Agustín de Iturbide, artífice en la Consumación de la Independencia, El Siglo de Torreón
06 de diciembre de 2021. notifications
menu desktop_windows
Torreón

Agustín de Iturbide, artífice en la Consumación de la Independencia

A Iturbide no solo no se le otorga el título de 'padre de la patria', sino que intencionalmente se le ha borrado de monumentos, calles, libros de texto y hasta se le ha situado al lado de los considerados 'villanos de la historia de México'

ROBERTO ITURRIAGA / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, lunes 27 de septiembre 2021, actualizada 8:18 am

Enlace copiado

En el imaginario popular mexicano la lucha de Independencia no puede entenderse sin figuras como la de Miguel Hidalgo, José María Morelos, Josefa Ortiz de Domínguez y otros personajes claves iniciadores del proceso insurgente en contra del dominio español. Sus andanzas y aportes son reproducidos constantemente desde el oficialismo de las escuelas públicas, en los Gobiernos y los medios de comunicación tradicionales, ha sido así por años y se tienen definidos los monumentos de quienes deben considerarse "héroes", a quienes se les deben rendir honores y celebraciones cada año.

La noche de cada 15 de septiembre salen autoridades de gobierno a los balcones a conmemorar el "grito de Dolores" que protagonizó el cura Hidalgo en 1810, es posiblemente la figura más popular de esa etapa en el país y se ha colocado ese momento como el día nacional por excelencia, sin mayor discusión desde hace más de 100 años.

La historia está ya escrita y pocas son las voces que se atreven a cuestionar a los héroes y a quienes se han olvidado por algún motivo, de estos últimos destaca quien efectivamente logró la independencia de México y formó el primer Gobierno soberano en 1821: Agustín de Iturbide.

A Iturbide no solo no se le otorga el título de "padre de la patria", sino que intencionalmente se le ha borrado de monumentos, calles, libros de texto y hasta se le ha situado al lado de los considerados "villanos de la historia de México". Sobre él se coloca siempre al personaje del cura Hidalgo como prócer de la nación, a quien se le debe atribuir el éxito de la Independencia, dato incorrecto y que ha encontrado consenso generalizado entre especialistas de México y del extranjero.

AGUSTÍN DE ITURBIDE

La historia de Agustín de Iturbide comenzó precisamente en el Ejército Realista y que estaba al servicio de la Corona Española. Como militar desempeñó una carrera exitosa y ganó fama al sofocar varios intentos de insurgencia en el país, al estallar el movimiento liderado por el cura Miguel Hidalgo fue implacable para evitar mayores consecuencias a favor de la causa independentista.

Hidalgo fue posiblemente el iniciador más prominente de esa lucha, pero nunca pudo ver consumada su visión separatista, toda vez que solamente seis meses después del Grito de Dolores (1811) fue apresado y posteriormente fusilado.

La tensión social en la Nueva España seguía incrementándose pese a la muerte del ahora llamado "padre de la patria", nuevos caudillos seguían surgiendo al mismo tiempo que la Corona Española enfrentaba la invasión a su país de parte del ejército napoleónico de Francia, ello derivó en un menor apoyo al Ejército Realista y el debilitamiento del sistema virreinal.

Se levantó frente al dominio español la figura de un nuevo líder independentista, un militar brillante y reconocido incluso por sus enemigos: se trataba de Vicente Guerrero.

La iniciativa insurgente crecía en adeptos y los realistas tuvieron que encomendar a su mejor hombre, Agustín de Iturbide, con la misión de detener la amenaza de Guerrero, las batallas no fueron pocas y mientras el tiempo transcurría, la Corona Española perdía presencia y fuerza en territorio americano, entonces la historia cambió para siempre.

Siendo un hombre educado en la guerra y con la expectativa de proteger a los habitantes de la nación, Iturbide realizó un análisis de las probabilidades de éxito de la causa independentista, el nuevo rol de España y el futuro de la región americana, la conclusión era una sola: cambiar de bando en favor de una nueva nación, la mexicana.

