Finanzas

Bytes libres

SOFTWARE LIBRE Y TRANSPARENCIA

OSVALDO R. SALAZAR S. 5 de junio de 2014

Hace unos días charlaba con un estudiante de Ciencias Políticas. Hablábamos sobre la transparencia, ya que estaba por tener dentro de su clase un debate sobre el tema.

- Existen cosas que son difíciles de implementar- dijo con un dejo de tristeza en su voz.

- ¿Por ejemplo?

- La transparencia: Llevamos una hora hablando de ello y no veo que sea posible. Creo que es algo que no se puede llevar a cabo.

- Pero sí se puede, existen ejemplos de ello.

- Dime uno, ¡uno solo!

- Un ejemplo: el Software Libre.

- ¿Qué es eso?

- Es sobre informática. Nosotros compartimos líneas de código, documentos, conocimientos y habilidades con todos. Aquí, cada línea de código está disponible para que cualquier persona pueda revisar y auditar.

- Interesante. ¿Me explicas?

- Sí... - Miro su computadora - Tú tienes instalado en tu computadora un sistema operativo, Windows, ¿verdad?

- Sí.

-¿Sabes cómo funciona o cómo está hecho?

- No.

- En tu computadora, con el Windows que no sabes cómo está hecho, tienes instalado un Office, a lo que repito: ¿Sabes cómo funciona o cómo está hecho?

- No, yo no soy informático.

- Me puedes decir que no eres informático y eso no te pueda interesar, pero puedes decirle a alguien de tu confianza o que esté trabajando para ti que lo revise, y te aseguro que no podrá ver el código de ninguno de los dos antes mencionados: Windows y Office.

- ¿Código? ¿Qué es el código?

-El código, el código fuente. Son varias líneas de instrucciones que indican cómo trabajará el programa: qué hacer cuando se pulsa una tecla, de qué color será la ventana, etcétera.

- ¿Y qué con eso?

- Al no saber cómo está escrito tu programa no sabes si tiene una funcionalidad para monitorear lo que hagas, con lo que tu equipo y toda la información que está manejando se puede ver comprometida, si no es que ya lo está.

- Pero, ¿Es eso posible?

- Por supuesto. Ahora imagínate lo siguiente: Tu puedes descargar un sistema operativo, GNU/Linux en cualquiera de sus distribuciones; lo puedes descargar libremente: no es ilegal, ya que su licencia permite el poder copiarlo y estudiarlo.

- ¿Y lo que mencionaste... el código?

- El código también lo puedes descargar, puedes ver cada una de sus líneas y, si cuentas con el debido conocimiento informático (tú o alguno de tus empleados o amigos), puedes ver si va algo que atente contra tu privacidad en el uso, creación y manejo de información.

-¿Y la transparencia dónde quedó? - Me preguntó.

- En el momento en que puedes descargar el código, ahí está la transparencia: el ver cómo se hace el programa, si algo está bien o mal, si se puede mejorar, etcétera.

- Y de esa manera - dice - todos pueden ver qué y cómo se hace.

- Y también pueden ver quién hizo algo o ver quién hace nada...

Noto en su cara esa expresión que he visto en otras personas; la expresión de haber encontrado la solución a un problema.

- Si todo fuera así de transparente - reflexionó - todo sería mas fácil. No tendríamos tantos problemas.

- Así es. ¿Así o más transparente? - Respondí.

El autor, Osvaldo R. Salazar S., es miembro del Grupo de usuarios de GNU/Linux de La Laguna (http://www.gulag.org.mx)

Noticias relacionadas

TENDENCIA

+ LEÍDAS

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Finanzas

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES