Gómez Palacio y Lerdo

'No se vende nada', dice florista en Lerdo

El negocio de los arreglos florares se ha desplomado a tal grado que se ha tenido que tirar flor. (VIRGINIA HERNÁNDEZ)

El negocio de los arreglos florares se ha desplomado a tal grado que se ha tenido que tirar flor. (VIRGINIA HERNÁNDEZ)

VIRGINIA HERNÁNDEZ 12 de abril de 2020

Mientras hace unos meses se lograban vender arreglos con rosas y claveles con gran facilidad, hoy José Guadalupe Pérez Torres tuvo que tirar toda la flor de gladiola debido a la poca demanda.

Don José es un hombre que trabaja en el oficio hace 40 años en la elaboración de arreglos florales en el Mercado Donato Guerra. Su negocio es la Florería La Rosita y siempre cuenta con un gran número de arreglos con rosas rojas, blancas o rosas, listas para comprarlas para festejar cualquier ocasión.

Relató que hace tres semanas las ventas de flores han caído sustancialmente, por lo que apenas se logra vender un 10 por ciento de los arreglos a lo que se hacía hace varios meses.

"La otra semana tuve que tirar toda la flor (gladiola) que tenía porque no se vende nada".

Comentó que siempre ha elaborado arreglos para celebrar fiestas, sepelios y cumpleaños, pero que nunca había visto una situación como esta, en donde tirara toda la flor por la falta de venta.

Don José explicó que ahora solo trabaja para sacar para comer y comprar la flor que necesita para hacer algunos arreglos.

Declaró que al Gobierno lo le pide nada, ya que para eso tiene sus ahorros, para solventar problemas como este, aunque no sabe cuánto dure esta contingencia sanitaria.

Los precios de sus arreglos florales son económicos, ya que cualquiera puede comprar uno desde 40 pesos hasta 400 pesos. Pidió a quien quiera apoyar su negocio a que llame o acuda al mercado para alegrar el día a un ser querido con una flor al 871-330-7648.

Noticias relacionadas

TENDENCIA

+ LEÍDAS

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Gómez Palacio y Lerdo

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

El negocio de los arreglos florares se ha desplomado a tal grado que se ha tenido que tirar flor. (VIRGINIA HERNÁNDEZ)