Vuelve pandemia a poner a Bolsonaro en rumbo de colisión con el Supremo, El Siglo de Torreón
07 de mayo de 2021. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Vuelve pandemia a poner a Bolsonaro en rumbo de colisión con el Supremo

Acusó a la Justicia de Brasil de sumarse al 'activismo político' contra su Gobierno

EFE
BRASILIA, BRASIL, viernes 09 de abril 2021, actualizada 12:07 pm

Enlace copiado

Dos fallos de la Corte Suprema de Brasil sobre la pandemia de coronavirus han puesto al tribunal en rumbo de colisión con el presidente Jair Bolsonaro, que este viernes acusó a la Justicia de sumarse al "activismo político" contra su Gobierno.

 

Una de las decisiones respaldó la inclusión de iglesias entre los "servicios no esenciales" que pueden ser cerrados temporalmente para contener el avance de la pandemia, y la otra, mucho más delicada en términos políticos, ordenó al Senado abrir una investigación sobre supuestas omisiones del Gobierno en el combate a la COVID-19.

 

En el primer caso, fue afectada directamente parte de la base de apoyo al líder de la ultraderecha, formada por iglesias evangelistas que pretendían mantener sus cultos presenciales aún en la peor fase de una pandemia que en el país ya deja más de 345,000 muertos, con registros superiores a los 4,000 decesos diarios.

 

En el segundo, la decisión supone que el Senado deberá instalar una comisión para investigar la crisis sanitaria, con poderes de convocar ministros y autoridades a prestar explicaciones sobre una gestión que grupos de oposición llegan a calificar de "genocida".

 

En ambos casos, las sentencias reavivan un conflicto de poderes que se arrastra desde hace un año y había tenido su peor momento en mayo del año pasado, cuando Bolsonaro alentó a sus partidarios a promover manifestaciones en la que se pedía una "intervención militar" para "cerrar" tanto el tribunal constitucional como el Parlamento.

 

En aquel momento, el bolsonarismo tomó las calles para protestar por las medidas restrictivas que gobernadores y alcaldes adoptaron, con apoyo del Congreso y la Corte Suprema, para intentar atajar a un virus que hoy sigue totalmente descontrolado en el país.

 

LA DURA REACCIÓN DE BOLSONARO

 

El mandatario respondió en forma dura y directa a la decisión del magistrado Luis Barroso, que atendió una demanda de 32 senadores que desde febrero pasado pretendían instalar la comisión investigadora y que, pese a cumplir con todos los requisitos legales, era negada por el jefe de la Cámara Alta, Rodrigo Pacheco, alineado con Bolsonaro.

 

Pacheco, tras el fallo de Barroso, dijo que aún cuando considera que la decisión está "equivocada", se cumplirá y que la comisión será instalada la semana próxima, pese al riesgo político que ello implica para el Gobierno.

 

Bolsonaro condenó que esa comisión no sea "para investigar desvíos de recursos de gobernadores o algunos alcaldes", a los que acusa de corrupción con la pandemia, sino para "investigar omisiones del Gobierno" que, en su opinión, no existen.

 

"No es lo que Brasil precisa en este momento crítico de la pandemia, con personas muriendo", declaró Bolsonaro, quien desde el inicio de la crisis sanitaria negó su gravedad, rechazó toda medida restrictiva y llegó a tildar al virus de "gripecita" y de "maricas" a quienes defendían suspender las actividades económicas.

 

También acusó a Barroso y a la "izquierda" de querer "desgastar al Gobierno" y sostuvo que el juez no tiene "coraje moral" para ordenar que tramiten en el Senado diversos pedidos de destitución contra cuatro de los once miembros del Supremo, promovidos por el propio bolsonarismo.

 

La corte respondió a través de una breve nota oficial, en la cual señaló que sus magistrados "toman decisiones según la Constitución" y "el estado democrático de derecho" y que las disconformidades que pueda haber con sus fallos deben ser manifestadas mediante recursos judiciales, a fin de "contribuir al espíritu republicano".

 

La investigación parlamentaria puede poner en serios aprietos al Gobierno, pues apuntará a esclarecer denuncias sobre la gestión de la pandemia, que van desde insuficientes compras de material médico y oxígeno hasta el uso en la red sanitaria pública de medicinas de dudoso efecto contra COVID promovidas por Bolsonaro.

 

Esos asuntos ya son investigados por los tribunales, pero la comisión los examinará desde un punto de vista político, que puede servir de caja de resonancia y arañar más la imagen del presidente, cuya popularidad está en caída precisamente por la forma en que ha enfrentado la pandemia.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...