Contexto lagunero, El Siglo de Torreón
20 de octubre de 2021. notifications
menu desktop_windows
Columnas Finanzas

Contexto lagunero

Ría más, lidere mejor

JUAN MANUEL GONZÁLEZ
lunes 20 de septiembre 2021, actualizada 7:30 am


Enlace copiado

Con más de un año de distanciamiento de familiares, amigos y colegas del trabajo, tener tiempo para reír parece no ser una prioridad. Sin embargo, los expertos indican que los efectos de la risa en el cerebro no solo pueden ponernos de buen humor, también aumenta nuestra productividad. La risa activa neurotransmisores como la dopamina y la serotonina, hormonas que mejoran el estado de ánimo. 

 

De acuerdo con un artículo publicado en The Atlantic, de Boston, tener buen humor nos da felicidad y alivia el dolor, pero la risa en sí misma es más poderosa. La risa facilita las relaciones sociales. En la publicación Make It, del canal de televisión CNBC, se afirma que la risa genuina activa redes en el cerebro, ayudando a tener más concentración y enfoque para ser más productivos. 

 

¿Por qué son tan importantes la risa y el buen humor en el trabajo? En esta nueva era de interacciones sociales remotas, existe una gran fuerza en la intersección de la risa, los negocios y el liderazgo. La forma en que interactuamos y colaboramos con nuestros colegas ha cambiado dramáticamente y eso dificulta la creatividad, el bienestar y la conexión en los equipos de trabajo. Dos investigadores de la Escuela de Negocios de Stanford exploraron esta fuerza en la intersección del humor, los negocios y el liderazgo, como resultado de sus investigaciones, crearon un curso en línea llamado “Humor Remoto”, enfocado a cultivar en equipos de trabajo remotos la productividad, la conexión y la alegría. Recientemente publicaron un libro exitoso: “Humor en serio”. 

 

Cuando reímos, nuestro cerebro libera un coctel de hormonas que nos hace sentir felices, menos estresados, eufóricos y más confiados. Lo anterior significa que cuando reímos con nuestros colegas, no solamente nos divertimos, nos estamos sirviendo un coctel poderoso de hormonas que literalmente cambia la química del cere3bro. Las investigaciones demuestran que la risa tiene un efecto sin paralelo en nuestra neuroquímica y nuestro comportamiento y nos predispone a ser más creativos, mas resilientes, más ingeniosos y a estar mejor conectados con los demás. 

 

La oxitocina mueve a nuestro cerebro para crear lazos emocionales y confiar más en los demás. La oxitocina también se libera cuando las personas realizan el acto sexual y cuando las madres dan a luz, en ambos momentos, evolucionariamente hablando, nos beneficiamos con sentimientos de cercanía y confianza con la persona involucrada, aun si la relación es nueva. 

 

El buen humor también impacta nuestros recuerdos por el flujo de dopamina que produce. El buen humor nos compromete más y nos ayuda a recordar con facilidad. Por ejemplo, la gente que ve una película de humor antes de aplicarse una prueba de memoria de corto plazo, recuerda el doble de información. 

 

Y pensando en el impacto del buen humor en la neuroquímica de equipos virtuales, de manera remota compartimos menos experiencias y menos puntos en común, pero cuando reímos juntos, nuestro cerebro genera las mismas hormonas al mismo tiempo provocando que todos sean más confiados haciendo las interacciones más memorables. Los líderes con buen humor son percibidos 27% más admirados y motivadores. Sus colaboradores son 15% más comprometidos y sus equipos están más dispuestos a resolver los retos con creatividad. 

 

Aunque el buen humor va acompañado de diversión, no se debe practicar solo por ese motivo. El buen humor es una habilidad crítica de liderazgo, como lo es la comunicación y otras habilidades. 

 

Para sobrevivir bien en esta nueva normalidad, debemos mantener en nuestra mente tres cosas: Primera, es tiempo del buen humor remoto, Segunda, la risa impacta positivamente nuestro cerebro y nuestro comportamiento de manera muy profunda y, tercera, el buen humor es hoy más valioso que nunca en este mundo de trabajo remoto. 

 

Rechace la severidad. No se sienta culpable de actuar con buen humor y alegría en este mundo con tantos problemas legítimos. A veces uno se siente inapropiado cuando tiene buen humor en medio de crisis y de injusticia. Por supuesto que hay instancias en las que el buen humor esta fuera de lugar, pero son menos de las que podemos imaginar. Es recomendable no bromear sobre temas de religión o militares. 

 

No se preocupe por ser divertido. La gente divertida que disfruta el buen humor y simplemente le da alta prioridad a ello, cultiva el buen humor y se permite disfrutar de la risa. Sea positivo., Las bromas negativas o hirientes son una fuerza corrosiva en uno mismo y en el bienestar de los demás. 

 

Hay una excelente razón más para que nos ocupemos en apreciar y practicar el buen humor: el buen humor nos ayuda eficazmente a sobrellevar la pesada carga colectiva que llevamos desde hace más de año y medio. Como lo demuestran las investigaciones, el buen humor tiene un poder casi anestésico contra las preocupaciones y nos permite recordar lo bello de la vida y disfrutarla al máximo. 

 

Fuente: Arthur C. Brooks, The Atlantic. Naomi Bagdonas and Connor Diemand-Yauman, Stanford’s Graduate School of Business. McKinsey & Company. 

 

www.degerencia.com/jmgc

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...