Contexto lagunero, El Siglo de Torreón
26 de septiembre de 2021. notifications
menu desktop_windows
Columnas Finanzas

Contexto lagunero

Los jubilados y las finanzas

JUAN MANUEL GONZÁLEZ
lunes 16 de agosto 2021, actualizada 7:30 am


Enlace copiado

Una de las preocupaciones más comunes en los grupos de personas en edad de retiro o que ya se encuentran en él lo es, sin lugar a dudas, la posibilidad de contar con suficiencia económica. La falta de ahorro en la edad laboral es la causa principal de que el 85% de los mexicanos nunca pueda realizar lo que hubiera querido hacer en su jubilación. La mayoría de los jubilados reconoce que no se prepararon bien para su retiro porque no sabían cuánto necesitarían. 

 

Las expectativas y actitudes frente a la jubilación se reflejan en las respuestas de las siguientes preguntas: a) ¿Quién o quiénes son responsables de que usted tenga ingresos suficientes para el retiro? El 64% de las mujeres y el 81% de los hombres respondieron “yo mismo”. b) ¡Quién o quiénes son responsables de que su pareja tenga ingresos suficientes para el retiro? El 66% de los hombres y las mujeres contestaron “yo mismo”. c) ¿Qué proporción de su ingreso actual cree que necesitaría para vivir durante su retiro? El 52% de los hombres y las mujeres contestaron “el total o más del total”. d) ¿Cree que va a tener lo que va a necesitar para vivir durante su retiro? El 74% de los hombres y las mujeres contestaron “no” o “no sé”. 

 

El 44% de los jubilados entrevistados afirmó que les hubiera gustado ahorrar más y el 48% dijeron que si hubieran empezado a ahorrar a edad más temprana, habrían mejorado su calidad de vida durante su jubilación. Como en todo, la planeación es la clave para tener una mejor situación en la vejez. Tenemos poca sensibilidad en la importancia del ahorro. El ahorro no significa guardar lo que nos sobra, porque de esta manera nunca nos va a sobrar. El ahorro consiste en guardar una cierta cantidad y apretarse el cinturón en los gastos con el resto.

 

Hay una nueva tendencia, quizá imperceptible, pero real entre los jóvenes: un grupo de ellos –los cuales planean retirarse antes de los 40 y muchos lo están logrando– no ven la moderación en los gastos como un sacrificio, son prósperos, prudentes y económicos en el uso y optimización de recursos monetarios. Cuando compran algo, generalmente se fijan en el precio. Dice uno de estos jóvenes: “Soy igual de feliz de tomarme una cerveza en casa como lo estaría en un bar… Gozo igual un sándwich de mermelada que un nuevo restaurante. ¿Esto significa que jamás me compro ropa, como en la calle o bebo cerveza artesanal que cuesta un ‘ojo de la cara’? ¡Claro que no! Amo hacer todas esas cosas. Pero al comparar la alegría que esas cosas me traen con la que me dan los simples placeres de la vida, la diferencia no es mucha. Hago más cosas baratas para poder realmente disfrutar de los gustos que me doy”. 

 

En México tenemos muy poca sensibilidad en la importancia del ahorro para el retiro. Muchos trabajadores quisieran dejar una herencia en dinero para los hijos, aunque solamente el 39% confía en que lo logrará. El 66% de los jubilados tienen un dependiente económico, el 13% da dinero a sus hijos y el 10% también le dan a sus nietos. Por ello, es muy importante el ahorro para el retiro de manera temprana, de lo contrario, se tienen que enfrentar complicaciones económicas en la jubilación.

 

Para poder cumplir los sueños en la jubilación, se deben satisfacer ocho necesidades básicas: manejo financiero efectivo diario, ahorrar e invertir a mediano plazo, protegerse por medio de seguros, tener casa propia aunque sea hipotecada, dar una buena educación a los hijos, vivir un estilo de vida moderado, retirase oportunamente y dejar un legado a los hijos. 

 

Mientras más pronto empecemos a ahorrar es mejor. Los especialistas en este tema opinan que una persona de 35 años debe tener ahorrado un año de sueldo para su retiro. Una persona de 45 años debería ahorrar tres años de sueldo, a los 55 años serían 6 años de ingreso y al momento del retiro se deberían tener 10 años de sueldo. Para evitar gastar el ahorro para el retiro antes de tiempo, ante una eventualidad, se recomienda tener un fondo de emergencia entre tres y seis meses de sueldo.

 

Pero…. Si no es así y ya le llegó el retiro……¡¡Al toro por los cuernos!! Cuando se jubile, usted tendrá que revisar su situación económica. La planificación financiera no termina al cumplir la edad legal de jubilación y la posibilidad del ahorro, aunque sea poco, ¡¡tampoco!! 

 

Necesitará elaborar un nuevo presupuesto con los importes reales de todas sus fuentes de ingresos y sus gastos actuales. Revisar este presupuesto cada año. Tendrá que recortar o eliminar gastos. Recuerde que la regla número uno de “gastar siempre menos de lo que ingresa” sigue tan válida después de jubilarse.

 

Si logró hacer algunos ahorros o inversiones, seguirán generando intereses. Ahora usted probablemente retirará más de lo que ahorra, así que los intereses a cobrar y el acumulado total irán disminuyendo en vez de creciendo, como ocurría en los años previos a la jubilación. Tenga cuidado: sus ahorros tendrán que durar muchos años, y si se gastan antes del tiempo, sólo le quedará su pensión baja y las pensiones públicas para vivir. 

 

No olvide aprovechar las ayudas económicas destinadas a los pensionistas. Tendrá derecho a descuentos importantes en abonos de transporte, trenes, hoteles, entradas de museos, teatro y de cine. No siempre le ofrecerán estos descuentos si no los pide, así que siempre conviene hacerlo. 

 

www.degerencia.com/jmgc

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...