Contexto lagunero, El Siglo de Torreón
26 de septiembre de 2021. notifications
menu desktop_windows
Columnas Finanzas

Contexto lagunero

Mujeres sin trabajo

JUAN MANUEL GONZÁLEZ
TORREÓN, COAHUILA, lunes 06 de septiembre 2021, actualizada 7:27 am


Enlace copiado

De acuerdo con las estadísticas a nivel mundial, más mujeres que hombres han perdido su trabajo debido a la pandemia del COVID y esta afectación desproporcionada continua. Se requiere ayuda para las mujeres para recuperar la confianza y tener éxito, ofreciéndoles asistencia de expertos en entrevistas uno a uno, servicios de vestimenta personalizada y una red de seguimiento para el desarrollo profesional. 

 

Entre septiembre y noviembre del año 2020, solamente en el Reino Unido, 178, 000 mujeres perdieron su empleo. ¿Qué respuesta dar ante este hecho? La necesidad mueve nuestras reacciones, hoy, las mujeres necesitan más que nunca apoyo para enfrentar la situación. 

 

Una parte muy difícil en las etapas para conseguir empleo lo representan las entrevistas de trabajo. Otra parte muy importante es la forma de vestir para una entrevista. Cuando las mujeres son asesoradas en la forma de vestir -no necesariamente con prendas caras-, recuperan la confianza en sí mismas y están más propensas a tener éxito. Cuando una mujer se ve a sí misma y se siente muy bien, su primera tendencia es a desarrollarse al máximo. 

 

En el Reino Unido existe desde el año 2013 una organización sin fines de lucro que ayuda a las mujeres a conseguir trabajo. Una parte fundamental de esta organización es que les ayudan a confirmar su cita de entrevista y les proporcionan, prestadas, las prendas de vestir necesarias y las aconsejan para tener una entrevista exitosa. Y esto realmente funciona, el 62% de las mujeres consiguen trabajo en el siguiente mes de las entrevistas. Sin embargo, desde el inicio de la pandemia de COVID, esta organización no ha podido atender a las mujeres en persona; es obvio que la siguiente etapa, bajo estas condiciones, fue hablar con ellas a distancia en conferencia remota y enviarles por mensajería la ropa recomendada para la entrevista, lo cual causo muchas emociones. Dar ayuda por medios remotos complicó la situación. 

 

Pero en muchas formas, la pandemia empujó a la organización a crear servicios móviles y holísticos dando apoyo a las mujeres durante todo el proceso de búsqueda de empleo y aún más allá. La pandemia ha dado a la organización un nuevo alcance que no se tenía y eso beneficia a las mujeres desempleadas que necesitan apoyo. 

 

Las juntas a distancia a través de internet tienen una dinámica que impacta la calidad de lo que brinda la organización. Antes de la pandemia, las mujeres que acudían a esta organización eran atendidas por voluntarios, quienes empatizaban con el cliente y le inspiraban confianza. Hoy, con video conferencias, cuando los voluntarios de la organización aconsejan a las mujeres acerca de su apariencia para las entrevistas, es mucho más difícil dar consejos de apariencia cuando no existe contacto personal. 

 

Por otra parte, cuando las mujeres acudían físicamente a la organización, significaba mucho para ellas estar en un lugar seguro -la mayoría de las mujeres que acuden tienen vidas caóticas- y al venir, consideraban a la organización como un santuario que engendraba una atmósfera de positivismo. 

 

La organización aplica un modelo empresarial y se fondea con donativos, la pandemia no ha afectado la recaudación. Se acude a tres grandes grupos de generación de fondos: subsidios y donativos de la comunidad, socios corporativos, y realizando eventos recaudatorios. Tradicionalmente han operado en un modelo en el que cada uno de esos grupos les aporta la tercera parte de los ingresos anuales. Esta proporción ha cambiado dado que durante la pandemia no ha sido posible realizar eventos y aunque la proporción de las tres fuentes de fondos ha cambiado temporalmente, la total ha permanecido constante y el equipo humano de la organización ha encontrado otras formas de compensar los faltantes. La organización mide el impacto de sus servicios de forma muy cuidadosa y han sido capaces de demostrar a los donantes de que manera se pivotean los servicios y la forma ágil en que operan dando una ayuda real e importante a las mujeres que acuden. 

 

El mayor reto que enfrentan es lograr el compromiso de las mujeres que acuden pidiendo ayuda, esto es lo que toma más tiempo, hacer sentir confortables a las mujeres que hacen a un lado su orgullo y piden ayuda, se debe ser muy bravo para solicitar ayuda, no es fácil. Además, también se requiere bravura para aceptar sugerencias acerca de la apariencia personal. 

 

Una de las partes más importantes del modelo de trabajo de esta organización son las relaciones con los clientes y las referencias que dan. Todas las personas necesitan una referencia para solicitar estos servicios. La organización ayuda a todas las mujeres, incluso a las que están en prisión y a las que son víctimas de violencia familiar. 

 

Las mujeres que se acercan a la organización pertenecen a un amplio rango de sectores, hoy la organización cuenta con el apoyo de corporaciones, empleadores y reclutadores que están interesados en reclutar personal en bases muy diversas. 

 

Fuente: Kate Stephens Directora General de Smart Works. Virginia Simmons Gerente asociada de McKinsey, oficina de Londres.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...