Costará caro a pymes eliminar outsourcing, El Siglo de Torreón
17 de mayo de 2021. notifications
menu desktop_windows
Finanzas

Costará caro a pymes eliminar outsourcing

A una empresa le representará un costo de 13 mil 800 pesos mensuales tener apoyo en nómina

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, jueves 29 de abril 2021, actualizada 7:43 am

Enlace copiado

Aplicar la reforma en materia de subcontratación, saldrá muy caro para las empresas que se hagan cargo de la nómina de su personal, pero sobre todo para las pequeñas y medianas.

La carga operativa, legal, fiscal y administrativa la asumirá el patrón, afirmó el CEO de Bios Instala, Javier Zepeda.

El también coach de negocios, estimó que a una empresa mediana o pequeña, le representará un costo de 13 mil 800 pesos mensuales tener una persona que le ayude con la nómina.

Es decir que para poder cumplir con la reforma de subcontratación, ese será el monto que tendrá que destinar para poder traer su nómina.

Al hablar sobre el impacto de la reforma al outsourcing dijo que una vez que ya se publicó en el Diario Oficial de la Federación, se tienen que emitir las reglas de operación y a partir de ahí, el patrón tendrá tres meses para regularizarse.

Para el consultor esto tendrá un costo partiendo de que en México hay 4.8 millones de empresas, unidades que se distribuyen por su tamaño, ya sean micros o medianas.

El 95% son microempresas, es decir 4.5 millones.

LOS COSTOS

Será una inversión inicial que tendrá que hacer el patrón, afirmó al indicar que tenderá que seguir los siguientes pasos:

PRIMER PASO

Un pequeño y mediano empresario que tendrá que traer su nómina, lo primero que deberá hacer ir a registrarse ante el IMSS para su registro patronal.

SEGUNDO

¿Va a llevar la nómina por cuenta propia o va a contratar a alguien para que lo haga? Javier Zepeda dijo que no será una decisión fácil porque, por un lado, el empresario que quiera hacerlo, se encargará del cálculo de nómina y de la previsión social. Pero en el supuesto de que contrate para la nómina y el proceso de reclutamiento de personal, implica en promedio un gasto de hasta 15 mil pesos.

A lo anterior se requiere gastar en una computadora de buen equipo que cuesta 10 mil pesos en promedio. Después necesita un escritorio que tendría un costo de aproximadamente mil pesos, y una silla, que ronda en los 2 mil pesos.

También, tener un sistema de nómina para poder entregar recibos timbrados a los trabajadores por medio de la emisión de comprobantes fiscales digitales por internet (CFDI).

En ocasiones se necesita un software que oscila en promedio entre los 4 mil y 4 mil 500 pesos al año.

PREVISIÓN SOCIAL

Si el patrón contrata a alguien de medio tiempo para que se encargue de la nómina, tendrá que pagar en promedio 6 mil pesos, ya que el rango del mercado para tiempo completo son 12 mil pesos al mes.

Luego viene el costo mensual de la previsión social; de impuesto sobre la renta (ISR) va a generar 80 pesos que el patrón va a tener que pagar, más la cuota mensual de 2 mil 300 pesos y el impuesto estatales de nómina serían 120 pesos.

Quiere decir que la persona que se va a encargar de la nómina, le va a costar al patrón un promedio de 8 mil 900 pesos al mes.

Hay que agregarle los gastos de luz, internet y otros adicionales, con lo cual son mil pesos al mes.

Así en promedio representará un costo total mensual de 13 mil 800 pesos.

Si lo elevamos al año, es un promedio de más de 160 mil pesos, lo que le va a costar a un patrón que decida contratar a alguien para que le lleve la nómina.

Zepeda destacó que tomando en cuenta que 4.5 millones son micro empresas, si de esas, el 10% al día de hoy tuviera personal subcontratado, es decir un promedio de 450 mil, tendrían que regularizar su situación laboral.

De esas al multiplicar los 13 mil 800 pesos mensuales, es un gasto total de 6 mil 200 millones de pesos mensuales que tan sólo las micro empresas tendrían que desembolsar por traer la nómina bajo su custodia.

Para el caso de las pymes, las pequeñas y medianas que son en promedio el 5%, es decir 230 mil que hay en el país, y de éstas están subcontratando el día de hoy entre el 25% y 30% de su personal.

Lo anterior significa que son 60 mil empresas pymes que subcontratan, por lo que en este momento, la regularización les costaría un promedio mensual de 808 mil 415 pesos.

SALARIO MÍNIMO

El consultor mencionó el tema del aumento del salario mínimo de 15% para el 2021.

Recordó que antes las cuotas obrero-patronales mensuales como bimestrales para una persona con un salario mínimo, oscilaba entre los mil 490 pesos, y hoy es de 2 mil 640 pesos mensuales.

Es decir, el patrón que da salario mínimo está pagando 146 pesos más contra 2020, si esto se multiplica por las 4 millones 500 mil micro empresas que hay en todo el país, el resultado es una cifra de 658 mil millones 773 mil 462 pesos.

Esa es la cifra por el excedente, la diferencia versus salario mínimo entre 2020 y el 2021.

REPARTO DE UTILIDADES

Javier Zepeda advirtió que las empresas que no cumplan con la nueva regulación, serán sancionadas con multas que van de 160 mil pesos hasta cuatro millones de pesos.

Señaló que por lo general, las empresas subcontratan no para ahorrarse el pago de seguridad social, más bien por no repartir utilidades.

Ahora los trabajadores que pasen a la nómina de la empresa, no perderán antigüedad porque en la reforma se pide que se respeten los años trabajados, pero no recuperan las utilidades que fueron omitidas por estar en outsourcing, explicó.

PREOCUPA TERMINOLOGÍA 

El Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) externó su preocupación por el alcance de las normas con la terminología contenida en la reforma a la subcontratación.

Señalaron que dados los castigos severos ante el incumplimiento, son fundadas las inquietudes expresadas. “Hay una gran preocupación que no abona para el sano crecimiento de los negocios”, afirmó en conferencia de prensa la presidenta del IMCP, Diamantina Perales.

Manifestó que existe inquietud en cuanto a los que están obligados a tener el registro y las distintas fechas en la entrada en vigor que se mencionan en los artículos transitorios.

También en la definición de subcontratación para efectos de la Ley Federal del Trabajo y para la legislación fiscal porque, “pese a que ambas son similares, inquieta un término”, ponderó.

Explicó que en el artículo 15-D del Código Fiscal de la Federación se señala como uno de los supuestos de subcontratación prohibida cuando se haya contratado a personal “relacionado” social o actividad preponderante.

“El término relacionado es amplísimo en su alcance y genera preocupación”, advirtió. De ahí que el gremio de los contadores solicitó que todas las ambigüedades e imprecisiones sean atendidas, ya sea a través del reglamento o en una miscelánea fiscal, pero siempre y cuando no vaya más allá de lo establecido en la ley.

Enfatizó que para aplicar estos cambios legales habrá un proceso, pero recordó que la parte de la nómina y gastos de manera directa o en subcontratación no son deducibles al 100%. Refirió que lo anterior ha sido una de las peticiones del sector privado, que sean deducibles porque cada vez es mayor la carga laboral, pese a que se cumple con las obligaciones. “Ya se tiene un impacto de años atrás”, aseguró.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...