Espectáculos

Adictos al ‘peligro’

Muchas personas cercanas a Cobain creen que su muerte tiene directa relación con la heroína.

Muchas personas cercanas a Cobain creen que su muerte tiene directa relación con la heroína.

Eunice Martínez Arias El Siglo de Torreón

Muchos entran, pocos salen. La experiencia de haber pasado por ellas han fortalecido a unos, a otros los han hundido; sí se trata de las adicciones. La historia de famosos que han sucumbido ante las drogas o el alcohol cada vez es más extensa; los nombres de moda son Carmen Campuzano, Lindsay Lohan o Paris Hilton, sin embargo la lista es bastante larga.

La heroína... círculo en el rock

Las muertes de Kurt Cobain y del cantante de Blind Melon, Shannon Hoon, son sólo las más comentadas de una serie de tragedias que han afectado al rock and roll y que tienen algo en común: la más dura y devastadora droga conocida está de vuelta.

Además de su gusto por la música, ambos tenían otras cosas en común: que libraban una lucha contra la adicción a la heroína cuando murieron. Hoon había estado en tratamiento de rehabilitación para dejar la droga, y muchas personas cercanas a Cobain creen que su muerte tiene directa relación con la heroína. “‘No quería abusar de la heroína ni ser padre; eso es lo que en verdad lo mató”, dijo en su momento Gary Gersh, quien llevó a Nirvana al sello Geffen. “‘No quería que su hija creciera y viera todo eso. Cuando se suicidó, pensó que ya no sería capaz de detenerse”.

La libra

Estaba atravesando por uno de sus mejores momentos como actor, de hecho era considerado como uno de los grandes del cine nacional por su participación en cintas como Mentiras Piadosas y La Vida Conyugal. Todo parecía ser felicidad alrededor de ALONSO ECHÁNOVE, sin embargo había un secreto oscuro que lo devoró por mucho tiempo, destrozó su carrera y casi lo mata: era adicto a las drogas, infierno que lo condujo a sufrir seis embolias cerebrales.

Inició fumando cocaína, luego probó todo lo que tuvo a su alcance. Afortunadamente contó con la ayuda de su familia, la actriz Josefina Echánove y María del Sol, quienes aunadas a la fuerza de voluntad del actor, pudo salir adelante... aunque los estragos de las lesiones cerebrales son evidentes.

Oscuro pasado

Roberto Palazuelos conocido como “El Diamante Negro” no se salvó en su juventud de verse inmiscuido en cuestiones de drogas. Lleva varios años rehabilitado y fue el primer artista que confesó su adicción motivando a otros personajes públicos y famosos a ventilar su problema para ser ejemplo de la juventud.

Sasha Sökol, del grupo Timbiriche, fue otra que cayó en las redes de la cocaína, rehabilitándose en el año de 1993. ¿Sus motivos? “Como todos fue tonto, fue por evadir cosas que me disgustaban, o que no quería enfrentar. La salida fue al notar que no era feliz. Me di cuenta que para ver las cosas claramente debía estar clara, y parte de esa claridad tenía que ver con mi adicción..”

Otra que estuvo a punto de perder la vida por su adicción fue Alejandra Guzmán. Tocó fondo, pero pidió ayuda muy a tiempo a su hermano, quien la internó en un centro de rehabilitación.

Carmen Campuzano... la historia sin fin

Fama, infidelidad, sufrimiento, enfermedad... sí, es verdad que la vida no ha sido nada fácil para CARMEN CAMPUZANO y menos en los últimos años, en los que se ha visto envuelta en el escándalo, las drogas y el alcohol, trinomio que no nada más ha ido acabando con su vida profesional, sino también la personal.

Hace unos días la ex modelo salió de una clínica de rehabilitación localizada en Cuernavaca, Morelos, para la cual recibió la ayuda del político y boxeador Jorge Kahwagi.

Su última recaída la sufrió el 22 de mayo, cuando fue llevada de emergencia al hospital Balbuena para ser atendida por una intoxicación alcohólica, horas más tarde fue trasladada a la clínica Londres, propiedad de Kahwagi. En este nosocomio la modelo fue atendida hasta mantenerla estable y días después fue trasladada a una clínica de rehabilitación de Cuernavaca.