El que era su principal enemigo podría ser su principal aliado en adelante, junto con Guerrero acordó un encuentro en Acatempan, (ahora Guerrero), para negociar no solamente los términos de su unión a la causa insurgente, sino el inicio de un auténtico proyecto de nación, fue el 10 de febrero de 1821 y en la historia se da cuenta que el acuerdo fue sellado con un abrazo entre los dos personajes.

PLAN DE IGUALA

Para el día 24 de ese mismo mes, ya con el apoyo de Guerrero y ante un debilitado Ejército Realista, Iturbide proclamó el Plan de Iguala, junto con el que se formó el primer Ejército Mexicano como tal, se le llamaría "Trigarante" o de las tres garantías, mismo que destacaba valores como la Independencia, Unión y Religión como bases del nuevo país; incluso su bandera tenía ya los tres colores actuales, verde, blanco y rojo, acomodados en diagonal hacia la derecha y con tres estrellas sobre cada color.

Las fuerzas del Ejército Trigarante acumularon victorias en prácticamente todo el centro y sur del país, algunos de los antiguos jefes insurgentes que ya se habían retirado de la lucha con la muerte de Hidalgo incluso regresaron, fue el caso de Nicolás Bravo e Ignacio López Rayón, además de Guadalupe Victoria; no obstante fueron algunos generales realistas quienes al ver el poderío de las fuerzas de Iturbide y Guerrero, decidieron unirse a la lucha o rendirse con rapidez.

El efecto Iturbide fue de tal impacto que el mismo Gobierno virreinal, sin apoyo de España para enfrentar la inminente independencia, determinó firmar el cese de las hostilidades y reconocer la Independencia de México, el suceso ocurrió el 24 de agosto de 1821 en Córdoba, Veracruz, firmaron el mismo Agustín de Iturbide y el último virrey de España en territorio mexicano, Juan O'Donojú.

Así, hace exactamente 200 años, la batalla por la Independencia de México se ganó, para conmemorar y celebrar el Ejército Trigarante desfiló por calles de Ciudad de México, el júbilo y el nuevo ánimo nacional hicieron que las calles lucieran abarrotadas, al frente de la comitiva estaban los nuevos héroes nacionales, Guerrero e Iturbide.

El antes militar Realista ahora era el principal protagonista de la Independencia, el principal encargado de dar identidad bajo una bandera a México y de traer la esperanza de paz a la sociedad, no tardó mucho para que la propia ciudadanía, la clase política y algunos mandos militares se unieran en torno al clamor de postular a Iturbide como nuevo encargado del país.

En 1822 fue proclamado Agustín I, emperador de México, pese al ánimo positivo en torno a su figura el territorio seguía en crisis por la lucha de Independencia y cada vez eran más quienes veían con recelo la figura del emperador, en su lugar proponían una república que restara protagonismo a Iturbide.

Tras una serie desencuentros con el Congreso y con la misma élite militar, el emperador decide abdicar para evitar otra guerra en 1823, su figura de héroe es modificada por la de "traidor", sus méritos por conseguir patria y libertad se borraron de la historia, junto con su familia se exilió en Europa al año siguiente. En el extranjero el ahora "villano" nacional pudo conocer sobre planes de reconquista de México de parte de la Corona Española, lo que lo hizo regresar sin saber que se había girado una orden de fusilamiento en su contra si es que decidía pisar el país, ello ocurrió en Tamaulipas en 1824.

Con el tiempo, sus restos se trasladaron a la Capilla Metropolitana de la Ciudad de México donde reposan actualmente, de la historia oficial se fue dejando de lado su nombre por parte de los nuevos gobiernos que no simpatizaban con su figura de emperador.

De esta forma el tiempo transcurrió y nuevos caudillos surgieron en otras etapas de la historia, la Reforma, la invasión norteamericana y la Revolución Mexicana, etc, en todos los casos el nombre de Iturbide quedó de lado, el de Hidalgo tomó fuerza.

