Expulsión masiva de diplomáticos rusos empeora crisis entre Praga y Moscú, El Siglo de Torreón
08 de mayo de 2021. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Expulsión masiva de diplomáticos rusos empeora crisis entre Praga y Moscú

Acusan a Rusia de la explosión de un polvorín checo en el que murieron dos trabajadores en 2014

EFE
PRAGA, REPÚBLICA CHECA, jueves 22 de abril 2021, actualizada 2:11 pm

Enlace copiado

La tensión entre República Checa y Rusia ha vuelto a incrementarse hoy debido a una expulsión masiva de diplomáticos rusos anunciada por Praga, en el marco del contencioso por la supuesta implicación de Moscú en la explosión de un polvorín checo en el que murieron dos trabajadores en 2014.

 

Al informar de la medida adoptada, el nuevo ministro checo de Asuntos Exteriores, Jakub Kulhanek, que asumió ayer miércoles el cargo, no precisó cuántos miembros de la embajada rusa en Praga deberán irse, pero explicó que la plantilla de esa legación no podrá ser más numerosa que la checa en Moscú.

 

La medida no incluye al personal consular, que se mantiene sin cambios en ambas capitales.

 

"Ponemos un techo al número de diplomáticos rusos en la República Checa, que se iguala al número de nuestros diplomáticos en Moscú", dijo Kulhánek al informar, en una comparecencia televisada, de la medida sin precedentes en la historia de las relaciones entre ambos países.

 

La decisión se tomó tras expirar el ultimátum dado por Praga a Moscú para que revirtiera la orden de salida a 20 trabajadores de la representación diplomática checa en Moscú, en represalia a la declaración de "persona non grata" a 18 diplomáticos rusos, anunciada el pasado sábado.

 

A ellos se añaden ahora otros 63 empleados de la embajada rusa que deberán abandonar el territorio checo, según las cifras publicadas por el portal de investigación "HlídacíPes.org".

 

ACUSACIÓN DE TERRORISMO

 

La víspera, el Senado checo aprobó una declaración en la que condena a Rusia por la implicación de sus servicios de inteligencia en la explosión del almacén de munición en Vrebetice, al este de la República Checa, que considera un "sabotaje" probado.

 

El texto lo califica además de "acto de terrorismo de Estado".

 

Según el contraespionaje checo, los 18 miembros de la embajada rusa expulsados el sábado trabajaban para el espionaje ruso militar (GRU) y civil (SVR).

 

"Hemos conseguido romper dos bases completas de los servicios rusos GRU y SVR ", valoró hoy el ministro de Interior, Jan Hamacek.

 

SIMETRÍA EN LAS RELACIONES

 

Praga amparó su medida en el artículo 11 de la Convención de Viena, que regula el número de diplomáticos acreditados, para establecer la simetría en las cifras, que hasta ahora era considerada muy desequilibrada por los políticos locales.

 

Hasta el pasado sábado, e incluyendo el personal consular, la plantilla de la legación rusa en Praga era de 135 personas, frente a los 60 que tenían los checos en Moscú.

 

La plantilla rusa de la embajada -sin incluir a la del consulado ni a los familiares de los expulsados- quedará así reducida a 7 diplomáticos y 25 trabajadores técnicos, en total paridad con la checa en Moscú.

 

TENSIÓN EN UCRANIA

 

El empeoramiento de relaciones de Rusia con este país comunitario, socio de la OTAN y miembro de la Unión Europea, se produce en un contexto de tensión internacional por el despliegue de efectivos militares rusos en la frontera con Ucrania.

 

Praga tiene indicios de que la munición destruida en los depósitos de armas checos en 2014 iba a ir a parar a Ucrania, a través de un intermediario búlgaro, para combatir a los rebeldes separatistas de la zona oriental del Donbas.

 

ACCIONES DESESTABILIZADORAS

 

La OTAN ha reiterado hoy su apoyo a Praga, en un comunicado donde ha expresado sus "profunda preocupación por las acciones desestabilizadoras que Rusia sigue realizando a lo largo del espacio euro atlántico, incluido el territorio de la Alianza".

 

Tanto la OTAN como la UE han expresado a los checos su "total solidaridad".

 

Por su parte, la vecina Eslovaquia anunció hoy la expulsión de tres diplomáticos rusos de su territorio por violar los acuerdos internacionales y las leyes locales del país.

 

"Tres representantes de la misión diplomática de la Federación Rusa deben acabar su estancia y abandonar el territorio de la República Eslovaca en siete días", explicó el primer ministro eslovaco, Eduard Heger, en una declaración televisada.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...