Una manzana para nuestros maestros, El Siglo de Torreón
15 de junio de 2021. notifications
menu desktop_windows
Doctor en casa - Curiosidades

Una manzana para nuestros maestros

Consumirla cubre parte de nuestras necesidades de energía, vitaminas, minerales e incluso agua

EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, domingo 16 de mayo 2021, actualizada 9:54 am

Enlace copiado

¿Conoces el origen de regalar manzanas a los maestros? No se sabe a ciencia cierta cuándo y dónde nació la tradición, pero existen varias teorías sobre el motivo que la originó.

Un gran número de fuentes apuntan a que en la antigüedad la manzana era un símbolo de la sabiduría, por lo que una manera de agradecer las enseñanzas brindadas por los maestros era obsequiarles esta fruta.

Referencias mencionan que tanto en la Antigua Grecia como durante la Edad Media, los alumnos que no eran niños sino adultos, que se reunían para escuchar y aprender de los grandes sabios y filósofos, “tomaban sus clases” en los campos o prados bajo la sombra de un manzano. Era común que un alumno alcanzara la manzana más madura para ofrecérsela al maestro, en señal de agradecimiento.

SE USABA PARA PAGAR ESTUDIOS

En el siglo XVII en países como Suecia y Dinamarca, las familias de los agricultores más pobres, para poder pagar la educación de sus hijos les regalaban a los profesores canastas de manzanas.

Considerando que esa canasta de manzanas podía representar para muchos el sustento de varios días, es evidente el valor que los países nórdicos dan a las personas que transmiten los conocimientos.

A inicios del siglo XX, esta tradición del norte de Europa se llevó a Estados Unidos como consecuencia de las crisis económicas, donde los trabajadores también regalaban cestas llenas de manzanas a los profesores de sus hijos.

Las historias en torno a esta costumbre son numerosas, y en algunas se explica que era frecuente que en un día un mismo maestro recibiera tantas manzanas que se le echaban a perder mientras que había otros días que no recibía ninguna.

Fue entonces que se tomó la decisión de organizarse para que cada día le tocará a un alumno diferente hacer los honores al docente.

De este modo el maestro se aseguraba comer a diario fruta y no representaba ningún perjuicio para las familias más humildes.

DESEO DE BUENA SALUD

En Inglaterra, el obsequiarle este fruto a las maestras y maestros, era un claro mensaje de desearles buena salud, ya que fue en ese país en donde se acuñó la famosa frase: “One apple a day keeps the doctor away”, que traducida literalmente significa: “una manzana al día mantiene alejado al doctor”.

Lo cierto es que ahora sabemos que comer manzanas, o cualquier otra fruta, es un excelente hábito que permite cubrir parte de nuestras necesidades de energía, vitaminas, minerales e incluso agua y que son un gran regalo para conservar nuestra salud.

Si elegimos las de temporada además estaremos contribuyendo con el cuidado de nuestro medio ambiente y bolsillo.

Esta costumbre ha ido desapareciendo, excepto en algunos países como Colombia, donde se agradece con una manzana a las profesoras y profesores por su interés y dedicado esfuerzo en educar a las nuevas generaciones.

No estaría mal recuperar esta bonita tradición. ¿Qué opinas?

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...