Contexto lagunero, El Siglo de Torreón
23 de julio de 2021. notifications
menu desktop_windows
Columnas Finanzas

Contexto lagunero

Resiliencia para pequeñas y medianas empresas

JUAN MANUEL GONZÁLEZ
lunes 07 de junio 2021, actualizada 7:56 am


Enlace copiado

La crisis del COVID expuso diferencias fuertes en el capital de las pymes -pequeñas y medianas empresas-. Las empresas que iniciaron con un buen capital disponible afrontaron la tormenta mucho mejor que las que desde inicio tenían problemas económicos. Las empresas que se dedican a producir equipo de protección personal han experimentado una demanda sin precedentes mientras que los hoteles han sufrido la falta de clientes y muchos se cerraron. Los detallistas que aplicaban tecnología digital se adaptaron rápido y con facilidad a los servicios de entrega a domicilio y al servicio al cliente en línea favoreciendo con ello su entrada a nuevos modelos de negocios. A pesar de que la crisis para las pequeñas y medianas empresas ha sido muy seria, algunas han sobrevivido e incluso, prosperado. No es demasiado tarde para adoptar las prácticas que esas pequeñas y medianas empresas han aplicado con éxito en este tumultuoso ambiente.

En abril de este año, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos estimo que, en 32 países, entre el 70 y el 80% de las pequeñas y medianas empresas habían tenido una disminución de sus ingresos del 30 al 50%. Las grandes empresas han sido ligeramente menos afectadas, pero en este sector, la pandemia marcó aún más la diferencia entre las empresas lideres y el resto. En los Estados Unidos, los ingresos para las empresas lideres fueron muy similares en los trimestres de 2019 y 2020 mientras que para las demás bajo en más del 11%.

Muchas de las acciones tomadas por las grandes empresas han sido homologadas (aunque a pequeña escala) por pymes de alto desempeño. Las empresas lideres de estos dos segmentos tuvieron la resiliencia financiera, la capacidad de reorganización y el enfoque estratégico para continuar invirtiendo y adaptándose durante toda la crisis. Aceleraron la digitalización, incluyendo la automatización y la adopción de canales en línea, además del trabajo remoto e híbrido. Adoptaron nuevas habilidades para la eficiencia operacional y se hicieron más ágiles aumentando la innovación en sus productos y en su modelo de negocios.

Toda esta transformación potencialmente puede producir un rápido crecimiento económico al mismo tiempo que se disminuye la crisis. El crecimiento de la productividad se puede acelerar en más del 1% anualmente hasta el año 2024 -según el estudio reciente del McKinsey Global Institute-. Sin embargo, este aumento se dará solo si la demanda aumenta; las acciones para robustecer la productividad que toman las grandes empresas, se están replicando en el resto de las empresas y se está invirtiendo en las habilidades para el futuro.

¿Qué pueden hacer las pymes para salir airosas de la pandemia y de otras fuerzas que seguirán provocando turbulencia financiera en el futuro inmediato?

Enfatizar la capacidad digital. Desde hace tiempo, el mundo de los negocios se está moviendo en línea. Antes de la pandemia, en los Estados Unidos y en Europa, más del 80% de las pymes tenían un sitio web y más de dos tercios de ellas tenían empleados trabajando con dispositivos móviles. La sana distancia, los cierres de sectores y las entregas remotas durante los peores meses de la pandemia, catapultaron a muchos negocios a aumentar la digitalización. Soluciones basadas en la nube, video comunicaciones y las ventas en línea ya son hoy algo común. Las pymes que han invertido en la digitalización son hoy las que ya tienen buena experiencia digital y ello las ha hecho un 30% más capaces para implementar nuevas tecnologías y cuentan con la confianza y la capacidad para enfrentar el constante reto de implementarlas. Particularmente han aprendido que la digitalización no es algo mágico, es algo que da frutos solo si se involucra en ello al personal y a los procesos.

Un buen balance entre la vida real y la remota. El trabajar desde casa y la interacción virtual con los clientes ha sido una mezcla bendita para las pymes, pero los buenos resultados dependen de circunstancias individuales La habilidad de los empleados remotos para trabajar eficientemente, depende no solo del espacio, las herramientas y el ambiente apropiado, sino también de la efectividad y la flexibilidad de los programas de trabajo.

En principio, las pymes tienen una ventaja. Con pocos niveles organizacionales entre los lideres de la empresa y los empleados de línea y pocas políticas corporativas, es más probable que los gerentes puedan interactuar de manera más cercana con sus equipos de trabajo. Por ello, el 44% de las pymes en el Reino Unido que tienen políticas de trabajo flexible, esperan aumentarlas en los siguientes 12 meses. Lo anterior, seguramente aumentará significativamente el compromiso y la satisfacción de los empleados y por consecuencia también aumentará el desempeño de la empresa. Se estima que más del 30% de los empleados estarían dispuestos a considerar cambiar de trabajo si no se les da la oportunidad de trabajar desde casa por lo menos parcialmente.

Nuevas habilidades y reclutamiento. Las pymes tradicionalmente enfrentan más retos que las grandes empresas cuando se trata de atraer el mejor y más diverso talento y por ello se dificulta un poco la capacidad de administración, la innovación y el crecimiento. Los estudios demuestran que una fuerza de trabajo con profesionistas en ciencias e ingeniería, está asociada con mayor capacidad para el desarrollo de productos para nuevos mercados y una mayor cooperación. De forma similar, las pymes con liderazgos altamente diversos - de varias disciplinas-, son 70% más propensas a conquistar nuevos mercados.

Por supuesto, no es suficiente reclutar gente con talento, ellos también requieren capacitación y desarrollo y un plan de carrera atractivo y las pymes en México han estado históricamente poco dispuestas a aplicar estas prácticas. Además, más que reclutar gente nueva, muchas pymes se beneficiarían si capacitaran y desarrollaran nuevas habilidades entre sus empleados existentes.

A pesar de los retos sin precedentes, muchas pymes en el mundo han mostrado una marcada resiliencia y capacidad para reinventarse. Es tiempo de inspirarse en ellas, las pymes que aplicaron estas estrategias en la pandemia, están en una muy buena posición para enfrentar otras crisis en el futuro.

Fuente: McKinsey Global Institute. Harvard Business Review.

www.degerencia.com/jmgc

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...