

EL SIGLO DE TORREÓN

¿Sabías que los aceites de oliva de Carbonell se obtienen mediante este método? Para obtener el aceite de oliva existen diversos procedimientos. El más sano de ellos es el que no utiliza altas temperaturas en el transcurso de su producción, pues garantiza la máxima calidad desde el punto de vista gastronómico y organoléptico, conservando todas sus propiedades.

El aceite de oliva extraído a temperaturas más altas no tiene la composición y química necesarias de los aceites de oliva virgen y extra virgen, ya que particularidades del aroma y sabor pueden terminar evaporándose y perdiéndose, al igual que algunos de sus valores nutricionales.

La temperatura ideal para esta técnica de elaboración debe ser menor a 27 grados centígrados y puede darse mediante dos métodos: el artesanal y el industrial.

La técnica artesanal es utilizada en producciones de aceite pequeñas. Se coloca la pasta de la aceituna sobre los capachos (recipientes de junco o mimbre), estos se apilan uno encima del otro y se presionan con una placa metálica para extraer el líquido de su interior.

En el método industrial, las aceitunas se vierten en trituradoras de metal. Una vez convertidas en una pasta se transfiere a una centrífuga donde el aceite se separa de todo lo demás y se extrae poco a poco el aceite.

Por todo ello, muchos expertos recomiendan el consumo de aceites de excelente calidad obtenido a través de procesos que mantengan sus cualidades nutrimentales, Porque cuando se respetan dichos beneficios, se está respetando tu salud, y la de tu familia.

Escrito en: ACEITE EXTRAIDO EN FRÍO aceite, oliva, aceites, pasta

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Estilo de vida

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

La técnica artesanal es utilizada en producciones de aceite pequeñas. Se coloca la pasta de la aceituna sobre los capachos (recipientes de junco o mimbre), estos se apilan uno encima del otro y se presionan con una placa metálica para extraer el líquido de su interior.
(ARCHIVO)