Anya Taylor-Joy, la actriz que conquistó Netflix , El Siglo de Torreón
17 de abril de 2021. notifications
menu desktop_windows
Espectáculos

Anya Taylor-Joy, la actriz que conquistó Netflix 

La argentina-americana es reconocida por su talento camaleónico

DANIELA DENA / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, martes 02 de marzo 2021, actualizada 1:40 pm

Enlace copiado

El nombre de Anya Taylor-Joy se hizo presente en repetidas ocasiones durante todo el año 2020, dadas sus apariciones en cintas como The New Mutants, Emma, y la aclamada serie de Netflix, ahora nombrada como la producción de esta plataforma con mayor alcance en la historia, The Queen's Gambit. 

Si bien la actriz y modelo ya había protagonizado grandes films anteriormente como Split y The Witch, fue esta serie lo que la llevó a conquistar el streaming, y con ello, que el mundo reconozca su nombre en cualquier lugar. 

¿Quién es Anya?

Nacida en Miami, Florida, Anya Taylor-Joy es una actriz y modelo de origen argentino-británico. Llegó a Latinoamérica siendo aun una recién nacida, razón por la que habla un perfecto español. Una vez más, su familia decidió mudarse a London cuando la pequeña Anya tenía seis años, y ella misma ha contado en más de una ocasión el choque cultural que esto supuso para ella, incluso se negó a aprender inglés durante dos años luego de la mudanza, hasta que llegó a los ocho años. 

Con el paso del tiempo se fue adaptando a su nueva vida, y dada la descendencia que posee y los distintos sitios donde ha vivido, hoy en día es una de las actrices con mayor reconocimiento debido a la gran cantidad de acentos que logra imitar a la perfección, desde el argentino, pasando por un limpio acento británico y norteamericano según lo requiera su papel. 

Del bullying al estrellato 

Taylor-Joy ha contado en repetidas ocasiones que llegó a sufrir bullying por parte de sus compañeros de escuela que se burlaban de ciertos rasgos de su cara, los mismo que cautivaron a la agencia de modelaje por medio de la cual se crearía el contacto con un agente de actores, con el que más tarde firmaría un contrato. 

Si bien el comienzo de su carrera tuvo lugar con su aparición en Atlantis, serie de la BBC, y más tarde en la cinta Vampire Academy, el papel que la puso en el radar de los cinéfilos fue el de Thomasin, en la película The Witch, una película de terror sobrenatural de época que cuenta con una gran cantidad de seguidores dado que se ha posicionado como una de las mejores películas de terror de la década. 

Poco después, en el año 2016 aparecería en el film Split, como la joven Casey Cook, personaje que volvería a interpretar en Glass, ambas películas protagonizadas por el actor James Mcavoy. 

Sumado a esto, se ganó el respeto de la industria dado que se trata de una actriz en constante movimiento y de esencia camaleónica, con apariciones en series como la aclamada Peaky Blinders. 

Reconocimiento mundial 

En el año 2020 se estrenó la serie original de Netflix The Queen's Gambit, protagonizada por Anya en el papel de "Beth Harmon", una joven prodigio en el ajedrez que consigue el reconocimiento por este talento en una época en la que las mujeres no formaban parte de dicho grupo de intelectuales, y con ello vienen una serie de eventos que dejan en evidencia el precio de la fama.

Anya fue recientemente galardonada como la mejor actriz en una mini serie por parte de los premios Golden Globes, mientras que la serie ganó el mismo reconocimiento en dicha categoría. Sin embargo, esto es algo que tanto críticos, cibernautas y cinéfilos venían venir desde hace meses, cuando en más de una ocasión se destacó la magistral actuación de la actriz al dar vida al personaje de "Beth". 

La capacidad de Anya para adaptarse a cualquiera que sea la necesidad de su personaje, incluso un cambio de acento hasta trasladarse a un contexto con siglos de anterioridad, la cataloga como una joven promesa de la actuación, que seguramente estará presente con gran fuerza en los próximos años.  

La musa de muchos 

Anya Taylor-Joy se ha vuelto la "musa" de muchos directores y directoras que buscan poner en pantalla a una actriz que sobresalga tanto por su talento, como por una apariencia única e inconfundible. No es casualidad que en repetidas ocasiones haya aparecido como protagonista en cintas de época, donde su belleza clásica y singular sale a relucir junto a los dotes de actuación que su experiencia de vida le ha ayudado a forjar. 

Recientemente protagonizó la cinta Emma, basada en la novela homónima de la escritora Jane Austin, además de ser haber cautivado a los cinéfilos con su aparición en The New Mutants, que si bien no fue muy bien recibida por el público, la interpretación de Taylor-Joy no deja nada que desear, aunado al parecido extremo con el personaje, "Magik", dentro del cómic. 

Otro de los directores que ha hablado sobre el increíble talento de la actriz es Edgar Wright, con el cual trabajó en el film próximo a estrenarse, Last Night in Soh. 

Y, aunque muchos se han visto envueltos en los encantos de Anya, hay otros quienes simplemente decidieron que no era lo que buscaban, como sucedió con su primer rechazo para el film de Maléfica, donde adicionó para interpretar a la versión más joven de Angelina Jolie, incluso la misma actriz ha compartido en entrevistas lo duro que fuera para ella este golpe que la llevo al llanto por días. 

Ahora, consolidada como una de las mejores actrices del momento, se espera que este apenas sea al comienzo de una larga y fructífera carrera.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...