LOS 'BUENOS Y MALOS'

En todas las ciudades del país se nombraron calles en memoria de los héroes de la patria, monumentos, plazas, de nuevo entró en juego el oficialismo, tal como ocurrió en Torreón, así lo explica el historiador y titular del Archivo Municipal, Carlos Castañón.

"En 1898 el presidente de la villa de Torreón, Luis Manuel Navarro, estableció la primera nomenclatura de las calles y avenidas. En su gobierno se estableció el nombre de la avenida Ferrocarril, pero con motivo del centenario del inicio de la Independencia en 1910, se cambió su nombre a Agustín de Iturbide. Sin embargo, en 1948 el general Manuel Reyes Iduñate influyó para quitar el nombre de la avenida por el de Presidente Venustiano Carranza. De esa manera se impuso una visión de 'buenos y malos' en la historia. Con motivo del bicentenario en 2010, el ciudadano Jorge Zarzosa propuso al Cabildo que una nueva calle en Torreón llevara el nombre de Iturbide, sin embargo no se logró. En aquel entonces hubo polémica e incluso me tocó exponer un breve clase de historia a la comisión del cabildo, pero no se logró la nomenclatura por prevalecer una visión maniquea de la historia", expuso Castañón.

A exactos 200 años de la Independencia de México la ciudad de Torreón sigue sin tener un monumento, calle o avenida con el nombre de Iturbide. En su lugar se han hecho nombramientos, por ejemplo, de artistas como Carmen Salinas, e incluso algunas colonias llevan nombres de políticos como Eduardo Olmos o Humberto Moreira, no así del artífice de la Independencia nacional, Iturbide, en tanto sigue descansando en Ciudad de México.

24

DE FEBRERO

de 1821 fue la fecha en que Agustín de Iturbide proclamó el Plan de Iguala con el apoyo de Vicente Guerrero.

1822

AÑO

en que Iturbide fue proclamado emperador de México.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
HAY 2 COMENTARIOS

» Inicia sesión para comentar

mabesa

lun 27 de sep ...
1946-1952, el cachorro de la revolución quería volver a las raíces más por promoción que por sentimiento, eliminaron a Iturbide de casi todo, nació el proyecto “Cuauhtémoc”, Alfonso Caso lo encargó la maestra Eulalia Guzmán, en 1949, la presión de los varones de arriba a abajo fue grande, presionaron a doña Eulalia a pregonar “se encontraron los restos del último tlatoani azteca, el monarca Cuauhtémoc”. Previo al hallazgo LN repartió folletines, los libros de texto ya lo incluían, se borró la figura de Iturbide calificado de “tirano con sueños de emperador”. Por acá se eliminaron las placas de avenida Iturbide sustituidas por las de Venustiano Carranza, mayores de 70 años aún le dicen “la Iturbide”.
publicado por: Manuel Belagun Salazar

thumb_down 0

mabesa

... lun 27 de sep
En 1822, casi todas las naciones tenían monarquía, incluyendo a Francia que dejó la república de Luis XVII por la dinastía Bonaparte. México se estaba formando con buenos, regulares, malos y peores, los primeros son considerados casi santos y los últimos perversos y malos, sin embargo, todos son creadores de la república que hoy se vive porque la Historia los colocó allí. Moctezuma, Cuitláhuac, Cuauhtémoc, Cortés, Hidalgo, Morelos, Guerrero, Iturbide, Juárez, don Porfirio, Madero, Huerta, Cárdenas, Alemán, López Mateos, ¡uff!, agregue usted están dentro de la Historia y la Historia es la gran narradora del pasado para ayudar a formar el presente, intentar borrar porque lo que hicieron no es bien visto en la actualidad, es escupir la cielo.

thumb_down 0

GOSSE

lun 27 de sep ...
Por eso México es y será un país mié...a....tenemos poca memoria y veneramos a falsos héroes ....no puede ser Hidalgo que solo combatió 6 meses sea el Padre de la Patria....México país con población sin cultura ..
publicado por: Hector Chavez Martinez

thumb_down 0

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...