'Enfrenté a la muerte y pude vencerla', cuenta Dimas Maciel, El Siglo de Torreón
16 de mayo de 2021. notifications
menu desktop_windows
Espectáculos

Enfrenté a la muerte y pude vencerla: Dimas Maciel

El líder de Chicos de Barrio habló sobre su batalla ante el COVID

ALDO MAGALLANES / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, domingo 11 de abril 2021, actualizada 1:09 pm

Enlace copiado

Siendo las 5:45 de la tarde, el equipo de El Siglo de Torreón, proveniente de las instalaciones de esta casa editora, se dirigió a la Alameda Zaragoza, uno de los sitios más emblemáticos de la Comarca Lagunera.

Luego de estacionar el auto frente a la Fuente del Pensador; el siguiente destino era el kiosco, ese en donde venden los exquisitos cuadros de nieve o las aguas celis y de raíz, postre y bebidas que son muy comunes en La Laguna.

Antes de llegar al centro de la Alameda, se apreció su cotidianidad. Algunas parejas sentadas en las bancas, una madre y su hijo disfrutando de unas paletas heladas de limón, así como un abuelito visiblemente cansado de su labor del día, se quitó una gorra gris que traía y se sentó al pie de un árbol a disfrutar de una bebida gaseosa.

"Ahí viene Dimas", menciona el fotógrafo de este diario y es que él líder de Chicos de Barrio era con quien se daría un esperado encuentro para hablar de cómo logró superar el coronavirus, pese a que en varios momentos de desesperación pensó que su presencia física se iría de este mundo. También charló de los planes del grupo y no descartó un reencuentro con "Yiyo" y Susana en un futuro pues, "si deja billete, por qué no hacerlo".

"¿Cómo están muchachos?", dijo el llamado "Gavilán", quien traía puesto un pantalón gris, playera negra y saco a cuadros azul marino. Sus lentes negros y su sombrero blanco no podían faltar. Luce más delgado ya que tras contagiarse de COVID-19 perdió 20 kilos.

"Déjenme pido un cuadrito de nieve de fresa, les cuento que yo los llegué a vender cuando era niño en la Plaza de Armas", comenta. Uno de los empleados del kiosco le entrega el helado con una sonrisa de oreja a oreja y a partir de ese momento el cantante abre su corazón.

"Fueron tres meses con oxígeno, apenas hace tres semanas me lo quitaron. Estoy haciendo terapias y dieta. Me estoy cuidando mucho porque sí quedan secuelas. Estuve a punto de morir, casi me daba un paro respiratorio, ahora sí que enfrenté a la muerte y pude vencerla. Mi familia tenía las esperanzas perdidas, pero yo nunca hice a un lado mi fe", expresa.

SE CUIDABA, PERO NO TANTO

No sabe bien donde pudo enfermarse, sin embargo, Dimas cree que posiblemente se expuso en un espectáculo que dieron los Chicos de Barrio en el interior del país en diciembre pasado o en su comunidad cristiana con sede en Torreón. Revela con sinceridad que él se cuidaba, pero no era tan extremo en sus medidas sanitarias.

"No estoy seguro, tengo dos teorías. Fuimos a dar un pequeño concierto ante pocas personas a Guanajuato en diciembre pasado y ahí se me arrimó mucho un camarada que traía bastante tos y me habló muy cerca, casi me escupió, pudo ser ahí o bien, tenemos una célula cristiana en las Alamedas, ahí vamos a administrar la alabanza y varias personas estaban enfermas".

Retoma Dimas Maciel su cuadro de nieve; ya le queda poco, casi se lo termina y ahora pide un barquillo de helado de nuez. Enseguida, detalla los síntomas que lo hicieron dudar de padecer SARS-CoV-2 y después lo confirma con todo su pesar.

"Me empecé a sentir desganado y eso no me pasa a mí, siempre he sido muy activo. Luego me dio temperatura, me dolía el cuerpo, aunque no traía tos ni me dolía la garganta. De plano, llegó un momento en el que no podía levantarme de la cama; con ayuda, voy a hacerme la prueba y salgo positivo. Cuando veo el resultado, pensé que me daría leve la enfermedad y eso no fue así.

"Inmediatamente me dirigí con mi médico, Luis Rey González Parrilla. Me dio medicamentos para los primeros síntomas, sin embargo, no me los tomé como me los recetó porque así soy con las medicinas, las tomó uno o dos días y luego las dejo, por ende todo se complicó. El 24 de diciembre ya estaba muy enfermo, pedí un tanque de oxígeno, mi saturación de oxígeno llegó hasta 60. Me dio neumonía. A nadie le deseo lo que yo viví", relata.

