Un gran sabor que se volvió tradición: Los Desgraciados, El Siglo de Torreón
25 de septiembre de 2021. notifications
menu desktop_windows
Recetas Lala

Un gran sabor que se volvió tradición: Los Desgraciados

Cuando en Torreón preguntan por los mejores “jochos”, la respuesta llega a la mente de manera automática

JAVIER FERNÁNDEZ ROMERO
Torreón, domingo 12 de septiembre 2021, actualizada 9:28 am

Enlace copiado

En el comienzo, Ulises Villarreal tenía una sola certeza: el fracaso no era una opción. El sueño iniciaba en 2011 con un carrito de hot-dogs que se podía rentar para amenizar fiestas.

“La idea era sencilla, que nos llamaran por teléfono para que asistiéramos a sus fiestas para ofrecer algo delicioso de comer”, comentó Ulises, socio fundador de la marca en La Laguna.

Gracias a su calidad e incomparable sabor la fama fue creciendo, llevándolos a abrir su primera sucursal física tan solo un año después de haber abierto, en una cancha de futbol rápido. “La cancha nos brindó la oportunidad de vender y al tener un lugar establecido, la misma gente comenzó a pedir que tuviéramos otro local, lo que nos llevó a abrir la primera sucursal en la Calzada Saltillo 400 de Torreón”.

De carrito a FoodTruck: la evolución del negocio

Por allá del 2013, los laguneros comenzaron a ver crecer la tendencia de foodtrucks y Los Desgraciados no se quedaron atrás y con su propio restaurante sobre ruedas, llenaron las calles con sus deliciosos jochos.

Una vez sobre ruedas, llegó la oportunidad de oro para Ulises y su negocio: El Territorio Santos Modelo, casa de los Guerreros del Santos Laguna les abría las puertas para ofrecerles un lugar entre “la tribu”, lo que catapultó el éxito de la marca.

En el TSM empezaron con un solo punto de venta y en la actualidad ya cuentan con cinco en las inmediaciones del Estadio Corona.

Un doloroso retroceso

Como a millones de emprendedores, la aparición de la pandemia provocada por el Covid-19 “echó al traste” los esfuerzos que en casi una década se obtuvieron. “El encierro se llevó todo, volvimos al inicio. En el mes de septiembre del 2020 nos vimos obligados a cerrar en Saltillo 400 y durante octubre se nos fue la sucursal de Viñedos” comenta Ulises con cierto grado de amargura en la voz.

Por el momento solo mantienen abiertos los cinco puntos del TSM como tiendas físicas y la posibilidad de llevarlos para amenizar cualquier tipo de fiesta o reunión.

Un refugio “entre las olas”

Si bien es cierto que el 2020 fue un año terrible para las aspiraciones de Ulises y Los Desgraciados, no todo fueron malas noticias. Y es que una oportunidad surgió en “el patio trasero de los laguneros” o también conocida como la “Perla del Pacífico”, la ciudad de Mazatlán.

El puerto recibió sus primeras dos sucursales, que se ubicaron en el Estadio de Beisbol Teodoro Mariscal y en el Centro Histórico en la zona de Olas Altas.

El futuro es incierto para la marca y para Ulises, pero un trabajo arduo y un delicioso sabor, siempre serán las claves para el éxito de los Desgraciados.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...