Familia demandará a parque acuático, El Siglo de Torreón
13 de abril de 2021. notifications
menu desktop_windows
La i Laguna

Familia demandará a parque acuático

Amenazan a padre de niño para que firme el perdón

LA I LAGUNA
viernes 02 de abril 2021, actualizada 12:59 pm


Enlace copiado

Tras sufrir la pérdida de su hijo en un parque acuático de Quintana Roo, el cardiólogo duranguense Miguel Ángel Luna Calvo, fue amenazado por las autoridades de la Fiscalía de aquel estado del sur para que firmara el perdón al Grupo Xcaret, de lo contrario, no le entregarían el cuerpo de su hijo.

En el sepelio de Leonardo, su padre prometió, ante el féretro de su hijo, que haría todo lo posible para que ninguna otra familia volviera a vivir la tragedia que ellos vivieron, razón por la que ha iniciado los trámites para interponer una denuncia penal y civil.

Todo inició el 27 de marzo, cuando el cardiólogo, su esposa y sus cuatro hijos, entre ellos Leo, acudieron al parque acuático Xenses, propiedad del grupo Xcaret en Quintana Roo, donde se encontraban de vacaciones.

Luna Calvo, en su calidad de médico y por su trabajo, se contagió de COVID-19 en enero pasado, y para cuando supo que tenía el virus, ya había contagiado a sus hijos y a su esposa. Los seis padecieron del virus y él se lamentaba haber contagiado a los demás, por lo que les prometió que, si salían todos con bien de esa enfermedad, los llevaría de vacaciones.

Y así fue, antes de partir a Quintana Roo, los seis se hicieron las pruebas y resultaron con suficientes anticuerpos del virus, por lo que la familia se fue a de vacaciones y el sábado acudieron al parque acuático Xenses.

Alrededor de las cuatro de la tarde, la familia entró al río salado dentro del parque, cuando de pronto Leo fue jalado a una especie de hoyo que lo succionó.

Luna Calvo señaló que la pierna de su hijo fue succionada por el sistema de filtración del río que estaba abierta.

Él también fue jalado cuando se acercó para tratar de ayudar a su hijo, pero ello no impidió que intentara sacar al menor, pero no lo pudo hacer en el momento.

Pasaron varios minutos y el cardiólogo, en compañía de otros vacacionistas, logró sacar a su hijo de la trampa que lo estaba succionando.

Para cuando llegó el personal del parque a brindar ayuda, el cardiólogo solicitó un respirador al personal mientras él le estaba dando respiración de boca a boca, y varios minutos después, llegó la ambulancia, pero, dijo el galeno, llegó sin oxígeno.

"El personal del parque y de la ambulancia no tienen noción de qué son los primeros auxilios", dijo.

Incluso, recordó que no los trasladaron en una ambulancia de la Cruz Roja y no pudo recordar de dónde era.

La ambulancia los trasladó al hospital Amerimed, donde a decir del Cardiólogo, su hijo necesitaba de un catéter, pero nadie se lo puso, incluso él se ofreció a ponérselo, pero no se lo permitieron.

Ante la desesperación porque no se hacía nada para salvar a su hijo, solicitó trasladarlo a la Ciudad de México vía ambulancia aérea, pero el personal médico del mismo hospital le puso varias trabas y al final no se lo permitieron, "me dio la impresión que no querían que mi hijo saliera de Quintana Roo", agregó.

Mientras tanto, Luna Calvo ya estaba en contacto con especialistas para una atención de emergencia, incluso, una especialista voló de Durango a Quintana Roo para tratar de atender al pequeño Leo en el hospital de donde no lo dejaban salir.

Lamentablemente, falleció poco antes de las 12 horas del domingo 28 de marzo, cuando ya especialistas estaban en camino.

Si hasta ahí lo vivido por la familia ya era una tragedia, las cosas se pusieron todavía peores en los trámites para que les entregaran el cuerpo de Leo.

De entrada, Luna Calvo dijo que él quiso activar la cobertura de sus dos seguros médicos, uno con American Express y el otro con la aseguradora AXA, pero el personal del hospital Amerimed no se lo permitió y cuando quiso pagar la cuenta, le dijo que ya todo estaba pagado.

Y para que les entregaran el cuerpo, fue un calvario, según platicó el propio Luna Calvo.

Reconoció que la familia no quiso que se le practicara la necropsia de ley porque su esposa le pidió que le devolvieran completo el cuerpo.

No les querían entregar el certificado de defunción y los fueron intimidando psicológicamente a él y a su esposa, que ya de por sí estaban viviendo la pérdida de su hijo.

"Creo que era el vicefiscal o fiscal, no lo sé, pero se apellida Villarreal (José Carlos, me dijo que si no firmaba el perdón para el parque, no me darían el cuerpo de mi hijo", narró.

EMPLEADO. Dijo que ya había ocurrido un caso similar.

Sin denuncia

El padre del menor fallecido reconoció que no presentó denuncia en Quintana Roo porque su esposa le pidió que ya no lo hiciera; ella quería regresarse a Durango.

Abogados

El médico cardiólogo dijo que ya contactó a unos abogados para interponer una demanda penal y civil en contra del parque Xenses y Xcaret por lo que sucedió.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...