Momentos de angustia vivía el artista. Pasaban los días, las semanas, los meses y no lograba recuperarse. Cuenta que ir al baño a realizar sus necesidades fisiológicas era un calvario que prefería evitar por miedo a que su saturación bajara más, además de que para hacerlo debía moverse no con un tanque de oxígeno, sino con dos.

"También me atendía el doctor Tomás Galván. Mi familia y él me veían bien enfermo, pero no me lo decían para que no me deprimiera más. Duré 20 días sin comer, perdí el olfato y el gusto; llegaron a alimentarme de manera intravenosa con suero vitaminado. Bajé 20 kilos, cuando vi mis piernas me asustaba, estaban totalmente delgadas", expresa.

NO ERA EL MOMENTO DE PARTIR

Mientras una familia se acerca al kiosco a pedir helado veían fijamente a Dimas, él reafirma sus creencias y considera que Dios no se lo llevó porque todavía no era su momento de partir de este mundo.

"Gracias al poder cristiano me repuse. Nunca tuve miedo a morir, yo hablaba con Dios y le decía, 'no tengo miedo a morirme señor', aunque sí aceptó que una vez me deprimí y lloré y le dije a Dios 'Porque me tumbas a mí tres meses, mientras que otros se enfermaron y rápido salieron', luego hice las cuentas de mi vida y comprendí que Dios, por ahora, no me iba a llevar", dice.

Durante el tiempo que estuvo enfermo, Dimas recibía mensajes de apoyo de fanáticos y su familia cercana, sin embargo, comenta entre lágrimas que ciertos parientes le dieron la espalda cuando más lo necesitaba.

"¿Saben qué me dolió mucho?, que amigos y familiares que ayudé, que estimo y que me quité la camisa por ellos no los vi, ni un saludo ni nada me dieron. Eso me pegó bien y bonito, pero bueno no soy rencoroso, lo que sí hice es componerles una canción que más o menos dirá, 'en la peda todos y en el pedo pocos'.

"Todo esto se compensó con otras personas que sí estuvieron echándome porras; es más, un amigo de nombre José Luis Jiménez, que tengo poco de conocer, tres veces por semana me llevaba pan, yo no lo veía, sin embargo, ahí me lo dejaba".

Después de esta experiencia, menciona Dimas, que no tiene ni la menor duda que debía pasarla porque le enseñó a valorar la vida y a darse cuenta de quienes son realmente los individuos que lo aprecian.

"Ha sido una experiencia de vida muy bonita que me enseñó bastantes cosas. Aprendí a valorar situaciones como el estar hoy aquí una vez más en la Alameda Zaragoza comiéndome este rico cuadro de nieve. Reafirmé la amistad de muchas personas y me di cuenta de quiénes no son realmente mis amigos".

LOS CHICOS Y SUS 25 AÑOS

Dimas Maciel se encuentra bien de salud, se sigue cuidando y ahora se ha enfocado a retomar su labor en Chicos de Barrio, agrupación que está celebrando 25 años de trayectoria y que, sin duda, es la corona de su vida personal y profesional.

"Estamos celebrando las bodas de plata del grupo. Ya tenemos la agenda llena hasta agosto gracias a Dios. Nos dieron la VISA sin ningún problema. Tenemos un representante en Houston que nos está impulsando bastante. Estamos alistando un disco que tendrá 70 rolas, sé que la gente lo está esperando, ya estamos en eso", externa.

Hace unos meses, una foto de Dimas, Susana y Yiyo se volvió viral. Algunos fans pensaron que se trataba de un indicio de un posible reencuentro. Dimas comenta que no será así, aunque deja entrever que todo puede pasar.

"Esto es un negocio, no es nada personal con nadie. Aprecio a Yiyo y a Susana, no puedo odiarlos ni les guardo resentimientos. A mí se me gustaría un reencuentro y más si deja billetes, pero lo veo complicado por el trabajo de Yiyo con su proyecto de CumbiaToms, por mi trabajo y porque creo que Susana podría lanzar un disco con banda, ella tiene una gran voz que todavía puede explotar".

La charla termina, los rayos del sol seguía imperando y Dimas Maciel, "El Gavilán", tenía que irse a cenar con su esposa Claudia. Antes de partir saludó a fans que se encontraban alrededor del kiosco viendo la charla.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...