Ahorita apenas sale pa los frijoles y pa'l chilito: caprinocultor maderense, El Siglo de Torreón
18 de abril de 2021. notifications
menu desktop_windows
Regionales

Ahorita apenas sale pa los frijoles y pa'l chilito: caprinocultor maderense

Desde hace más de 30 años Cirilo Contreras se dedica a la caprinocultura

MARY VÁZQUEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
FRANCISCO I. MADERO, COAHUILA, lunes 08 de marzo 2021, actualizada 5:00 pm

Enlace copiado

"De aquí estoy chiviando, aunque ahorita apenas sale pa los frijoles, pa'l chilito", son las palabras de Cirilo Contreras, un hombre de 67 años que vive en el ejido Alamito de Francisco I. Madero y que por ahora registra baja producción de leche debido a que una buena parte de las chivas que tiene están preñadas.

Desde hace más de 30 años el señor se dedica a la caprinocultura de traspatio y desde entonces, a diario saca a sus animales al monte para alimentarlas, lo que le implica largas jornadas de trabajo, pues empieza después de las 8 de la mañana y termina alrededor de las 6 de la tarde, dependiendo de la vegetación tenga el predio que localice.

"Si hay bastante zacate allí acabo, si no, hay que andarse moviendo de un lado a otro. Yo saco mis animales todos los días desde las ocho y media o nueve de la mañana y paro a las cinco o seis de la tarde y doy toda la vuelta buscando que coman".

Dice que tiene 80 cabras, pero poco menos de 40 están preñadas, es por eso que últimamente solo obtiene de 17 a 20 litros de leche por día, los cuales le compran en 7 pesos el litro y la entrega a una empresa de Gómez Palacio.

El señor se encontraba pastoreando su ganado a la orilla de la carretera federal Torreón-San Pedro y a muy pocos metros de donde él se encontraba vigilando a los animales, debajo de un mezquite tenía amarrado un viejo caballo, que al igual que las cabras se alimentaba de la hierba que crece a las orillas de las parcelas. En la moldura hay un morral donde el hombre guarda el lonche que le puso su esposa, junto con una botella con agua.

Al preguntarle que si la ganadería de traspatio le reditúa, el señor no duda en decir que sí, pues aseguró que es muy poco lo que le invierte, aunque reconoce que le representa muchas horas expuesto a las condiciones climatológicas extremas, principalmente en la temporada de calor.

"Se le invierte poco, porque uno les anda buscando el alimento en el monte, porque de otra forma ¿de dónde voy a agarrar para estarlas alimentando?, las puedo tener en mi casa, en el corral, pero hay que comprarles pastura, pero luego pos no me queda ni pa' chiviar".

Don Cirilo cuenta que el dinero que obtiene es para sostenerse él y su esposa, pero reitera que son como 30 años que lleva de "chivero" y de esa actividad logró sacar adelante a sus hijos.

En relación a los apoyos que pudiera obtener de alguna institución gubernamental, el señor dijo que recientemente se les informó por parte del Municipio sobre un programa que se manejan a nivel federal o estatal de un financiamiento para la compra de sementales; el productor cubre el 50 % del costo del animal, el cual oscila en los 6 a 8 mil pesos, pero en su caso no lo ve viable, ya que se trata de ganado de "raza", el cual está acostumbrado a permanecer en el corral, lo que le implica un gasto en pastura, además de cubrir un examen que se les realiza para detectar enfermedades.

"Yo prefiero traer mis animales aquí en el monte porque estos ya están sangrados (que ya se les hizo el examen detectar enfermedades) y los que están dando de registro, de ese apoyo que dicen, no están impuestos a andar en el campo, tienen que estar en el corral y echarles la hembra y nos sale más caro, porque nosotros estamos impuestos a sacar a los animales a la labor".

Finalmente, don Cirilo dijo que mientras "Dios le preste vida" seguirá con sus chivitas, pues si bien hay temporadas buenas y malas, al menos sigue obteniendo un ingreso; además, cuando las cabras ya no son productivas, tiene la opción de venderlas para el consumo de la carne o bien los cabritos que se venden en noviembre y diciembre, ya que en esas fechas los pagan entre 700 y 800 pesos, y aunque en otras temporadas se los compran a la mitad, sigue saliendo "pa' la comida".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...