Sí se pudo

Su futuro no era nada prometedor. Drew Barrymore apenas tenía nueve años cuando fue víctima de las drogas y el alcohol. Era estrella de cine, todo había iniciado con el exitoso filme ET y luego le siguieron Ojos de Fuego (1984), Diferencias Irreconciliables (1984) y Los Ojos del Gato (1985). Ciertamente estaba en un buen punto en su carrera, pero la fama, la soledad y los malos consejos la llevaron a un párvulo inicio en el mundo de las drogas, el alcohol, el sexo e incluso a intentos de suicidio. Generalmente era la única niña en fiestas de grandes a lo Hollywood y todo parecía que sus días estaban contados. A los 11 años estuvo ingresada en una clínica de desintoxicación. Para su fortuna, a pesar de sus problemas consiguió levantarse de la gran zancadilla de su vida. Estuvo un tiempo lidiando entre sus excesos y escuálidas cintas para TV, pero a los catorce años esto empezó a cambiar de a poco hasta rehabilitarse totalmente y convertirse en una exitosa actriz de Hollywood.

Delgada, ojerosa y deprimida

Whitney Houston tiene apenas 42 años, pero su vida podría acabar en breve si no logra cortar con su dependencia a la heroína y el crack. En los noventa, vendió más de 100 millones de copias de sus producciones discográficas, a lo largo de su carrera ganó 21 premios de la música -incluyendo seis Grammys-, era la reina indiscutida de la música... sin embargo su abuso del alcohol, la marihuana, la cocaína y medicamentos restringidos que sólo se venden con receta médica, fueron llevando su exitosa carrera al precipicio así como la deteriorada relación que tenía con su esposo Bobby Brown.

Intentos ha hecho muchos, de hecho en estos momentos está tratando de rehabilitarse en un lugar de Estados Unidos que no ha sido dado a conocer. Lo cierto es que Houston no puede vencer sus adicciones y ya lleva gastada una fortuna en medicamentos para intentar calmar su ansiedad. En sus últimas apariciones públicas se la ha visto ojerosa, excesivamente delgada, sin coordinación de movimientos y algo ausente.

Lindsay, Britney, Paris y Nicole... caso perdido

Lindsay Lohan y Britney Spears siguen sumando problemas a sus respectivas vidas privadas. Mientras la actriz fue detenida por reincidente en el centro de Beverly Hills por conducir ebria y poseer cocaína, la reina de la canción pop “estaba fuera de sí” durante una entrevista concedida a la edición estadounidense de la revista OK.

El delito es aún mayor porque Lohan, al igual que Paris Hilton, tenía su licencia de conducir suspendida. Para no pasar la noche en el cuartel de policía Lohan tuvo que pagar una fianza de 25 mil dólares, pero al juicio que ya tenía pendiente por el accidente de mayo, se unirá ahora el del arresto de hace dos semanas, cuya sentencia podría incluir pasar una temporada en la cárcel, emulando otra vez a su ex amiga Paris Hilton.

En el caso de Lohan, esta joven que acaba de cumplir 21 años, recién salió del centro de desintoxicación Promises -por donde ya había estado en enero- y el lunes pasado ya estaba otra vez visitando la comisaría local por conducir borracha y poseer cocaína.

Por otra parte, Britney Spears no está tan recuperada como parecía. Pese a los esfuerzos de la cantante por relanzar su carrera y mostrarse como una persona sana, volvió a dar un paso en falso. Esta semana, una publicación periodística se hace eco del comportamiento errático de la cantante durante una entrevista.

Spears encargó “pollo para comer y, tras ‘chupetearlo’, se limpió las manos en un traje carísimo que la marca Gucci le había prestado para las fotos”, además, “su perro orinó en pleno estudio fotográfico y Britney lo limpió con un vestido de Chanel”.

La entrevista fue organizada por la propia cantante. La revista OK difundió un comunicado en el que explica que la publicación pasó “una jornada desalentadora con Britney Spears. Fuimos testigos de primera mano de lo que fue un auténtico grito emocional de ayuda que te dejará triste y bajo estado de shock. Esta semana diremos la verdad”.

Y Nicole Richie no se encuentra en mejor situación que las otras estrellas. El viernes fue condenada a pasar cuatro días en la cárcel y asistir a charlas contra el consumo de las drogas y el alcohol, tras declararse culpable de conducir bajo los efectos de estupefacientes. Richie, de 25 años, fue sentenciada a pasar 96 horas encarcelada, pagar una fianza de dos mil 048 dólares y a tres años de libertad condicional.

Además deberá asistir a charlas contra el consumo del alcohol y las drogas en centros especializados... todo esto pese a tener un embarazo de cuatro meses.

Escrito en: tenía, drogas, conducir, alcohol,

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Espectáculos

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

Muchas personas cercanas a Cobain creen que su muerte tiene directa relación con la heroína.