Contexto lagunero, El Siglo de Torreón
14 de mayo de 2021. notifications
menu desktop_windows
Columnas Finanzas

Contexto lagunero

Hacer frente a la Era Digital con éxito

JUAN MANUEL GONZÁLEZ
lunes 26 de abril 2021, actualizada 7:34 am


Enlace copiado

Una de las competencias personales que más ayudan a los individuos y a las organizaciones a desarrollarse es la apertura al cambio. Sin embargo, no todas las personas tienen la capacidad de enfrentar con mente abierta las diversas circunstancias para evaluar si se requieren nuevas acciones o cambios que permitan el avance en la dirección deseada.

Todo está en continua transformación, cambiar implica movimiento, pero también supone un procedimiento porque cada cambio debe planearse, ejecutarse y evaluarse para extraer la riqueza de la experiencia. Pensamos en cambiar cuando identificamos una necesidad o una oportunidad de mejora. Cambiar por cambiar no tiene ningún sentido ni ningún valor, pero cambiar cuando hay razones para hacerlo, cuando vamos a mejorar, cuando entendemos el beneficio que nos trae, definitivamente marca una diferencia entre el hoy y el mañana.

Así como el mundo cambia y se hace más digital y mas complejo, el rango de decisiones que toman los lideres se ha ensanchado, abarcando desde el pensamiento estratégico general, hasta la ejecución cuidadosa de los proyectos y planes, el avance de la tecnología y las nuevas habilidades y el compromiso de los empleados con la empresa.

En entrevistas hechas a lideres de empresas globales se ha confirmado que, mas que solo apoyarse en sus capacidades que han usado hasta antes de la pandemia - aprender a trabajar con personas de profesiones y formas de pensar diferentes haciendo énfasis en el trabajo en equipo para dirigir a su empresa sin que interfieran sus diferencias-, los lideres deben alinear su desempeño en seis diferentes áreas:

Ser ejecutor estratégico, no solo estratega. Para tener éxito en este complejo y cambiante ambiente de negocios, quienes dirigen las empresas deben tener muy claro como esta el nuevo mundo de los negocios y cual es el lugar que su empresa puede tener en él. No es suficiente ser un buen estratega, los lideres también deben ser hábiles en la ejecución, en transformar la estrategia en planes de operación específicos y llevar esos planes hasta su ejecución completa. Necesitan ser capaces de tomar decisiones operacionales rápidas para poder enfrentar el futuro cambiante.

Tener humildad. Si, ser humildes -algo que de verdad es difícil de lograr-. Ser capaces de tomar decisiones audaces en tiempos de incertidumbre y, al mismo tiempo, tener humildad para reconocer lo que no saben y traer a bordo a personas con habilidades, preparación y capacidad diferentes a las de él. Humildad para estar dispuesto a aprender de otros quienes quizá tengan menos capacidad de liderazgo, pero tienen más conocimientos relevantes. Ser incluyentes y saber escuchar para entender no solo nuevas tecnologías, sino para hacer cosas de manera diferente a como se hacían antes.

Humanista experto en tecnología. El tiempo en el que los líderes de negocios delegaban los retos tecnológicos al director de información ya llego a su fin. Siendo la tecnología esencial para casi todo lo que se hace en la empresa -innovación, administración de productos, operaciones, ventas, servicio al cliente, finanzas, etc.-, todos los lideres necesitan entender lo que la tecnología puede hacer por la empresa y cómo puede hacerlo, y al mismo tiempo necesitan entender y estar al tanto del personal. Saber cómo impacta la tecnología en los empleados y ayudarlos a que se adapten y que la adopten. Hacer lo anterior con mucha empatía y autenticidad para que los empleados se sientan parte de la transformación.

Ser innovador tradicional. En este mundo disruptivo -que propicia una renovación radical- y de cambios constantes, el propósito y los valores de la empresa probablemente nunca han sido tan importantes como hoy. Los lideres necesitan innovar e intentar cosas nuevas mucho más rápido que antes; necesitan mas que nunca, estar dispuestos a equivocarse y a que los demás se equivoquen y fallen. Todos los cambios y la innovación no deben ser desatados, sin control; deben ser consistentes con los objetivos de la empresa.

Ser político de alta integridad. Esta cualidad es muy necesaria en el actual ecosistema en el que empresas, instituciones e individuos deben colaborar para crear valor siendo capaces de conseguir apoyo, negociar, formar coaliciones y vencer la resistencia dando a veces un paso atrás para lograr avanzar dos para adelante. Para todo lo anterior el líder debe crear confianza e integridad como parte fundamental de todas sus acciones.

Localista con mentalidad global. La tecnología ha roto las distancias y borrado las fronteras, hoy es muy fácil llegar a clientes del otro lado del planeta y colaborar con gente que esta muy lejos. Las empresas que hoy operan en la era digital necesitan pensar de forma global incluso aunque solo sea para conocer las perspectivas o para acceso a personas con talento que les ayuden a dar un mejor servicio al mercado local.

La era digital y la magnitud de la transformación que implica necesita lideres que tengan apertura para administrar sus empresas en un mundo complejo. Esos líderes que tienen humildad, coraje y compromiso para reinventarse a sí mismos, se convertirán en los triunfadores de la era digital.

Fuente de referencia: Harvard Business Review. Paul Leinwand, Mahadeva Matt Mani y Blair Sheppard. PwC and Strategy&.

www.degerencia.com/jmgc

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...