Sucesos

El perro es el mejor amigo, el gato es el más antiguo

Washington, (EFE).- El hombre domesticó a los gatos hace más de 9.500 años, mucho antes de que los felinos se convirtieran en compañeros de los faraones del antiguo Egipto, según un artículo de la revista Science.

La primera prueba concreta de la amistad entre gatos y hombres fue hallada en una tumba descubierta en las cercanías de lo que fue una aldea neolítica identificada como Shillourokambos, en la isla mediterránea de Chipre, y estudiada por investigadores franceses.

En el lugar se encontraron los restos de un ser humano, de un gato y una amplia variedad de objetos que reflejan una "amistad" especial entre los hombres y los felinos.

Según manifiesta en el artículo Jean-Denis Vigne, paleontólogo del Museo de Historia Natural de París, y autor principal del artículo, esa relación se inició como una necesidad humana.

"Parece que los gatos se acercaban a las aldeas donde los cereales atraían a los ratones", señala.

"Creo que los seres humanos rápidamente entendieron que podían utilizar a los felinos para reducir el número de roedores", añade.

Esa asociación entre gatos que eran salvajes y los seres humanos probablemente comenzó al surgir las sociedades agrícolas en la región occidental de Asia durante el Neolítico, aproximadamente entre 11.000 y 10.000 años atrás, según el artículo.

Hasta ahora se creía que los egipcios fueron los primeros en domesticar los gastos y mezclaron sus razas para producir diferentes especies de felino hace entre 3.900 y 4.000 años.

En realidad, según Vigne, el descubrimiento de la presencia de los gatos en tiempos remotos en la isla de Chipre comenzó en el decenio de 1980 con el hallazgo de la quijada de un felino.

El científico señaló que ese hueso fue la primera prueba de que los seres humanos habían traído gatos desde el continente, porque hasta ese momento ese tipo de animales no existía en la isla.

Sin embargo, esto no significaba necesariamente que los hubiesen domesticado, señaló.

La relación especial entre los gatos y el hombre se logró determinar en la tumba encontrada en Chipre por el hecho de que ambos cuerpos estaban colocados simétricamente y ambas cabezas dirigidas hacia el oeste.

Además, los huesos del felino no mostraban ninguna desarticulación indicativa de que hubiese sido sacrificado o maltratado de alguna forma, agregó el científico, quien señaló que se desconoce la causa de la muerte del animal.

"No estoy totalmente convencido de que la orientación común de ambos esqueletos tenga algún sentido. Sin embargo, si así fuera, creo que la proximidad de los cuerpos se puede interpretar como una prueba adicional de que había una relación en vida", señaló Vigne.

Escrito en: gatos, prueba, señaló, relación

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Sucesos

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas