La afición vuelve a festejar en el Corona, El Siglo de Torreón
18 de abril de 2021. notifications
menu desktop_windows
Deportes

La afición vuelve a festejar en el Corona

Después de poco más de un año se volvió a escuchar la algarabía

CRISTIAN PADILLA / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAHUILA, lunes 08 de marzo 2021, actualizada 7:46 am

Enlace copiado

Tuvieron que pasar 372 días para que el Estadio Corona volviera a tener "vida" propia y que los aficionados volvieran a disfrutar un partido del club de sus amores, Santos Laguna, en las tribunas de la "Casa del Dolor Ajeno".

Fue en ese último partido de la jornada 8 del Clausura 2020 ante los Rojinegros del Atlas cuando los albiverdes escucharon de viva voz el grito de guerra en el graderío, ayer después de poco más de un año se volvió a escuchar la algarabía y el grito de Santos, Santos, mientras el aficionado de corazón sentía la piel chinita de emoción.

Parecía un domingo cualquiera en La Laguna, sin embargo marcaba el posible regreso definitivo de la afición a los partidos de los Guerreros. Mucho dependerá del comportamiento de la afición (en general bueno) y sobre todo los reportes de contagios en los próximos 15 días, para saber si la afición regresa para ver el Santos contra León del 21 de marzo.

La llegada al estadio por la autopista Torreón - San Pedro y la antigua carretera, mostraba afluencia normal de automóviles como cualquier domingo a escasos 60 minutos del silbatazo inicial. A la llegada al inmueble, el primer filtro sanitario se encontraba en las rejas de los estacionamientos, donde personal médico medía la temperatura, aplicaba gel antibacterial en las manos, además de checar que todos los aficionados ingresaran con cubrebocas puesto y boleto digital o presencial en la mano.

La llegada al estadio enmarcaba pasar por el segundo filtro, una vez más la toma de la temperatura corporal y el acceso a las tribunas. Fue hasta minutos antes de las 19:00 horas cuando apenas lograron ver algunas manchas de aficionados ya instalados en las tribunas, más en la zona oriente que presentaba el precio más bajo en el costo del boleto.

Comenzó el encuentro y fue el conjunto local que con el transcurrir de los minutos se fue adueñando poco a poco de las acciones, lo que comenzó a despertar los gritos y emociones de los aficionados que coreaban o reprobaban cada una de las acciones en el terreno de juego. Al minuto 35 llegó el primer trago amargo al ver como Andrés Ibargüen se perdía de la primera anotación. Apenas dos minutos después Santiago Muñóz hizo explotar el grito de gol que por más de un año estuvo ahogado en las gargantas de los hinchas santistas.

En las tribunas el orden permaneció de la mejor manera, casi en su totalidad los aficionados portaban su cubrebocas, quien no lo portaba de momento era por dar el sorbo a su bebida o algunos de los alimentos que también debidamente se vendieron con sus protocolos correspondientes.

Fueron pocas las llamadas atención del personal de seguridad privada del evento, para personas que no portaban de manera normal el cubrebocas, o para algunos que disfrutaban de un cigarrillo, pues estaba estrictamente prohibido fumar, a la primera era un llamado, si persistía significaba salir del inmueble. Un aficionado fue sacado del inmueble por no portar su cubrebocas.

Empezó el segundo tiempo y llegaron más emociones con un golazo de Juan Otero, el acercamiento de los Hidrorayos con el gol de López y al final el premio al esfuerzo para Fernando Gorriaran que firmó el 3-1.

Después del silbatazo final, los aficionados aplaudieron a su equipo, además el aplauso para un regreso ordenado en la Laguna al futbol.

Después del juego y bajo la supervisión del personal de seguridad, con la sana distancia y sin aglomeraciones, el estadio se fue desalojando poco a poco.

La cifra definitiva de aforo fue de 6,510 personas que ingresaron con boleto pagado, muy lejos del 40% pactado permitido (cerca de 12 mil aficionados).

Fotos

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...